Cine

Godard: Film Socialisme (2010)

Jean-Luc Godard (París, 1930)

Jean-Luc Godard (París, 1930)

En 2010, a los 80 años, Jean-Luc Godard presentó Film Socialisme en el Festival de Cannes. Godard se inició en el cine en los años sesenta dentro de la nouvelle vaugue, corriente de la que también formaban parte François Truffaut y Éric Rohmer. A esa época pertenecen dos de sus obras maestras: À bout de souffle (Al final de la escapada, 1960) y Le Mépris (El desprecio, 1963). En los setenta subordinó el cine a la propaganda política maoísta. Una vez pasada la resaca de mayo del 68, volvió a la ficción. Recuerdo el escándalo que en los ochenta provocó su irregular e irreverente Je vous salue, Marie (Yo te saludo María, 1985). A lo largo de los años su cine no ha dejado de evolucionar: vanguardista, oracular, enigmático, hipnótico y, sobre todo, siempre al margen de las convenciones técnicas y formales.

Film socialisme se divide en tres partes. En la primera, “Ese tipo de cosas“, se compara a Europa con el crucero de lujo Costa Concordia. Casualmente el navío naufragó dos años después. En cualquier caso, en mi opinión, lo importante no es tanto el collage intelectual(oide) que forja Godard con los discursos entrecortados del filósofo Alain Badiou o de la cantante Patti Smith. Lo que más llamó mi atención era la distinción radical entre el afuera y el interior del crucero. La cámara enfoca un atardecer y la mar en calma pero los turistas prefieren estar encerrados en su peculiar caverna-discoteca, dando botes a oscuras al ritmo de una música distorsionada e insufrible. La realidad está afuera pero nos resulta totalmente extraña: es la caída del viejo sol de Occidente, la llegada de la noche, la promesa de un cambio. Sin embargo, vivimos ciegos dentro de la burbuja del navío donde sólo somos rebaño y todo se reduce a mercancía (hay algo profundamente irónico en ver a los camareros del barco siempre vestidos de etiqueta). Léase al respecto el divertido ensayo de David Foster Wallace, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer.

vlcsnap-2013-03-03-20h16m30s160

…el viejo sol… (F. Nietzsche, Crepúsculo de los Ídolos)

vlcsnap-2013-03-03-20h16m40s5

¿Crees que han visto de sí mismos, o unos de los otros, otra cosa que las sombras proyectadas… (Platón, República, libro VII)

En la segunda parte, “Nuestra Europa“, se plantea la cuestión crucial del destino de Occidente.

Una joven anónima, representante de la revolución digital, advierte de que el futuro pasa por este cambio irreversible en las fuerzas productivas, que tarde o temprano repercutirá en las relaciones de producción. A pesar de la resistencia de la burguesía se hará necesaria una redistribución de la propiedad. No hay más que ver la lucha global en torno al concepto de copyright. El propio Godard estrenó simultáneamente su película en los cines e internet. En este tipo de discurso Godard lleva a cabo una interpretación ortodoxa de la doctrina del materialismo histórico de Marx. Creíamos estar de vuelta de todo, especialmente de este tipo de metarrelatos, y aquí están de nuevo con toda su carga de utopía e ingenuidad.

vlcsnap-2013-03-03-20h46m07s19

Godard: Film Socialisme (2010)

vlcsnap-2013-03-03-20h46m24s181

Godard: Film Socialisme (2010)

vlcsnap-2013-03-03-20h46m30s239

Godard: Film Socialisme (2010)

Este es el mensaje con el que Godard concluye la película. No deja de resultar paradójico que ese mismo año la Academia de Cine le premiará con un Óscar honorífico a toda su carrera. Me da que pensar la debilidad de  la hipótesis de Godard comparada con la arrolladora facilidad con que la industria del entretenimiento y la publicidad pueden absorber tanto su mensaje como sus transgresiones formales.

vlcsnap-2013-03-03-20h30m01s80

Cuando la ley no es justa, la justicia pasa por delante de la ley.

La tercera y última parte de Film Socialisme lleva por título “Nuestras humanidades“: Consiste en una visita en imágenes a seis puertos emblemáticos: Egipto, Palestina, Odessa, Atenas, Nápoles y Barcelona. En cada uno de ellos se ha luchado y se continúa luchando por la libertad.

El caso palestino es fácil de analizar.

vlcsnap-2013-03-03-20h18m05s89

Godard: Film Socialisme (2010)

vlcsnap-2013-03-03-20h18m15s189

Godard: Film Socialisme (2010)

Sin embargo, el caso de Barcelona se presta a más lecturas. ¿Cómo interpretarías la sucesión de estos dos fotogramas?

vlcsnap-2013-03-03-20h26m16s96

Godard: Film Socialisme (2010). Las Meninas (Detalle)

Godard: Film Socialisme (2010)

Godard: Film Socialisme (2010). Barça (Detalle)

Ficha técnica

Cartel de Film Socialisme (Godard, 2010)

Cartel de Film Socialisme (Godard, 2010)

– Dirección: Jean-Luc Godard

– Producción: Ruth Waldburger

– Fotografía: Fabrice Aragno, Paul Grivas

– Estudio: Vega Film

– Distribución: Wild Bunch

 – Fecha de estreno17 de mayo de 2010 Festival de Cannes.

– Duración: 102 minutos

– País: Francia

– Idioma: Francés.

Categorías:Cine, Cine y Filosofía

Tagged as: , ,

5 replies »

  1. Hola Eugenio. Es un buen artículo.
    Sobre ésto de la distribución gratuita de la cultura: recordemos y tengamos presente que la línea de teléfono es casi un objeto de lujo, que acceder a la Red lleva consigo varias participaciones en el sistema capitalista: una computadora medianamente potente (400 euros) y unos 40 euros mensuales por la conexión. Yo nunca tuve acceso a la Red en los pisos que alquilé; recuerdo que iba mucho a la biblioteca (a los ordenadores), pero a la media hora tenía que dejar el sitio a otra persona.
    Sin embargo, pasé una época que iba al cine una o dos veces al mes, hasta que los precios subieron demasiado.
    Por otra parte, veo a los cruceros como otra forma más de los humanos de distinguirse y separarse en clases sociales (pudientes).
    Saludos.

    • Esa es una cuestión importante. Tenemos el ADSL más caro y de peor calidad de la UE.

      Los cruceros son muy clasistas. En el ensayo de Foster-Wallace que cito arriba se hace un diagnóstico implacable.

      El problema de la tesis de Godard es que implica una fe ciega en la parte del marxismo (la filosofía de la historia) más devaluada. Marx es útil como crítica de la economía política. Pero como profeta y hacedor de utopías es menos fiable.

      Saludos.

  2. El tema enlaza directamente con el deseo interior de muchos de creer fielmente un engaño y vivir en su interior sin querer mirar más allá de él. Recuerdo que a la actriz Audrey Hepburn un día le mostraron la realidad de Etiopía, ella, dolida por el engaño en el que había vivido, saltó hacia la verdad y no quiso saber más del mundo fantástico de los ricos de Hollywood, viajó a Etiopía y se hizo miembro de la Unicef, anduvo entre los más miserables del planeta Tierra. La Naturaleza la ´”recompensó” (castigó) con la enfermedad del cáncer. Que fuera la fatalidad, un Dios o lo que diablos sea, da igual, lo que estuvo muy mal fue ese final por haber salido de su caverna. En cualquier forma, el cáncer saca de su caverna a cualquier empedernido amante del engaño, como lo hace también con aquellos que viven en la verdad (o lo que se le parece). Hay una indiferencia total de la Vida por los justos o por los falsos. Todos parecen necesarios y todos parecen prescindibles.
    Saludos.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s