Diario de lecturas

Virginie Despentes: Vernon Subutex 3 (2018)

Virginie Despentes: Vernon Subutex 3. Noemí Sobregués (tr.) Barcelona: Random House, 2018.

En este tercer volumen Despentes despliega todo su arsenal de ideas políticamente incorrectas. A través de los diferentes personajes de esta novela coral conocemos cuáles son las ideas de esta peculiar novelista posmarxista y posfeminista que termina recalando en una especie de mística new age. Son observaciones de todo tipo, siempre curiosas, siempre interesantes:

  1. La prisa que tienen en los hospitales por dejar libre la cama de los fiambres, no te dejan ni cinco minutos de tranquilidad.
  2. La música y la poesía son hipocresía para burgueses. Emily Dickinson y Alejandraz Pizarnik, mierda para burgueses. La cruda verdad de la humanidad son las carnicerías. Se trata de saber sólo quién tiene derecho a ejercer la crueldad sobre quién.
  3. Y con los años noventa llegó la primera generación de auténticos niños gilipollas atiborrados de azúcar desde la cuna, una horda de degenerados, con padres idiotas que se quejaban de que el profe no sabía hacer su trabajo.
  4. Toda la vida te han contado que hay que consumir y ahora te marean con que compras cosas fabricadas en China. “¿El decrecimiento? No lo quiere. Le apasionan las tiendas de saldos, los bazares chinos del barrio…”
  5. Una escuela de élite, un campo de entrenamiento con críos arrastrándose por el barro y cuatro horas de latín por la mañana y árabe literario y álgebra y una sólida formación en historia.
  6. “Por eso los críos acaban poniendo bombas. Los hombres necesitan alcohol”
  7. Leer periódicos descansaba. Una vez impreso, ya no se movía. Internet es la guerra. Cada vez que enciende la tablet ya está atrapado en el conflicto. Si lee un artículo en el iPad a continuación tiene que tomarse un ansiolítico.
  8. “Stéphanie quiere a su hijo. Es un crío lleno de alegría de vivir, con muchos amigos y que hace lo que puede en la escuela. Es un guarro, pero aparte de eso es un buen chaval, tiene suerte. Lo que no impide que si pudiera volver atrás no tendría hijos.”
  9. La idea de que el racismo es el odio a lo que no se conoce es absurda. Se odia al vecino, a aquel con el que se convive.
  10. Para sobrevivir a una violación lo mejor es colaborar.
  11. Las series de televisión  o “cómo castigarse el cerebro bombardeándole idioteces repugnantes e ideológicamente discutibles.” No son más sanas que comer día, tarde y noche en un McDonald’s.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s