Platón: República, libro IV

El tema más conocido del libro IV es la división que hace Platón de las partes del alma. Además, Sócrates termina de proponer las normas que deben regir la vida de los guardianes en la ciudad ideal. El libro IV comienza con una objeción de Adimanto que se repetirá en términos parecidos en el libro VII: al obligar a los gobernantes a prescindir de cualquier tipo de propiedad privada parece que queramos hacer de ellos los más infelices. Sócrates le responde que el objetivo de fundar el Estado no es que una sola clase sea feliz sino que lo sea … Continúa leyendo Platón: República, libro IV

Platón: Las leyes, libro VI

Una vez que en los libros anteriores Platón ha avanzado algunas de las leyes de la ciudad, procede a plantear cómo ha de ser la elección de los magistrados o gobernantes. Unas leyes excelentes en manos ineptas no producirían siquiera risa sino “grandes daños y perjuicios” (751b). Entre los magistrados son especialmente importantes los guardianes de la ley, encargados de supervisar y vigilar a la ciudad entera. “Qué en lo posible no haya nada sin vigilancia” (760a), dice Platón. En su elección no cabe el sorteo, esa concesión a  los caprichos de la plebe que sí se utiliza con los … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro VI

Platón: Las leyes, libro IV

En el libro IV de Las leyes Platón empieza a diseñar su modelo ideal de Estado. Comienza con sus características geográficas y nos damos de frente con el primero de sus rasgos totalitarios. Platón, el gran filósofo, desea una ciudad aislada, justo lo opuesto al tipo de sociedad en que nació la filosofía, en las costas del mar Jónico. El mar y el comercio son siempre una mala influencia para la sociedad: En efecto, el mar cercano significa para una región el placer cotidiano, aunque, en realidad, es una vecindad muy desagradable y amarga, pues, al llenarla de tráfico y … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro IV

Platón: Las leyes, libro I

  Las leyes pertenece a los diálogos finales de Platón junto a Timeo, Critias y Político. Es un diálogo tan extenso como la República y ambos tienen como tema principal la política, es decir, proyectar cuál sería la mejor organización del Estado. El escenario dramático es la isla de Creta. Allí tres ancianos, uno ateniense, otro espartano, Megilo, y otro cretense, Clinias, van de peregrinación desde Cnosos hasta el Monte Ida, santuario dedicado a Zeus. Se supone que fue en el monte Ida donde Rea ocultó a Zeus de su padre Cronos para que no lo devorase como a sus … Continúa leyendo Platón: Las leyes, libro I

Platón: Timeo

Timeo es un diálogo atípico dentro de la producción platónica pues trata principalmente de Física, del estudio de la naturaleza, una materia a la que Platón es reacio pues de ella es imposible un saber verdadero. El personaje principal confiesa en varias ocasiones que su larguísima exposición acerca del origen del mundo y el ser humano no alcanza más allá de la mera verosimilitud.  Sin embargo, a lo largo de la obra hay una constante referencia a una supuesta doctrina no escrita, que complementaría lo dicho en el diálogo. Sobre este tema la aportación más reciente y debatida es el … Continúa leyendo Platón: Timeo