Cine

Leyser, William S. Burroughs: A Man Within (2010)

Interesante documental sobre la vida de William S. Burroughs (1914-1997), el visionario autor de Marica (1950), Yonqui (1953), El almuerzo desnudo (1959), Ciudades de la noche roja (1981), El lugar de los caminos muertos (1984) o Tierras del Occidente (1987) . Si quieres hacerte una idea de cómo puede ser posible la transmutación de todos los valores de la que hablaba Nietzsche, la vida y obra de Burroughs son una variante posible.

William S. Burroughs formó junto a Allen Ginsberg (Aullido, 1956) y Jack Kerouac (En el camino, 1957) el grupo literario denominado “generación beat” que influirá enormemente en todos los movimientos contraculturales de la segunda mitad del siglo XX:  hippies,  gays, afroamericanos, punks…

El desgraciado trance biográfico que da origen a la carrera literaria de Burroughs es muy conocido:

Joan Vollmer era la compañera de cuarto de Eddie Kerouac-Parker. Todos pensaban que era una mujer encantadora, inteligente, y tenía que conocer a William Burroughs. Así que empezaron a salir, a drogarse juntos. William también salía con hombres y Joan sufría por eso. En la época que fueron a Ciudad de México, Joan estaba tomando cantidades de benzedrina, y bebiendo mucho. William Burroughs había vuelto a México luego de un largo viaje con Lewis Marker, su joven novio. En una fiesta de bienvenida organizada por su esposa, Burroughs borracho propuso la idea de trasladarse a América del Sur donde podía cazar jabalíes salvajes. Joan bromeó con que si Bill iba a vivir de la caza, se morirían de hambre. Burroughs, en respuesta, desafió a Joan. Para demostrar qué tipo de tirador era, a lo William Tell. Puso un vaso de gin sobre su cabeza, ella se dio la vuelta, se rió, y dijo: “No puedo mirar, tú sabes que no soporto ver sangre”. William Burroughs disparó y le erró al vaso, acertando un disparo mortal  en la frente de Joan.

El momento más intenso del documental es aquel en el que el propio Burroughs describe la función sagrada del artista: crear a partir de la nada.

Ficha técnica

Allen Ginsberg y William S. Burroughs mantuvieron toda su vida un relación especial

– Título: William S. Burroughs: A Man Within

– Año: 2010

– Duración: 87 min.

– Director: Yony Leyser

– Guión: Yony Leyser

– Música: Sonic Youth, Patti Smith

– Intérpretes: William S. Burroughs, David Cronenberg, Genesis P-Orridge, Iggy Pop, Patti Smith, Gus Van Sant, John Waters, Peter Weller.

– Productora: BulletProof Film

– WebWilliam S. Burroughs: A man Within

22 replies »

  1. No he visto el documental, Eugenio, pero me viene a la memoria una de mis películas favoritas:

    Generación perdida (1979), Heart Beat en el original. Con Nick Nolte, Sissy Spacek y John Heard.

    Generación perdida cuenta parte de la vida del autor Jack Kerouac.

    Me gusta el punk y también la música underground de Iggy Pop, si son fruto de la generación beat, estupendo.

    Generación perdida es una película maravillosa.

  2. Hola, tiene mucha miga el artículo del enlace. En pleno siglo XXI hablamos aún de época oscurantista.

    El tema de droga, autodestrucción y poesía me trae a la mente a Panero, me entristece, pero hay que ser fuerte.

    Siempre me atrajo la cultura underground, algo así como subterránea, que observa y nos cuenta lo que no queremos ver o lo que escondemos.
    Me gustan muchas poesías de las que he leído de Allen Ginsberg, por ejemplo, una de ellas es Poesía pública, y su uso del término marica para esto y lo otro.

    Los artistas underground y sus mensajes son necesarios; es como asomarse para ver cómo ellos levantan unas losas enormes para descubrir lo que había debajo, aplastado y escondido, nuestras miserias.

    Gracias por levantar tantas losas, Eugenio.

  3. Hola Eugenio. Anoche pude ver en la Sexta3, el canal de televisión, la película El almuerzo desnudo (1991), basada en la novela homónima de William Seward Burroughs.
    Bueno, superando mi aversión a los insectos soporté la visión de esas transmutaciones de las máquinas de escribir en escarabajos gigantes. Las visiones del protagonista bajo los efectos de la droga son escalofriantes, tal que la de un ser extraterrestre que produce líquidos psicotrópicos cuando el autor escribe algo bueno, y los expulsa por conductos que tiene en la cabeza.
    No quiero extenderme mucho, seguramente ya la ha visto, pero es una cinta muy interesante.
    Un saludo.

    • Hola ente, Cronenberg es uno de los directores cuyas películas son bastante explícitas al retratar, no sé cómo llamarlo exactamente, lo Otro-Viscoso-Repulsivo-…, la nada putrefacta de la que emergen los demonios de Lovecraft.. Todavía recuerdo la lenta y repugnante transformación de La mosca (1986). Intenté ver Crash (1996), basada en la novela de Ballard. No pude terminarla. Generalmente no tengo estómago para Cronenberg, pero me gustó Una historia de violencia (2005). Tenía algo del viejo Peckinpah.

      Muchas gracias por añadir al blog esta película tan interesante y a este director tan peculiar.

      Un saludo.

  4. Sí, El almuerzo desnudo (1991) retrata el episodio del tiro a la cabeza de Burroughs a su mujer, imitando a Guillermo Tell -del que habla el artículo-, pero de una manera, digamos surrealista, yo le encontré algo de Herman Hesse, en el final de la película concretamente. Por lo demás, es sorprendente lo que se puede hacer con unos plásticos y los efectos especiales en el cine.

    Uf, La mosca (1986), mi hermano y yo salimos revueltos de aquella proyección, en los lejanos ochenta. Como dice el diccionario: dicho del estómago, alterado.

    Peckinpah, la de pesadillas que tuve yo con Perros de paja (1971); cine que lleva nuestras emociones a sus límites.

  5. No sé, me siento como un gato que tira del hilo de un ovillo gigante, cargado de sorpresas, siempre descubriendo que todo va ligado, aunque de forma lejana. Generación perdida, beat generation, hippies (cambiar la realidad y drogarse), punk (The Clash, Sex Pistols…, letras combativas), Burroughs (alucinaciones), Lovecraft (pesadillas que distraen a los más depresivos), Cronenberg (vaya usted a saber…), Peckinpah (la pulsión violenta que necesitamos)…
    El tema, cuando menos, distrae.

      • Vaya, aprendo mucho. Encantado de sacarle frases como “esos seres reptilianos… que retornan”. A menudo le imagino como un personaje del Árbol de la ciencia, de Pío Baroja, en un curioso diálogo.
        Hasta otro fin de semana.

  6. Y esto gracias a sus artículos.
    Copio frases de Orestes, de Eurípides, cuyo eco recorre ya más de 2400 años:

    “¡A! Nada mejor que un amigo seguro, ni la riqueza ni la tiranía; y es insensato preferir la multitud a un amigo noble… …Pero cesaré de alabarte, porque resulta molesto ser alabado con exceso.”

    Gracias.

    • Hola ente, si haces click en cualquiera de las entradas, en la barra derecha, al final, puedes encontrar el widget de los comentarios.

      Estoy probando otros temas porque este corta el widget de twitter y ahora me dedico más a las imágenes que a otra cosa.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s