Cine

Terrence Malick: Knight of Cups (2015)

knightofcups

Knight of Cups es la última película del polémico Terrence Malick.

La cinta carece prácticamente de argumento: un guionista con una carrera de éxito, pero afectado por cierto vacío existencial, evoca en ocho capítulos independientes su vida familiar y amorosa. El resultado es muy irregular: el cuarto episodio, con Cate Blanchett interpretando a su ex-mujer, es muy superior al séptimo, protagonizado por Natalie Portman.

Formalmente, a veces es difícil distinguir fotografía y montaje del estilo habitual en la industria publicitaria.

A diferencia de El árbol de la vida, no creo que en este caso merezca la pena detenerse en la interpretación de símbolos. Aunque no puedo dejar pasar la mención a la filosofía de Platón:

Once the soul was perfect and had wings, it could sour into haven that only creatures with wings can be. But the soul lost its wings and fell to earth where it took a earthly body, now, while it lives in this body no outward sign of wings can be seen yet the roots of its wings are still there… and we see a beautiful woman or a man, the soul remembers the beauty it used to know in haven, and begins to spout and that makes the soul want to fly but it cannot yet it is still too weak so that man keeps staring up to the sky at a young bird, he lost all interest in the world around…

O la experiencia del arte contemporáneo.

A pesar de todo, hay momentos de una belleza arrebatadora y estoy seguro de que veré la película más de una vez. Porque sí, porque Malick es de los pocos directores vivos capaz de profundizar en la naturaleza de lo real usando sóla y únicamente imágenes.

Ficha técnica

  • Dirección: Terrence Malick.
  • Producción: Nicolas Gonda, Sarah Green, Ken Kao.
  • Guión: Terrence Malick.
  • Música: Hanan Townshend.
  • Fotografía: Emmanuel Lubezki.
  • Montaje: Geoffrey Richman, Keith Fraase, A. J. Edwards.
  • Intérpretes: Christian Bale, Cate Blanchett, Natalie Portman.
  • País: Estados Unidos.
  • Año: 2015.
  • Duración: 118 min.
  • Idioma: Inglés.

12 replies »

  1. Hola. Esta película pasó bastante inadvertida por todos, crítica y público. Se trata de otro cine. Es extraña, pero deja imágenes para el recuerdo. Un antiguo amigo mío decía: “Estas películas hay que verlas con un porrito”, esa era su forma de decir que había que estar en otro nivel perceptivo… Yo no fumo, solamente comento la jugada.
    Un saludo cordial.

    • Tu amigo no iba desencaminado. En el episodio VI The High Priestess lo dice tal cual. Se mezclan aquí el panteísmo, las puertas de la percepción de Huxley, las filosofías orientales, el ecologismo Gaia, la pitonisa de Delfos 🙂 Creo que Malick trabaja no restando significados sino acumulándolos. Por eso, conecta bien con mi forma de ver las cosas: en todo siempre muchas capas que interpretar.


      Un abrazo.

    • Por decirlo de algún modo, Malick se ha alejado tanto de las convenciones cinematográficas que si no fuera un genio con las imágenes todo el mundo se levantaría de la butaca. Sorrentino tiene todavía sus diálogos, la ironía, la política, los juegos y los símbolos. Del Wim Wenders actual no sabría qué decirte. Todavía me lo estoy pensando.

      Saludos.

  2. Es increíble que aún existan cineastas así. Me pregunto si su importancia crece o decrece en nuestra época: por una parte, tenemos que el sentido comercial es la única metafísica posible (la realidad de nuestro mundo reside en lo mensurable e intercambiable, sean chicles o sentimientos o reliciones personales) mientras que, por otro lado, Malick parece moverse sobre espacios metafísicos que eluden esa negación de la metafísica (pero metafísica, aún así) comercial. Sobre este asunto, me atrevo a sugerir el ensayo de Byung Chul Han, ‘El aroma del tiempo’. Documenta un poco el sentido de nuestra época utilizando Heidegger, Nietzsche, Platón (por lo que he leído). También tira de Agamben y, de alguna manera, es una versión simplificada en su narración de la aportación que hizo primero Tiqqun y después el Comité Invisible.

    Muy interesante el trabajo de Byung-Chul Han, ojalá le puedas dedicar alguna entrada que leería encantado.

    Aunque ya no comente mucho, sigo el blog con la fidelidad de siempre.

    Andrés.

  3. De vez en cuando, siento la necesidad de comentar en Aula. Así que:
    ¡Qué bodrio el largometraje “Batman v Superman” (2016)! ¡Qué cara más dura le echan los productores! Todo por el dinero.
    Eugenio, cuídate y recupérate.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s