Diario de lecturas

Virginie Despentes: Vernon Subutex 1 (2016)

Virginie Despentes: Vernon Subutex. Volumen 1. Noemí Sobregués (tr.). Barcelona: Random House, 2016. 

Se han publicado ya el segundo y el tercer volumen de Vernon Subutex. Así que llego tarde.

En este vídeo (ediciones Grasset, enero de 2015) Despentes presenta con detenimiento el primer volumen. Una pena no saber francés.

Se cita como modelo La comedia humana de Balzac pero no la he leído así que…

Vernon Subutex llega después de varias novelas controvertidas y un vigoroso y polémico panfleto posfeminista: FóllamePerras sabias (1998), Lo bueno de verdad (2001) y Teoría King Kong (2009).

Subutex aspira a ser un amplio y variopinto fresco de la vida y la noche parisinas. Cada personaje le sirve para introducir alguna idea ya expuesta en su obra anterior: las paradojas del marxismo y las hipocresías del liberalismo, prostitución y feminismo, las cualidades estéticas de la música pop y las mentiras del cine de autor, las virtudes de la coca y los amores trans…

Voy a centrar la reseña en las reflexiones de Despentes sobre el porno. El feminismo está dividido respecto a la cuestión. Por un lado, el más clásico que lo valora negativamente porque reduce la mujer a un objeto. Por otro, el posfeminismo que ve en el porno una forma de liberación. Por ejemplo, Camille Paglia. Despentes está del lado de Paglia. En Teoría King Kong, considera que se ataca el porno porque ayuda a quitar el miedo a la sexualidad: ofrece sexo en un espacio seguro. Sin embargo, no le gusta el porno que se hace en la actualidad:

… son miradas y deseos de hombre en cuerpos de mujer. El varón medio se identifica con la actriz porno, en el fondo “ellos quieren verse follando entre ellos, mirarse las pollas los unos a los otros, empalmarse juntos, diremos que tienen ganas de metérsela entre ellos por el culo. Diremos que de lo que tienen ganas, realmente, es de follar entre ellos.”

En Vernon Subutex uno de los personajes centrales es Pamela Kant, como el filósofo ilustrado. Actriz porno retirada, su postura respecto al porno es la propia de un filósofo del Siglo de las Luces: su propuesta es escribir un manual de educación para niños sobre el porno. No lo dice del todo en un tono de boutade. Eso es lo inquietante.

Prepara el té verde, un ritual, y luego abre el Jägermeister y lía los primeros porros -se montan una tarde cuido mi cuerpo. Pamela Kant habla de su último proyecto genial: escribir un libro para niños, un manual de educación sobre el porno. Como lo consumen en internet antes de saber leer, le parece razonable explicarles qué es.

— Es verdad, ¿no?, no puedes bajarte una serie en streaming sin ver a una tía chupando pollas, habrá que hablarles del tema, ¿no tengo razón? Para las ilustraciones habrá que pensar en algo bonito…

— Pero ¿qué vas a explicarles exactamente?

— Pienso en empezar con una breve historia, los años setenta, la censura estatal, los años ochenta, el vídeo, los años noventa, las cámaras pequeñas… hasta internet. Así, por ejemplo, les damos algunos títulos de clásicos, que puedan empezar por películas algo soft… y luego me gustaría explicarles cómo se filma una escena, cómo se maquillan, cuánta gente hay en el plato… Desdramatizar, vaya. (p. 146)

Sobre las diferencias entre prostitución y pornografía cito un párrafo más:

Satana dejó de rodar, decían que se había metido en salones privados. Es decir, que aprovechaba su fama para hacer pases a precios supercaros. Piensen lo que piensen los aficionados, ser prostituta no es lo mismo que ser estrella del porno. Si eres actriz, te ocupas de la cámara, de la luz y de tu posición, tu compañero no tiene la menor importancia. Cuando te prostituyes, eres una domadora. Tienes que conocer al animal, anticipar sus reacciones y saber llevarlo donde quieres. Si dejas de dominarlo, al menor error te arranca un brazo. A Satana le gustaban las fieras, no le daban miedo. En cambio a Pamela no terminan de interesarle los hombres. Se rebajan con demasiada facilidad. No conoce a ninguno incorruptible. Los desprecia, no por vicio, sino porque se comportan como borregos. Nunca ha entendido que a una mujer de la belleza de Satana siguieran apasionándole. Pero debió de dar un mal paso -se suicidó relativamente joven. (p. 155)

Mi juicio sobre Subutex no es demasiado bueno. Prefiero a la Despentes ensayista con sus ideas atrevidas o los monólogos de sus personajes desquiciados.  De todos modos, me apunto al segundo volumen.

2 replies »

  1. Me adentraré en su libro más reconocido: Teoría King Kong. A ver que tal es la otra enfant terrible, junto a Houellebecq, de la literatura francesa actual.

    Un saludo!

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s