Alumnos

María Alcón Paniagua: La insoportable levedad del ser de Kundera y la filosofía de Nietzsche

Milan Kundera

– Título: El nombre de la rosa y la filosofía antigua y medieval

– Trabajo de María Alcón Paniagua.

-Profesor: Eugenio Sánchez Bravo.

– I.E.S. Valle del Jerte, Plasencia, Cáceres. Clase: 2º C. Curso 2011-2012.

– Del post Milan Kundera: La insoportable levedad del ser

Cuestionario:

1. ¿Por qué para Nietzsche el eterno retorno es la carga más pesada?

Nietzsche con el enigma del eterno retorno pretende recuperar la noción de permanencia, haciendo que un mismo instante se repita infinitas veces. Nietzsche afirmaba que una vida que desaparece de una vez para siempre es como una sombra. Da igual que haya sido bella u horrorosa, pues acabará desapareciendo igualmente. Los años sangrientos de la Revolución francesa, se convierten en simples palabras, en discusiones, se vuelven ligeros como una pluma. El hombre, ante esta repetición infinita siente asco y horror. ¿ De verdad el hombre estaría dispuesto a pasar de nuevo por todas las guerras, por el holocausto judío…? ¿Amaríamos tanto la existencia como para pasar por todos esos sufrimientos infinitas veces? Ante estas preguntas, Nietzsche acabará llamando a su propio enigma “la carga más pesada”. El hombre debe vivir cada momento de su vida al máximo, sabiendo que ese momento se repetirá y se repetirá, y para que esa repetición sea más llevadera es preferible que se repita un momento alegre que una guerra con todas sus muertes. Nietzsche, por su parte, la mayor objeción que puso al eterno retorno, fue la presencia de su madre y de su hermana, a quiénes no soportaba. Una gran ironía, que no deja de resultar curiosa.

2.¿Como afecta la negación del eterno retorno al valor de las acciones humanas?

Si negamos el eterno retorno, estamos haciendo que todas nuestras acciones carezcan de valor. Puesto que según Nietzsche si algo no se repite, si algo no vuelve, da igual cómo haya sido, pues acabará desapareciendo igualmente. Kundera, utiliza el ejemplo de la revolución francesa, diciendo que entre el Robespierre que apareció una vez en la historia y el Robespierre que cortará infinitas veces la cabeza a los franceses, hay una diferencia infinita. Los franceses se sentirían avergonzados de ese Robespierre que vuelve, eternamente. Una vida que no retorna, carece de peso, de importancia, está muerta de antemano porque ya sabe su fin y todas las acciones que hagamos en ella serán completamente en vano.

3. Explica la dualidad peso/levedad que plantea Kundera. ¿Cuál fue la opción de Parménides al respecto?

Kundera con esta novela intenta explicar como la existencia de cada uno de nosotros es un afluente de contrastes donde la levedad y el peso se contraponen. Ante esto, sólo nos queda lugar para un interrogante ¿ qué hemos de elegir? ¿el peso o la levedad? Una de las protagonistas del libro, Sabina, persigue la levedad en su mayor grado. Por una parte, se encontraba Parménides quién pensaba que todo ser se dividía en principios contradictorios: luz-oscuridad, calor-frío, y sobre todo ser ( es y puede pensarse) y no-ser (no es ni puede pensarse). Uno de estos polos , era el positivo (el calor, la luz, el ser) mientras que el otro el negativo. Pues bien, Parménides, del mismo modo contrapuso la levedad y la carga, defendiendo la levedad en el polo de lo positivo. ¿ Es esto cierto? Como vivimos una única vez, no sabremos si la opción de la levedad es lo positivo o por el contrario, se trata de la carga lo verdaderamente positivo. En el lado opuesto a Parménides, se encontraba Nietzsche, quién defendía la carga, el eterno retorno como positivo, porque sino todas las acciones dejarían de tener su propio valor, como ya se ha explicado anteriormente. ¿ Quién se encuentra en lo cierto? Es totalmente una incógnita. Lo que si está claro es que muchas veces lo que elegimos por su levedad nos acaba matando por su propio peso.

4. ¿Qué enseñanza se extrae del hecho de que la vida humana solo sucede una vez y que carece de manual de instrucciones?

La enseñanza que se extrae de que la vida humana sólo sucede una vez es que el hombre no tiene manera de saber si las decisiones que toma son o no las mejores para él o para su vida. Es decir, no tiene modo de compararla con su vida precedente ni de cambiarla en sus vidas posteriores. Kundera compara esta concepción de la vida como si cada uno de nosotros fuesemos actores representando una obra sin ensayo previo. Ese primer ensayo es ya la vida misma. También la compara con un boceto, pero ni si quiera se le podría llamar así a la vida pues un boceto es una preparación para algo posterior, mientras que el boceto de nuestra vida no servirá para nada, pues nosotros hacemos nuestro propio boceto sin saber si será o no el adecuado.

5. Define optimismo y pesimismo según Kundera. ¿Cuál es tu opción?

Según Kundera una persona optimista es aquel que cree que después de muchas repeticiones, después de tener la experiencia, la sabiduría, la madurez de la vida, piensa que la historia de la humanidad no sería tan cruel y sangrienta. Sin embargo una persona pesimista es quién piensa todo lo contrario, que a pesar de la experiencia o la madurez adquirida todo se volvería a repetir, volveríamos a pasar por toda las guerras, por el holocausto, por todo el horror y sufrimiento, por los mismo errores que ya pasamos una vez. Suele decirse que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y esto es quizás lo que aplica Kundera al pensamiento del hombre pesimista. Después de mucho pensarlo, me decantaría más por el pensamiento del pesimista y eso que no me considero como tal. No porque lo prefiera ni porque me guste más, sino porque creo que es la simple naturaleza del hombre la que le hace actuar como ha actuado hasta ahora. En su segunda vida el hombre será igual de ambicioso, de egoísta que en la primera. Volverá a caer en los mismo errores porque ansiará las mismas cosas con la misma o mayor fuerza. Sí, se aprenderá de los errores, pero de manera negativa. Quiero decir con esto que si Hitler levantara la cabeza para vivir de nuevo, sabría y sería consciente de que hechos fueron los que perjudicaron sus objetivos en la primera vida y los mejoraría. Por supuesto no para beneficiar a la humanidad, sino, como siempre, para su propio beneficio. Al fin y al cabo, creo que en nuestra quinta vida, cuando ya hayamos vivido cuatro anteriores y sepamos todos nuestros errores y los cambiáramos para llegar a una vida “perfecta” todo sería demasiado aburrido.

6 .¿Es el arte de masas un progreso o una catástrofe para nuestra civilización?

El arte de masas sería una catástrofe para la humanidad, pues anularía todas las capacidades propias de un artista. El arte pasaría a convertirse en “una moda” más, como la ropa, el pelo o todo lo relacionado con la estética o la belleza. El artista ya no reflejaría lo que él piensa, lo que él cree, no reflejaría su propios sentimientos, sino lo que la gente, la mayoría quiere, porque contentando a la mayoría es la única manera de sobrevivir. Por tanto, al anular todas esas capacidades de un artista, del que da sin esperar recibir nada a cambio, iríamos completamente en declive.

7. Define kitsch. 9. ¿Cómo funciona el kitsch en política?

La fuente del Kitsch es el acuerdo categórico con el ser. El Kitsch es una palabra alemana que nació a mediados del sigo XIX y que más tarde se extendió a otros idiomas. Su original sentido metafísico, en un sentido literal y figurado, es eliminar de su punto de vista todo lo que en la existencia humana es esencialmente inaceptable. El kitsch no pueda basarse en una situación inhabitual sino en imágenes básicas que deben grabarse en la memoria de la gente. Según Kundera en el reino del Kitsch impera la dictadura del corazón y provoca dos lágrimas de emoción: con la primera nos damos cuenta de nuestra propia capacidad para emocionarnos y con la segunda nos emocionamos de nuevo por el descubrimiento que acabamos de realizar. Una es inmediatamente después de la otra , y la segunda es la que convierte al Kitsch en Kitsch pues con ella vemos que la hermandad de todos los hombres del mundo se edifica sobre el mismo Kitsch. En una sociedad en la que conviven varias corrientes políticas, el individuo puede conservar sus peculiaridades y el artista crear obras inesperadas pero en aquellos países donde hay un solo movimiento político aparecerá el kitsch totalitario. En el imperio del Kitsch totalitario, las respuestas están dadas de antemano y eliminan la posibilidad de cualquier pregunta. Por lo que su verdadero enemigo es el hombre que hace preguntas. Hay diferentes tipos de Kitsch: católico, judío, comunista, fascista, feminista, europeo… En general el Kitsch político se basa en intuiciones, imágenes, palabras, arquetipos y no en principios teóricos que te hagan pertenecer a “izquierdas” o a “derechas”. Por eso Kundera dice que la Gran Marcha une a todas las personas de izquierdas que persiguen el ideal de justicia, igualdad, felicidad… avanzando siempre hacia delante y superando todos los obstáculo puesto que si es una “GRAN marcha” ha de tener obstáculos. En definitiva, el kitsch forma parte, nos guste o no del sino del hombre, y se trata de la estación de paso entre el ser y el olvido.

8. ¿Cuál es la crítica de Kundera a la imagen habitual de Dios?

En las imágenes de Gustave Doré, Dios aparecía con ojos, nariz, barba, boca.. Kundera se decía a sí mismo que si Dios tenía boca, también comía y si come, tripas tenía que tener. Pero Kundera comprendió que la mierda y Dios eran incompatibles aunque se supone que hayamos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Y una de dos: el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios y Dios tiene tripas o Dios no tiene tripas y los hombres no nos parecemos a él. Kundera dice que la mierda es un problema teológico más complejo que el mal. Dios les dio a los hombres la libertad y por eso podemos suponer que al fin y al cabo, no es responsable de los crímenes. Pero el único responsable de la mierda es aquel que creó al hombre.

10. ¿Cuál es la anécdota sobre Nietzsche y un caballo en Turín? ¿Cómo la interpreta Kundera?

Un día de 1889, cuando Nietzsche ya había comenzando con su enfermedad y se encontraba totalmente alejado de la gente, estaba alojado en Turín y al salir del hotel se encontró delante suyo a un hombre castigando a latigazos a su caballo. La reacción de Nietzsche fue ir hacia el caballo y delante de su dueño, le abrazó y comenzó a llorar. Kundera interpreta esta anécdota diciendo que Nietzsche actuó de esa manera porque pretendía pedirle disculpas al caballo por la actitud que tuvo Descartes hacia los animales. Descartes hizo del hombre el “dueño y señor dela naturaleza” haciendo de los animales “máquinas vivientes”. De este modo, si un animal se queja, el quejido es como si fuera el chirrido de un mecanismo que no funciona bien. Por eso Descartes decía que no tenemos que sufrir ni entristecernos cuando los científicos experimentan con animales en laboratorios, pues son “simples” máquinas que si se estropean pueden ser sustituidas por otras sin ningún problema. Kundera defiende esta postura de Nietzsche , apartándose de toda esa humanidad que se cree dueña y señora de la naturaleza. Estoy completamente de acuerdo con Nietzsche, con Teresa y con Kundera hacia el amor a los animales.

COMENTARIOS DE TEXTO

TEXTO 1:

– En aquel artículo había una cosa magnífica- continuó el hijo y se notaba que le costaba hablar-: el rechazo a los compromisos. Ese sentido que ya estamos perdiendo, para distinguir el bien del mal. Nosotros ya no sabemos qué es sentirse culpable. Los comunistas tienen la excusa de que Stalin los engañó. El asesino se excusa diciendo que su madre no le quería y se sentía frustrado, Y tú de pronto dijiste: no existe excusa alguna. Nadie era más inocente en su interior que Edipo. Y a pesar de eso se castigó a sí mismo al ver lo que había causado.

En primer lugar, elegí este fragmento porque pienso que refleja muy bien la excusa más utilizada en los crímenes de hoy día: “No sabía lo que hacía” , “Cariño, estaba borracho, por eso te golpeé, no sabía lo que hacía”. Tomás, en su artículo defendió la idea de castigar incluso cuando alguien no es consciente de lo que hace. De castigar esa falta de compromiso, de reconocer tu error y pagar por ello. Defendió la idea de que no hay excusa ninguna cuando hay dolor o vidas de por medio, comparándolo todo con Edipo, quién se castigó a sí mismo por los errores que cometió sin ser consciente de ellos. Aunque Tomás diga en fragmentos posteriores del libro que el artículo fue un mal entendido, que castigar a alguien que no sabía lo que hacía es una barbaridad, mi opinión se decanta por el mal entendido del artículo. Estamos brindando el camino a los asesinos, violadores, ladrones, de hacer cuanto ellos quieran y después inventarse una excusa para ser perdonados. No nos dejemos engañar a nosotros mismos. No hay excusa que valga ante una vida inocente, ni siquiera “la inocencia” del culpable. Edipo, bajo mi punto de vista, fue cruel castigándose de tal forma así mismo pero, ¿tendrías compasión con aquel que mató a tu madre, aunque no supiera lo que hacía?

TEXTO 2:

-¿Qué relación hay entre Teresa y su cuerpo? ¿Tiene su cuerpo algún derecho al nombre de Teresa? Y si no tiene derecho, ¿a qué se refiere el nombre? ¿ Sólo a algo incorpóreo, inmaterial? .
(Éstas son las preguntas que le dan vueltas a en la cabeza a Teresa desde la infancia. Y es que las preguntas verdaderamente serias son aquellas que pueden ser formuladas hasta por un niño. Sólo las preguntas más ingenuas son verdaderamente serias. Son preguntas que no tienen respuesta. Una pregunta que no tiene respuesta es una barrera que no puede atravesarse. Dicho de otro modo: precisamente las preguntas que no tienen respuesta son las que determinan la posibilidad del ser humano, son las que trazan las fronteras de la existencia del hombre).

Teresa constantemente se hace preguntas acerca de su cuerpo. Se mira al espejo y no la gusta lo que ve, porque la recuerda a su madre. La recuerda a la importancia que su madre le transmitió del cuerpo. La importancia de tener pechos grandes, piernas largas y hermosas… Volvemos de nuevo a la dualidad entre el alma y el cuerpo con estas preguntas realizadas por Teresa. ¿ Es el cuerpo el que se llama Teresa? ¿ O su alma que se encuentra presa en ese cuerpo simplemente material? Las respuestas de todas estas preguntas no están a nuestra disposición. No tienen respuesta. Según Kundera estas preguntas son las verdaderamente importantes. No tienen porque ser formuladas por ingenieros con muchísimos años de experiencia, ni por un filósofo que haya leído libros hasta morir, las puedes formular un niño pequeño de escasa edad, con escasos conocimientos, y por supuesto, escasa experiencia en todo. ¿ Por qué son las más importantes si no tienen respuesta? Kundera dice que la importancia de este tipo de preguntas reside en que nos marcan los límites del hombre, las posibilidades del propio ser humano, la frontera entre lo conocido y lo desconocido. ¿Llegará el hombre a ser capaz de contestarlas en un futuro? Viviendo, y viviendo es la única manera de llegar a saberlo algún día.

TEXTO 3:

-¿ Qué quedo de la gente que moría en Camboya? Una fotografía de la actriz norteamericana con un niño amarillo en brazos.
¿ Qué quedó de Tomás? Una inscripción: Quiso el reino de Dios en la Tierra.
¿ Qué quedó de Beethoven? Un hombre huraño con una melena inverosímil que afirma con voz profunda: “Ess muss sein!”
¿Qué quedó de Franz? Una inscripción: Tras tanto andar errante, el regreso.

Este pequeño fragmento me sirvió para darme cuenta de algo: todo y todos acabamos reducidos a un simple algo. De la gente que dio sus vidas en Camboya, una simple fotografía, de Tomás, una mera inscripción en su lápida que ni siquiera fue producto suyo , de Beethoven, un fragmento: “Es muss sein!”, de Franz, otra simple inscripción. Es eso a lo que todos a nuestro fin nos acabaremos convirtiendo. ¿ Es justo después de todos los sacrificios que vivimos, acabar de esa manera? ¿ Es ese nuestro objetivo mientras vivimos? Si hay algo que todos deseamos después de morir es ser recordados. Que nuestros hijos, los hijos de nuestros hijos y un largo etcétera nos recuerde pos nuestros actos, costumbres y vivencias en vida. Sin embargo todo ello se irá perdiendo con el paso del tiempo. Y cuando se llega a ese punto, al punto de ser conscientes que algún día solo una foto o una inscripción será lo único que quede “vivo” de ti en este lugar llamado mundo, te preguntas si de verdad toda tu vida merece la pena. Ante esto, mi respuesta sería: vive para que esa foto o esa inscripción sean lo mejor posible.

TEXTO 4:

-Teresa no quiere nada de Karenin. Ni siquiera le pide amor. Jamás se ha plateado los interrogantes que torturan a las parejas humanas: ¿me ama?, ¿ha amadado a alguien más que a mí?, ¿me ama más de lo que yo le amo a él?. Es posible que todas estas preguntas que inquieren acerca del amor, que lo miden, lo analizan, lo investigan, lo interrogan, también lo destruyan antes de que pueda germinar. Es posible que no seamos capaces de amar precisamente porque no deseamos ser amados, porque queremos que el otro nos dé algo (amor), en lugar de aproximarnos a él sin exigencias y querer sólo su mera presencia.
Y hay algo más: Teresa aceptó a Karenin tal como era, no pretendía transformarlo a su imagen y semejanza, estaba de antemano de acuerdo con su mundo canino, no pretendía quitárselo, no tenía celos de sus aventuras secretos. No lo educó porque quisiera transformarlo (como quiere el hombre transformar a su mujer y la mujer al hombre), sino para enseriarle un idioma elemental que hiciera posible la comprensión y la vida en común.

Hoy día todo amor hacia las personas resulta de un amor interesado, muy pocas son las personas que aman a otras sin ningún tipo de interés. El amor está lleno de interrogantes que lo cuestionan en todo momento, que no le dejan libertad para disfrutar, y sin libertad no le dejan vivir. Y son esos mismos interrogantes los que acaban con ese amor que tanto costó construirlo y tan poco destrozarlo. Sin embargo el amor a los animales no conoce de interés alguno. Alguien que ama a su perro no le pide nada a cambio. No le pide que le ame más, ni que no quiera a nadie más. Ama sin exigencias y queriendo únicamente la presencia del animalito. Además se trata de un amor que no intenta cambiar a nadie, que lo quiere tal y como es. A un perro, únicamente se lo educó para que la convivencia sea efectiva, no porque se le quiera de otra manera a cómo es. Y este amor, este amor es el único que merece la pena vivir. Con todos mis respetos, me atrevo a decir que Descartes estaba loco diciendo que los animales eran máquinas con las que el hombre podría hacer lo que se le venga en gana. Seguro que nunca tuvo un perro y experimentó la nobleza que ofrece, pidiéndote únicamente a cambio que le tires todos los días su juguete.

TEXTO 5

-Si Karenin hubiera sido un hombre y no un perro , seguro que hace tiempo ya le hubiera dicho a Teresa : “Haz el favor, estoy aburrido de llevar todos los días el panecillo en la boca. ¿No puedes inventar algo nuevo?” En esta frase está encerrada toda la condena que pesa sobre el hombre. El tiempo humano no da vueltas en redondo, sino que sigue una trayectoria recta. Ese es el motivo por el cuál el hombre no puede ser feliz, porque la felicidad es el deseo de repetir.

¿ Qué es la felicidad? ¿ Dónde se esconde, que muchas veces no la encontramos? Éstas preguntas atormentan a los hombres día a día. Son esas preguntas importantes que carecen de respuesta, anteriormente planteadas. Desde que nacemos hasta que morimos, nuestra vida se basa en seguir hacia delante, sólo hacia delante. Primero nuestros padres nos llevan a la guardaría, al colegio, nos vamos haciendo mayores y nos vamos al instituto dónde la mayoría de los adolescentes se rebelan, de ahí asentamos la cabeza y vamos a la Universidad para intentar acabar trabajando en algo digno y con lo que te realices a ti mismo. Tener una familia y que esa familia también haga lo mismo. Todo está agrupado en ciclos que no se repiten. Nunca volveremos a estar en la guardería. Nosotros nos pasamos la vida entera buscando la felicidad, los perros sin embargo lo son siempre. Su vida se basa en las repeticiones, no se cansa de ir siempre al mismo parque, de correr tras un juguete 1000 veces, los animales son felices porque su vida se esté repitiendo constantemente. Son felices con lo que tienen y no piden más. No piden una gran casa, vacaciones en verano, coche o moto. Los seres humanos, seríamos felicies si deseáramos con todas nuestras fuerzas que un instante se repita siempre. Pero esto, ¿no nos recuerda al enigma del eterno retorno? Por supuesto que sí. Sin embargo Nietzsche la llamó la carga más pesada y para lo animales es su felicidad en estado puro. Algo que los humanos, nunca seremos capaz de experimentar. Me ha resultado siempre curiosa la felicidad con la que viven los animales, por eso elegí este texto, porque las personas podríamos aprender un poco de ello, y darnos cuenta que para la felicidad no es necesario el dinero, tener grandes cosas, sino vivir con ilusión, querer que el instante permanezca y hacer que sea lo mejor posible.

Categorías:Alumnos

Tagged as: ,

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s