Diario de lecturas

Camille Paglia: Sexual Personae (V)


Camille Paglia: Sexual Personae. Arte y decadencia desde Nefertiti a Emily Dickinson. Pilar Vázquez Álvarez (tr.) Madrid: Valdemar, 2006.

Apuntes del quinto capítulo de Sexual Personae: “La forma renacentista”.

El Renacimiento supuso, tras la larga represión medieval, una nueva explosión de las personas del sexo. Curiosamente, observa Paglia, la peste negra que había puesto fin al período clásico en Grecia, será la culpable del surgimiento de una nueva era libertaria.

Mi opinión es que la brutalidad y el espanto de la Peste rompió el tabú cristiano con respecto a la exhibición del cuerpo. La desnudez pagana volvió a aparecer en su angustiada forma helenística de tortura, masacre y desintegración. Al reducir las personas a simples cuerpos, la Peste instaló la identidad en una dimensión puramente física o profana. (p. 222)

El retorno del motivo del efebo es sintomático de una nueva victoria de lo apolíneo. Así, en Perseo con la cabeza de Medusa de Cellini.

Cellini: Perseo con la cabeza de Medusa, Florencia, 1554.

Perseo fue la respuesta de Cellini al David de Miguel Ángel realizado cuarenta años antes para la misma plaza en Florencia. Ambos son herederos del David de Donatello que combina un físico infantil y un lenguaje corporal femenino.

Donatello, David, 1440, Museo de Bergallo, Florencia.

Frente a la invitación sexual propia de los golfillos de la calle que pinta Caravaggio la espada del David de Donatello nos mantiene a distancia. Es un icono verdaderamente apolíneo.

El nacimiento de Venus de Botticelli también es un ejemplo de arte apolíneo. El amor aparece purificado, libre de misterio y peligro.

Botticelli: El nacimiento de Venus, 1484, Uffizi, Florencia

Por último, el arte de Leonardo y Miguel Ángel es también un ejemplo de resistencia a la Gran Madre Naturaleza. Ambos fueron homosexuales lo cual sirve para explicar algunas características de sus obras.

Paglia considera que en la lucha contra el principio dionisiaco, femenino, Leonardo tuvo menos éxito que Miguel Ángel. El misterioso rostro de la Mona Lisa o la duplicación de figuras en Santa Ana con la Virgen y el Niño son símbolos de la amenaza perpetua de lo femenino, de su absoluta autonomía y dominio, de la servidumbre de lo masculino.

Leonardo: Santa Ana con la Virgen y el Niño, 1510, Louvre.

Miguel Ángel tiene más éxito en su lucha contra la Naturaleza. Su exaltación de la figura masculina alcanza su clímax en el David y, sobre todo, en su Moisés.

Miguel Ángel: Moisés, 1515, tumba del papa Julio II

A tal punto llega el desprecio de Miguel Ángel por lo femenino que deforma la representación de las mujeres. Así, la Sibila de Cumas (Recuérdese que la Sibila de Cumas es la protagonista del epígrafe de The Waste Land de T. S. Eliot: Quiero morir“)

Miguel Ángel: Sibila de Cumas, El juicio final (1535-1541), Capilla Sixtina.

De todos modos, al final de su vida la materia triunfa sobre lo apolíneo tal y como se refleja en el pesimismo de este autorretrato: San Bartolomé sosteniendo el pellejo deforme en que se ha convertido el artista.

Miguel Ángel: San Bartolomé sosteniendo a Miguel Ángel en El juicio final (1535-1541), Capilla Sixtina.

4 replies »

  1. Hola Eugenio.
    Estos artículos me ayudan mucho, pues jamás estudié historia del arte, al menos no el pictórico ni tampoco el escultórico. Peco mucho del asociar la idea de la obra a lo erótico, y el David, de Donatello, siempre me ha excitado sobremanera, ¿es esto un pecado?
    Por otra parte, y cambiando de tercio;
    perdone por adelantarme unos siglos, pero mire a estos Baco y Eros: http://www.loscerros.org/~culturaclasica/canariastelecom/eros3.htm

    Son del academicista Jean-Léon Gérome, del año 1848. Los chicos se lo están pasando en grande.

    Me gusta

  2. Hola ente, al igual que tú apenas tengo idea de la historia del arte. Es una pena que a partir del capítulo V el libro de Paglia se centre más en lo literario. Pero algún capítulo más sobre arte me queda. De todos modos, mi ritmo de lectura ahora mismo es nulo. Sencillamente, no estoy centrado.

    Del David de Donatello me gusta su carácter asexuado, la distancia que marca con el espectador. Me disgusta la sexualidad explícita tan frecuente en la publicidad. Creo que en el extremo opuesto se sitúan los Big Nudes de Helmut Newton. http://www.artnet.com/artists/lotdetailpage.aspx?lot_id=310954CCA5FF6126CA2659F79D2FE24A

    No conocía esa versión de Baco y Eros. Curiosa.

    Un saludo.

    Me gusta

  3. Hola de nuevo. Le entiendo en lo de no estar centrado para la lectura, porque yo también paso épocas en las que me cuesta muchísimo concentrarme. En eso envidio al fallecido Roberto Bolaño, que podía leer aún padeciendo toda clase de desdichas en su vida.
    Lo que me asombra del dichoso David, es que desde la adolescencia sienta yo atracción por ese pedazo de ser asexuado hecho en materia muerta, que además parece capaz de matar…
    De todas maneras, creo que desarrollé una salida demasiado exagerada hacia lo erótico, buscando sentido a la vida; siempre tengo presente, fíjese usted qué importantes son algunas de sus clases, aquella vez que nos cuestionaba sobre si debíamos satisfacer o no todos los deseos, entregarnos o no al placer. Ser dionisíaco o apolíneo, esa era y es la cuestión.
    Muchas son las tardes en que recuerdo aquella proposición filosófica que nos hacía usted.
    Bueno, gracias por todo.

    Me gusta

  4. Hola Eugenio. Creo que probablemente nos disgusta el erotismo explícito en la publicidad porque no queremos ser como el perro del experimento de Ivan Paulov, aquel sobre la ley de reflejo condicional.
    Yo no soporto lo erótico en situaciones que no sean preliminares; recuerdo que me ponen enfermo los anuncios de sexo del periódico, y los de imágenes sensuales para móviles, que estaban en cualquier revista, fuera esta de informática o de cualquier temática. Pero reconozco que el erotismo ha jugado siempre un gran papel en el séptimo arte, y que sirve de academia para muchos, aunque desvirtúa mucho la realidad.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s