Platón: Las leyes, libro XII

El libro XII es el último de Las leyes. Establece algunas reglas generales sobre asuntos varios y dispersos, desde las denuncias por robo a los rituales funerarios. Son especialmente curiosas la prohibición del turismo y la pena de muerte para políticos corruptos.  Termina con unas aclaraciones sobre la Junta Nocturna, órgano supremo de poder cuya función principal es el control ideológico de la ciudad. No puedo evitar que esta figura de la Junta que sólo se reúne antes del alba traiga a mi memoria al Gran Hermano de Orwell. Las normas varias que dicta Platón respecto de la Administración del … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro XII

Platón: Las leyes, libro XI

Tras haber expuesto en los libros IX y X el código penal, Platón dedica el libro XI al código civil, encargado de regular las relaciones entre los habitantes de la ciudad. Destacan especialmente las normas relativas a la herencia y los matrimonios. En primer lugar, el ciudadano no tiene derecho a dejar sus bienes según sus preferencias y afectos. Serán las leyes las que establezcan quién debe heredar y por qué. Y, en segundo lugar, el destino de las huérfanas es ser entregadas en matrimonio a algún tío, primo, tío-abuelo… La elección libre de pareja es la última y menos … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro XI

Platón: Las Leyes, libro IX

En el libro IX Platón expone las leyes que constituyen el código penal de la ciudad. Es muy llamativa la discriminación legal que sufren esclavos y mujeres, cuyas vidas valen poco menos que nada. También sorprende la creencia en el peligro que suponen los fantasmas de los asesinados injustamente. Menos curiosa y muy farragosa es la argumentación dedicada a justificar el dogma ético socrático: “nadie es injusto voluntariamente“. En cualquier caso, creo que el párrafo esencial de este libro IX es aquel en el que Platón, casi sin venir a cuento, reconoce que el rey-filósofo propuesto en República no es … Continúa leyendo Platón: Las Leyes, libro IX

Platón: Las leyes, libro VI

Una vez que en los libros anteriores Platón ha avanzado algunas de las leyes de la ciudad, procede a plantear cómo ha de ser la elección de los magistrados o gobernantes. Unas leyes excelentes en manos ineptas no producirían siquiera risa sino “grandes daños y perjuicios” (751b). Entre los magistrados son especialmente importantes los guardianes de la ley, encargados de supervisar y vigilar a la ciudad entera. “Qué en lo posible no haya nada sin vigilancia” (760a), dice Platón. En su elección no cabe el sorteo, esa concesión a  los caprichos de la plebe que sí se utiliza con los … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro VI

Platón: Las leyes, libro IV

En el libro IV de Las leyes Platón empieza a diseñar su modelo ideal de Estado. Comienza con sus características geográficas y nos damos de frente con el primero de sus rasgos totalitarios. Platón, el gran filósofo, desea una ciudad aislada, justo lo opuesto al tipo de sociedad en que nació la filosofía, en las costas del mar Jónico. El mar y el comercio son siempre una mala influencia para la sociedad: En efecto, el mar cercano significa para una región el placer cotidiano, aunque, en realidad, es una vecindad muy desagradable y amarga, pues, al llenarla de tráfico y … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro IV