Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

Abrir puertas a la filosofía desde la literatura, el cine, el arte, la música, la televisión, la ciencia…

Penn: Into the wild (Hacia rutas salvajes, 2007)

Fotograma de Into the wild (Sean Penn, Hacia rutas salvajes, 2007)

Hacía tiempo que quería dedicar una entrada a esta película de Sean Penn. La habían recomendado en este blog los amigos “ente” y “Paula”. Los trabajos de Sean Penn como director son escasos pero muy interesantes. Pienso, por ejemplo, en The pledge (El juramento, 2001) o The crossing guard (Cruzando la oscuridad, 1996). Into the wild (Hacia rutas salvajes, 2007) es la última de sus películas.

Tomando como punto de partida el diario de Christopher Johnson McCandless (1968-1992), Jon Krakauer publicó la historia de este aventurero con el título Into the wild (1996) En su libro está basado el guión de Sean Penn.

La cinta narra la historia del joven McCandless que, tras graduarse en la Universidad de Emory en Antropología e Historia, decidió dejar atrás un hogar roto y una sociedad vacía, materialista, corrupta y consumista para buscar una Verdad más auténtica en la soledad de la Naturaleza. Este mito romántico que sustituye a Dios por la Naturaleza tuvo su origen en el filósofo ilustrado Jean Jacques Rousseau y una brillante continuación en el Walden de Henry David Thoreau. Así lo explica el protagonista:

Además de admirar a Thoreau, el joven McCandless siente veneración por Jack London, novelista de principios del s. XX  que convirtió a la Naturaleza salvaje en el único lugar donde todavía era posible una vida humana auténtica. La influencia de su novela The call of the wild (La llamada de lo salvaje, 1903) hace que la inhóspita Alaska se convierta para McCandless en el territorio mítico donde buscar la Verdad. Es a través de London como se siente la sombra de Nietzsche en las ideas del protagonista.

Sin embargo, una vez allí no tarda en darse cuenta de la falsedad del mito de una Naturaleza benévola creado por Rousseau. Como ya advertía Schopenhauer la Naturaleza no está hecha para el hombre, sino que, al contrario, es cruel y amoral.

Finalmente la lectura de Tolstoi reconcilia a McCandless con la humanidad, con el prójimo, y decide abandonar la soledad de la tundra. La felicidad no tiene sentido si no es compartida, concluye el protagonista. O como ya decía Aristóteles, el ser humano es social por naturaleza.

Ficha técnica

Cartel de Into the Wild (Sean Penn, 2007)

- Título: Hacia rutas salvajes

- Dirección: Sean Penn

- Fotografía: Eric Gautier. (Espléndida fotografía pero, en mi opinión, abusa en demasía de la cámara lenta)

- Producción: Sean Penn, Art Linson

- Guion: Sean Penn (Libro: Jon Krakauer)

- Música: Eddie Vedder

- Reparto: Emile Hirsch, William Hurt, Marcia Gay Harden, Catherine Keener, Hal Holbrook, Kristen Stewart, Vince Vaughn, Jena Malone.

- País(es): Estados Unidos

- Año: 2007

12 comentarios el “Penn: Into the wild (Hacia rutas salvajes, 2007)

  1. Jake
    17 octubre, 2011

    Formidables reflexiones acerca de la felicidad.

    • Eugenio Sánchez Bravo
      17 octubre, 2011

      Hola Jake, creo que es una película que pone en escena ideas filosóficas que pueden interesar a todos. ¿En qué consiste ser feliz? ¿Qué significa darse la buena vida? ¿Se puede ser feliz en soledad? Además, anima a la lectura de Thoreau, London y Tolstoi, que no es poca cosa. Y, en general, todas las películas de Sean Penn como director incitan a la reflexión, “dan que pensar”. Saludos.

  2. Kevin C. González
    17 octubre, 2011

    Sin duda se trata de una gran película, que tuve el placer de ver, cómo no, tras tu recomendación en una de esas clases que parecen tan lejanas ya, pero que recuerdo a su vez tan cercanas, en las que hablábamos de literatura y donde apareció el nombre de Krakauer.

    La película fue además, mi descubrimiento de Sean Penn como director, y lo cierto es que no me decepcionó en absoluto. Personalmente considero, que ejemplifica de manera magnífica una verdad a la que todos llegamos tarde o temprano; La Felicidad, generalmente, no se encuentra allá donde creemos que está. No obstante, aunque recorramos caminos equivocados en su búsqueda, como le pasa a nuestro protagonista, lo realmente importante, es tener el valor suficiente para perseguirla.

    A raíz de las preguntas que planteas, se me ocurre también, ¿Es la felicidad algo objetivo e independiente de los individuos, una concepto ideal e inmutable como lo era el Bien para Platón, o, es diferente para cada uno de ellos?.

    Además, quisiera añadir, que merece la pena mencionar de la película, su magnífica banda sonora, compuesta exclusivamente para la ocasión por el componente principal del reconocido grupo Pearl Jam, Eddie Vedder, que acompasa perfectamente las idas y venidas del protagonista.

    Saludos.

    • Eugenio Sánchez Bravo
      18 octubre, 2011

      Hola Kevin, no había caído en el detalle de la banda sonora. Gracias por señalar el tema. Me impresionó mucho la fotografía. Aunque abusara de la cámara lenta. La verdad es que es una película muy recomendable para que todos nos cuestionemos cosas que damos por supuestas.

      Muy buena suerte en tus estudios.

      Saludos.

  3. ente
    20 octubre, 2011

    Hola profesor. Gracias por analizar esta película y escribir sobre ella y sus mensajes. Recuerdo que el día que la vi me hizo feliz; esa aportación de felicidad que cesa a los pocos días es la que me anima a seguir buscando películas interesantes. Este artículo me ha gustado mucho.

    Hay una frase del personaje de Paul Newman en “Dos hombres y un destino” (1969) que no dejo de repetirme mientras recojo platos en mi nuevo trabajo de esclavo que recoge materiales sucios de las mesas de un buffet: “Si quieres ser feliz, no debes profundizar, ni tampoco analizar”. Este canturreo me ayuda a lo contrario, continuar la infelicidad del que busca incesantemente en su cerebro una razón para vivir y cargar con una conciencia fútil. ¿Por qué es necesaria la conciencia? ¿Para qué la materia ha aprendido a pensar? ¿Por qué motivo discurrimos los humanos? Creo que necesitamos viajar como McCandless, este muchacho de la cinta que usted trata hoy, para conocer algunas respuestas.

    • Eugenio Sánchez Bravo
      20 octubre, 2011

      Hola ente, ahora, desde la distancia, veo lo poco que deja en beneficios para los ciudadanos esa actividad económica gigantesca que genera la industria turística. Veo como esa industria feroz explota y devora sin prisa y sin pausa una tierra muy maltratada. En el tema de servicios sociales, por ejemplo, es de vergüenza.

      Para sobrevivir (la felicidad es una palabra muy grande) es mejor no analizar demasiado las cosas. Ser pragmático. Pero nunca he sido pragmático. Peco de lo contrario. Hay quienes critican a McCandless por ignorante, porque había un puente para cruzar el río un poco más arriba de donde murió. Pero esa no es la cuestión. Ni de lejos.

      ¿Para qué la conciencia? Yo también me lo pregunto. El arte, la filosofía y la religión, respondo. Parezco Hegel. El sentido de lo sagrado, de lo infinito. Casi nunca, sólo a veces, pero ocurre. Spinoza: amor dei.

      Un saludo.

      • ente
        20 octubre, 2011

        Gracias profesor.
        Creo que es por esa explotación de las islas Canarias por las que me gustaría irme de aquí, para no verlas convertirse en un gran bloque de cemento (les falta muy poco). Es como ver morir lentamente a una madre.

        Me gustan las historias de los que huyen a la naturaleza, tipo “Las aventuras de Jeremías Johnson” (1972). Y los relatos escritos por Jack London, un narrador al que estimo mucho.

        En el día a día observo que la gran mayoría sólo tiene varias cosas en la cabeza: ganar dinero para llegar a fin de mes y/o tener sexo con una mujer bella (esto en el caso de los varones). Lo que me gustaría es que hubiera más personas que se interesaran por otras cuestiones, como el arte o la filosofía, de las que usted habla. La naturaleza crea pocos pensadores. La cuestión que me deprime es que la gran mayoría de personas vive desinteresada por estas dos maravillosas salidas para la mente. Yo vivía en una gran mentira, encerrado con mis libros, los únicos amigos que he tenido son sus creadores.

        Leo con interés sus últimos artículos. Seguiré haciéndolo.

  4. Pablo
    2 marzo, 2012

    Buenos dias. Mi nombre es Pablo. Tengo 27 años. Les escribo desde Argentina. Hace dos meses vi la película ya que varias personas de mi generación me insistieron sobre ella. Se habla mucho de la película en ambientes de jóvenes con ganas de viajar y dejar la ciudad o la vida rutinaria. La verdad que no me ha deslumbrado. Si bien me gustó mucho la fotografía y la música, considero que cae en los vicios de Hollywood: en los conceptos que toca y como los transmite. Todo explícito. Hay una escena que fue donde dije “es suficiente”. Aquella donde está en una cabina de teléfonos y un anciano no tiene dinero para llamar. Falta que debajo aparezca subtitulado “como lo hizo jesus”. Y a su vez el concepto de dejar lo preestablecido por los padres, la universidad, la vida material, etc creo que son conceptos ultra revisados en los ’90. No se, mi sensación fue que vi algo de los ’90 pero hecho veinte años después. Sentí que no aprendí nada nuevo, solo revisión de conceptos. No se si han sentido algo similar.
    Excelente sitio! sigan así!
    Saludos
    Pablo

    • Eugenio Sánchez Bravo
      3 marzo, 2012

      Hola Pablo, gracias por aportar tu visión crítica de la película. Está claro que la rebeldía contra los valores establecidos, el capitalismo, el dinero y la vuelta a la naturaleza tienen un origen romántico. Es, como dices, una película que hemos visto ya otras veces. Pero tiene cierto mérito volverla a hacer hoy cuando todo el mundo da por supuesto que hay un sólo camino y un pensamiento único, el neoliberalismo. Por aquí, sembrar cierto “misticismo” entre los jóvenes no les viene mal. Me alegra que te guste el sitio.

      Un saludo.

  5. Pingback: Cine y filosofía: Libertad y Naturaleza « Aula de Filosofía de Eugenio Sánchez Bravo

  6. Anónimo
    12 junio, 2012

    Saludos, me gusto bastante el analisis, capturo en su totalidad lo que es into the wild, saludos,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 16 octubre, 2011 por en Ética, Ética para Amador, Cine, Cine y Ética, Cine y Filosofía y etiquetada con , , , , , , .

Únete a otros 1.064 seguidores

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.064 seguidores

%d personas les gusta esto: