Arte

Miriam Elia: We go to the gallery (2012)

Miriam Elia (Londres, 1982) es una artista polifacética cuyas obras más conocidas son dos libros ilustrados: We go to the gallery and The Diary of Edward the Hamster.

Aquí os dejo algunas páginas del primero. Son imágenes sencillas e irónicas que plantean cuestiones bastantes serias sobre el sentido del arte contemporáneo.

Si alguna os llama la atención sería muy interesante intercambiar ideas en la sección de comentarios.

tumblr_n9ym4pplpM1srsneco2_500

Layout 1

Layout 1

xsdR3g3

Layout 1

Layout 1

Oog2Mf3

34-35_1024x1024

38-39_1024x1024

tumblr_n9ym4pplpM1srsneco4_500

ynG1Gc9

Enlaces

3 replies »

  1. Jajaja! Me han parecido unas “estampas” buenísimas. Las dos primeras son toda una declaración de principios por parte de la autora (no la conocía, me la apunto), lo encuentro todo muy freudiano, muy moderno, pese a la estética retro del dibujo. También aprecio destellos feministas, pero todo con mucho humor fino, latente. Me ha encantado Eugenio, aunque no sé si es un material apto para mi alumnado de bachillerato (de familias, en general, bastante conservadoras). Por otro lado, parte de la gracia del libro de Míriam Elia está en subrayar el carácter provocador y escandaloso del arte contemporáneo. Y creo que se liaría una buena si mostrase en clase esos dibujos y esos textos. Increíble, pero cierto.
    Gracias por el descubrimiento!

    • Hola Marta, me alegra que te haya gustado.

      Le he estado dando vueltas y creo que Elia resulta muy interesante porque es algo así como una ironía de segundo orden que se despliega al mismo tiempo sobre el arte contemporáneo (a su vez irónico) y el discurso académico que lo legitima (bizantino como pocos). Lo hace además mediante una síntesis de palabra e imagen que resuena con muchísima intensidad. El papel de “mami” tiene cierto toque de sadismo y cinismo que me gustan. Habla en serio pero también sabemos que es una parodia. Peter y Jane, espectadores casuales, hacen la pregunta justa y reaccionan con una madurez que ya quisieran muchos adultos. Esa pureza de la infancia enfrentada a una forma de arte decadente, laberíntico, lleno de trampas y dobles sentidos también da mucho juego.

      Creo que la ilustración sobre dios ha muerto puede ser muy útil al ver a Nietzsche y la de Jeff Koons para Marx.

      Saludos.
      Eugenio

  2. Y pensar que los mejores años de los Estados Unidos de América se basaron en aquello de lo que se burlan estas ilustraciones. El cine americano de los 50 me hacía creer en mi niñez televisiva (años 70 y 80) que aquel era el modelo a seguir.
    El gran engaño.
    Mucho ánimo, Eugenio.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s