Cine

Hytner: The History Boys (2006). II Ciclo de Filosofía y Cine.

history boysEl viernes 25 de enero de 2013 a las 17.00 el Departamento de Filosofía del IES Valle del Jerte proyectará en la biblioteca del centro la película The History Boys (Hytner, 2006). A continuación, como es habitual, tendremos un pequeño debate.

Invitados alumnos y profes. 🙂

Observaciones filosóficas de Eugenio Sánchez Bravo.

Adaptación de la exitosa obra de teatro de Alan Bennet, estrenada en 2004 en el Lyttelton Theatre de Londres. Cuenta cómo un grupo de estudiantes aventajados prepara sus exámenes de ingreso en las Universidades más prestigiosas del Reino Unido. El argumento gira en torno al profesor Héctor, una actualización muy lograda del maestro Sócrates. Así, los temas habituales en los diálogos de Platón están muy presentes. Por ejemplo, la oposición entre el conocimiento verdadero y el que es sólo aparente, sofístico y “útil para los exámenes”, o el modo en que Héctor explica a su alumno preferido la reminiscencia o anámnesis platónica, el secreto del verdadero  aprendizaje.

Los devaneos homosexuales del personaje interpretado por Robert Griffiths le cuestan el puesto de trabajo. La alusión a la importancia del eros platónico en el proceso del conocimiento es constante. Decía Platón que el amor es filósofo. Saber y eros son inseparables a lo largo de la película. Evidentemente la orientación sexual de Héctor, habitual en la antigua Grecia, provoca en el director del centro un profundo desprecio. ¿Cuál es tu opinión?

The History Boys es una digna actualización de los tópicos platónicos acerca de la educación (paideia). Además, tiene el mérito de situarse por encima de lo políticamente correcto en aquellos temas que pudieran resultar más polémicos.

Por último, ¿cómo no verse reflejado, en tanto profesor, en el llanto de Héctor después de haber dedicado su vida entera a la enseñanza?

Ficha técnica

The_History_Boys_(film)

Director: Nicholas Hytner

– Producción: Damian Jones, Kevin Loader, Nicholas Hytner, James Lombard

– Guión: Alan Bennett, sobre una obra teatral del mismo autor.

– Intérpretes: Richard Griffiths, Clive Merrison, Frances de la Tour, Stephen Campbell Moore, Samuel Anderson, Samuel Barnett, Dominic Cooper, James Corden, Sacha Dhawan, Andrew Knott, Jamie Parker, Russell Tovey

– Música: George Fenton

– Producción: BBC Two Films, DNA Films, UK Film Council

– Distribuidora: Fox Searchlight Pictures

– Fecha de estreno: 13 de octubre de 2006

– Duración: 104 minutos

– País:  Reino Unido

Categorías:Cine, Cine y Filosofía

Tagged as: , ,

7 replies »

  1. Hola. Este es un buen ejemplo de lo bueno que es revisar ciertas interesantes películas. Se pulen ideas y se añade un conocimiento que ayuda a comparar nuestras vidas con las de otros. Siempre estoy agradecido a quien recuerda el buen cine y la buena literatura, tanto como cuando nos advierte de las malas obras, 😉
    Una de las razones por las que jamás estudiaría para profesor es la de verme como ese Héctor de Hystory Boys, preferiría acarrear estiércol en Luisiana.
    Saludos. A ver si alguien se anima a comentar la cinta.

    Me gusta

  2. Hola Eugenio. Me gustaría hacerte una pregunta: ¿cuál es la mejor edad para que el hombre aprenda? Pienso que alguien optimista podría contestar que cualquier edad es buena para aprender, pero, por lo que me rodea, me he dado cuenta de que: los que se acercan a la ancianidad y los que ya están en ella no quieren aprender, no les gusta escuchar, ellos quieren hablar y contar sus experiencias (cuando son comunicativos, claro); los que están en edad madura se dedican a criar a los hijos, a trabajar y a batallar por la vida; los adolescentes piensan que ya saben lo que tendrían que saber y que con un poco de sentido común se pueden manejar en la vida (vamos, que la mayoría pasa de los estudios); los que me quedan, los más pequeños, están abiertos a la cuestión de aprender, pero todavía no les entra Kierkegaard.
    O sea, que ahí te dejo la pregunta, para pasar el rato. Es broma. Sé que estás muy ocupado. Un abrazo.

    Me gusta

    • Hola ente, en este aspecto, como en tantos otros, me fío de Platón. El amor es la mayor fuerza de la naturaleza: los animales arriesgan su vida o viajan miles de kilómetros ni se sabe cómo para dejar descendencia. El amor al saber tiene tanto o más vigor sólo que no se trata de engendrar hijos biológicos sino Ideas o de ayudar a los demás a parir las suyas propias. El día que ese impulso se apague en mí (todo caduca) ya no seré yo sino otro. Entonces no es cuestión de edad sino, como decía el jovencito al final de The Road, de estar dispuesto a “llevar el fuego”.

      Abrazos.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s