Diario de lecturas

Leonardo Sciascia: El día de la lechuza

sciascialechuza

Leonardo Sciascia: El día de la lechuza. Juan Ramón Azaola (tr.) Barcelona: Tusquets, 2008. [Il giorno della civetta, Einaudi, Torino 1961]

Este año se ha llevado la Palma de Oro de Cannes Gomorra, del director Matteo Garrone, inspirada en la novela homónima de Roberto Saviano. La película aspira a retratar a la camorra napolitana en toda su miseria moral, más allá del aire trágico y heroico de clásicos como El padrino de F. F. Coppola. Desde la publicación de su libro Saviano ha tenido que vivir rodeado de guardaespaldas pues la mafia ha prometido matarle antes de Navidades.El día de la lechuza, publicada en 1961, fue la primera novela seria sobre la mafia que se publicó en Italia. Ambientada en un pequeño pueblo de Sicilia relata el asesinato de un honrado constructor a manos de un sicario. Las ramificaciones del crimen van extendiéndose hasta implicar a un ministro del gobierno de la Democracia Cristiana. Mafia, Democracia Cristiana y Fascismo,son, según Sciascia, la Santísima Trinidad del Crimen en Italia.

Una de las curiosidades relativas a la mafia en la que Sciascia insiste varias veces es el modo en que todos la niegan, especialmente quienes la dirigen o se benefician de ella. A la mafia le pasa como al ser de Gorgias: 1. No existe. 2. Si existiese no podría ser pensado. 3. Si pudiese ser pensado no podría ser expresado. A este respecto cuenta una simpática anécdota en la que un político, rodeado de mafiosos, afirma ante la multitud en un mitin que “hasta ahora no he sido capaz de saber qué es la mafia, ni si existe; y puedo juraros, con perfecta conciencia de católico y ciudadano, que no he conocido a un mafioso en mi vida”. Entonces, entre el gentío, se escucha la pregunta: “¿Y esos que están con usted, qué son, seminaristas?”, lo que provoca una carcajada general.

Otra de las peculiaridades ideológicas de la mafia es su desprecio absoluto por la democracia y el Estado de Derecho. Mafia y fascismo se complementan a la perfección. Así se expresa un viejo capo: “El pueblo, la democracia… son bellos inventos: cosas inventadas en sobremesa por gente que sabe poner una palabra en el culo de otra y todas las palabras en el culo de la humanidad…”

Para terminar la visión del ser humano que comparten fascista y mafioso:

tengo una cierta práctica del mundo; y lo que llamamos humanidad, y se nos llena la boca al decir humanidad, hermosa palabra llena de viento, la divido en cinco categorías: los hombres, los mediohombres, los hombrecillos, los, hablando con respeto, tomaporculo y los cuacuacuá… Hombres hay poquísimos; mediohombres, pocos, pues ya me daría yo por contento si la humanidad se agotara con los mediohombres… Pero no, sigue descendiendo hasta los hombrecillos, que son como los niños que se creen mayores, monos que hacen los mismos gestos que los mayores… Y, todavía más abajo, los tomaporculo, que se están convirtiendo en un ejército… Y por fin los cuacuacuá, que deberían vivir como los patos en las charcas, pues su vida no tiene mayor sentido ni mayor expresión que la de los patos… (p. 119)

Una lectura amena y enriquecedora que merece ser recordada en estos días en que tanto se habla de la Gomorra de Saviano.

10 replies »

  1. me llamo Gustavo y quisiera saber como accedo a algún vendedor que por éste medio u otro me facilite el libro “mi suicidio”, del cual han expuesto una reseña.mi correo es: pensamiento_critico19@hotmail.com. (soy chileno, estimando mi ignorancia acerca de la nacionalidad del admistrador de esto)a-dios. agredecería pronta respuesta, un gusto

    Me gusta

  2. Saludos croix,Esta edición de El día de la lechuza va acompañada de un nota del propio Sciascia en la que pasa revista a las publicaciones sobre la mafia que había en su época.Para un trabajo sobre la mafia te recomiendo, aparte de El día de la lechuza,– El caso Moro, donde Sciascia reconstruye el secuestra y asesinato del líder de la Democracia Cristiana y estudia los posibles vínculos con la Mafia y los servicios secretos.– Negro sobre negro, un diario de ideas muy interesante centrado la política italiana de los años setenta. También son interesantes Todo modo, El caballero y la muerte y Una historia sencilla.Personalmente tengo especial debilidad por El caballero y la muerte. P. D.: Me gusta el cambio de plantilla de tu blog.Hasta otra.

    Me gusta

  3. Saludos humanoide, coincido contigo en que el librito de Roorda es realmente interesante. Me sentí retratado con esta frase tan certera:”Un profesor que cobra su paga al final de cada mes es con frecuencia un ingenuo que posee una idea absurda de la vida, pues tiene de masiado tiempo para consagrarse a especulaciones gratuitas.”Estupendo verte por aquí.

    Me gusta

  4. A estas alturas nadie puede sostener que la mafia no existe. Pero cuando Sciascia publicó en 1962 este libro valiente la cosa no era así. Los diálogos son buenísimos, las elipsis inteligentes y todo está contado con intensidad y pulcritud. ¿La justicia es un espejismo?

    Me gusta

  5. Bienvenido Javier,

    Coincido contigo en que las elipsis son el punto fuerte de las novelas de Sciascia. Mejora con la edad hasta llegar a una maestría pasmosa. Me ha gustado tu blog Pasen y lean. No lo conocía. Te añado a los enlaces.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s