Nietzsche

Nietzsche: El anticristo

Retrato de Friedrich Nietzsche por E. Munch

Retrato de Friedrich Nietzsche por E. Munch

Este opúsculo pertenece a la última etapa del pensamiento de Nietzsche. Tras explicar en el Zaratustra su filosofía “positiva” (eterno retorno, superhombre y voluntad de poder) Nietzsche se entrega a una crítica feroz de la civilización occidental y, especialmente, del cristianismo y la moral cristiana. El lenguaje que Nietzsche emplea es agresivo, contundente e inapelable. Su aspiración es ser el filósofo “a martillazos”, que maldice al “último ser humano”.

Las dos caras de Nietzsche se muestran en las obras de su última etapa: el filósofo que aspira a liberar al ser humano de los prejuicios que lo mantienen enfermo y el que cae preso de fantasías de violencia y poder. Es habitual que clame por una “raza de señores”, por la “bestia rubia” y por la desaparición de los “débiles”, del “rebaño”.

Junto a El Anticristo, pertenecen a esta última época Crepúsculo de los ídolos, o cómo se filosofa con el martillo (1889) y Ecce Homo. Cómo se llega a ser lo que es (1888; publicada en 1908). Todavía escribió Nietzsche una gran cantidad de aforismos y fragmentos, publicados bajo el título de La voluntad de poder en 1901 (edición aumentada en 1906) y que serán utilizados por Elizabeth Nietzsche para asociar a Nietzsche con el nazismo.

Friedrich Nietzsche: El anticristo. Madrid: Alianza Editorial, 1985. [Trad. Andrés Sánchez Pascual]

Cuestionario

  1. En el parágrafo 2 Nietzsche da una definición clara y sencilla de lo que entiende por “bueno”, “malo” y “virtud”. Desarrolla dichas definiciones.
  2. En el parágrafo 4 Nietzsche expresa su desacuerdo con la idea ilustrada de progreso. Explica los motivos de su crítica.
  3. En los parágrafos 6 y 7 Nietzsche resume la esencia de su crítica al cristianismo. Explícala con tus palabras y da tu opinión al respecto.
  4. ¿Cuál es la crítica de Nietzsche a Kant en los parágrafos 10 y 11?
  5. ¿Quiénes son los “espíritus libres” mencionados en el parágrafo 13?
  6. En el parágrafo 16 Nietzsche relaciona la decadencia de una civilización con un concepto determinado de Dios, ¿cuál es dicho concepto?
  7. Relaciona el parágrafo 18 con el texto PAU del Crepúsculo de los ídolos
  8. En el parágrafo 20 Nietzsche explica las ventajas del budismo respecto al cristianismo. Explícalas.
  9. En el parágrafo 24 Nietzsche distingue una moral noble de una moral del resentimiento. Explica la diferencia.
  10. En el parágrafo 26 Nietzsche describe cuál es la actividad del sacerdote. Explica en qué consiste la astucia de este personaje.
  11. ¿Por qué llama Nietzsche idiota a Jesucristo en el parágrafo 29?
  12. En los parágrafos 34-37 Nietzsche afirma que el cristianismo ha malinterpretado las enseñanzas de Jesús. ¿Por qué?
  13. En el parágrafo 38 Nietzsche ataca al hombre del presente. ¿Qué argumentos utiliza?
  14. En los parágrafos 44-45 Nietzsche compara judaísmo y cristianismo calificándolas de religiones vengativas. ¿Qué argumentos usa?
  15. En el parágrafo 46, ¿qué personajes literarios o históricos propone Nietzsche como alternativa a los evangelios? Busca información acerca de ellos.
  16. En el parágrafo 48 Nietzsche lleva a cabo una reinterpretación muy aguda del Génesis. Resúmela.
  17. En el parágrafo 51 se halla una crítica contundente a la figura de San Pablo. Explica los argumentos de Nietzsche.
  18. ¿Cual es la finalidad del cristianismo según Nietzsche en el parágrafo 56?
  19. ¿Por qué prefiere Nietzsche el código hindú de Manú frente al Evangelio? Encontrarás la respuesta en el parágrafo 57.
  20. ¿Cuáles son las críticas de Nietzsche a Alemania en el parágrafo 61?
  21. Expresa tu opinión sobre la maldición que Nietzsche lanza contra el cristianismo al final del libro.

Comenta los siguientes textos:

¿Qué es bueno? —Todo lo que eleva en el hombre el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo en los hombres.

¿Qué es malo? —Todo lo que procede de la debilidad. ¿Qué es felicidad? El sentimiento de que el poder crece, de que una resistencia ha sido superada

No la satisfacción, sino la obtención de más poder; no la paz en general, sino la guerra; no la virtud, sino la excelencia (la virtud al estilo del Renacimiento , la virtu, la virtud libre de moralina).

El primer principio de nuestro amor a los hombres: los débiles y los fracasados han de perecer; hay que ayudarles, además, a ello

Qué es más dañino que cualquier tipo de vicio? —Practicar la compasión frente a los fracasados y los débiles —a saber, el cristianismo…

Prólogo, 2

¡Es sorprendente que nadie se haya percatado de lo peligroso que resulta para la vida el imperativo categórico kantiano!… ¡Unicamente podía ser bien acogido por ese instinto característico de los teólogos! —Un acto impelido por el instinto de vida demuestra que es una acción correcta por el placer que le acompaña: pero ese nihilista de entrañas dogmáticamente cristianas consideró que el placer representaba una objeción… ¿Existe algo que destruya más rápidamente que trabajar, pensar y sentir sin una necesidad interior, sin una elección íntimamente personal, sin experimentar ningún placer? ¿Como un autómata del “deber”? He aquí precisamente la receta de la décadence, de la idiotez, incluso… Kant se volvió idiota —¡y eso que era contemporáneo de Goethe! ¡Pensar —y todavía seguir pensando— que esa fatídica araña es el filósofo alemán!… Cuídome de decir lo que pienso de los alemanes… ¿Acaso no vio Kant en la Revolución francesa el tránsito de la forma inorgánica a la forma orgánica del Estado? ¿No fue él quien preguntó por la existencia de un acontecimiento que no pudiera ser explicado más que apelando a una presunta inclinación moral de la humanidad, un dato que demostraría de una vez por todas su “tendencia al bien”? La respuesta de Kant: “la Revolución”. El instinto que se equivoca en todas y cada una de las cosas, la contranaturaleza como instinto, la décadence alemana traducida en términos filosóficos ¡eso es Kant!

Parágrafo 11

Cierto: cuando un pueblo se extingue, cuando siente desaparecer de modo definitivo la creencia en el futuro y su esperanza en la libertad, cuando es consciente de que no hay nada más útil que la sumisión y de que las virtudes de los sumisos constituyen una condición de su conservación, también entonces su Dios tiene que transformarse: ahora se vuelve mojigato, temeroso, modesto, aconseja la “paz del alma”, no odiar más, la indulgencia e incluso el “amor” al amigo y al enemigo. Ahora moraliza constantemente, se desliza furtivamente en la caverna de toda virtud privada, se convierte en el Dios de todo el mundo, en un individuo privado, en cosmopolita… Antes representaba un pueblo, la fortaleza de un pueblo, todos los impulsos agresivos y el ansia de poder procedentes del alma de un pueblo: ahora ya no es más que el buen Dios… No existe, en realidad, otra alternativa para los dioses: o son voluntad de poder y en esa medida serán dioses del pueblo—, o pura impotencia –entonces son necesariamente buenos…

Parágrafo 16

¿Qué es la moral judía? ¿Qué es la moral cristiana? El azar desprovisto de inocencia; la desdicha manchada con el concepto “pecado”, el bienestar como peligro, como “tentación”, el malestar fisiológico envenenado con el gusano de la conciencia moral…

Parágrafo 25

13 replies »

  1. Eugenio me gustaria hacer la lectura si puedo de este libro, es muy largo? para ver si me da tiempo…de todos modos lo tienes colocado en las lecturas del 2 trimestre y a nietzsche lo damos en el 3 trimestre no importa?

  2. Habitualmente El anticristo, aunque despierta la curiosidad por el título, se les hace un poco difícil. De todos modos, puedes intentarlo. Está en la biblioteca del instituto.

    Aunque si fuese tú empezaría con La insoportable levedad del ser de Kundera o El lobo estepario de Hesse o Ficciones de Borges. Son novelas, la lectura es más fácil y estimulante.

    También tienes el best seller de Barbery La elegancia del erizo.

  3. Buenas noches! 🙂 … ya que usted es profesor de Filosofía, cuál me recomienda primero que me lea primero de los libros de Nietzhe:
    ¿Así habló Zaratrusta o el Anticristo?
    Muchas gracias! 🙂

  4. ¡Qué ruines son algunos críticos! En el cine y en la literatura, como en tantas cosas, unos pretenden imponer su criterio. Yo no soporto la saga de El padrino, no me gustan ni sus caras largas ni su idea romántica de la mafia. Hay un cinéfilo entendido que mira con desdén a la ciencia ficción y alaba como un replicante a El padrino; a ese le llamo yo: “el que no quiere salir de su redil de ovejas y que tampoco lo haga nadie”. Heredan la crítica de sus antepasados y no quieren cambiarla.

    La economía es la religión de estos años. Todos la veneran. Bajo su capa vale cualquier cosa…

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s