Evolución

Atapuerca: notas acerca de la evolución humana

Introducción

e-ib209-01

Los yacimientos de Atapuerca, situados en la provincia de Burgos, salieron a la luz cuando, a finales del s. XIX, se le encargó a una compañía inglesa la construcción de una línea de ferrocarril para transportar hierro y carbón a los altos hornos de Vizcaya. Afortunadamente la compañía quebró y el sueño del ferrocarril nunca se hizo realidad.

A partir de los años setenta el antropólogo Emiliano Aguirre inicia las investigaciones en la Sima de los huesos. En los años noventa ocupan la dirección los antropólogos Juan Luis Arsuaga, José Manuel Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell. Es la década de los grandes descubrimientos: el Homo Antecessor y el canibalismo ritual (1997) o el Homo Heidelbergensis y Excalibur (1998).

En marzo de 2008 se descubrieron los restos de homínido más antiguos de Europa que están todavía sin asignar: es el Homo sp (sin precisar), de hace 1,2 millones de años.

1. Entrada a la Trinchera del Ferrocarril y Sima de los huesos.

A medio kilómetro, a la derecha de la entrada a la trinchera, está situada la Cueva Mayor. En un pozo de 13 metros que se encuentra en la parte más profunda de la cueva se halla la Sima de los huesos, un lugar de enterramiento. Allí se conservan fósiles de 30 individuos de Homo Heidelbergensis. Se le llama así porque el primer ejemplar fue descubierto en la aldea alemana de Mauer, cerca de Heidelberg, en 1907.

Recreación de un grupo de Homo heidelbergensis,en base a los restos hallados en la Sima de los Huesos.

Recreación de un grupo de Homo heidelbergensis,
en base a los restos hallados en la Sima de los Huesos.

Entre los restos se halla un cráneo extraordinariamente bien conservado con una antigüedad de 750.000 años. El cráneo  recibió bastantes golpes y tuvo una infección grave en el lado izquierdo de la cara. Probablemente los compañeros del grupo tuvieron que cuidarlo y alimentarlo durante años. Vemos que la solidaridad no es un rasgo exclusivo del Homo Sapiens. Al cráneo se le llamó Miguelón en honor a Miguel Induráin.

Miguelón

Miguelón

En la Sima de los huesos se ha encontrado también un bifaz adornado al que se le ha dado el nombre de Excalibur. Encontrar este artefacto en un lugar de enterramiento sólo puede significar una cosa: el Heidelbergensis realizaba ritos funerarios que incluían facilitar objetos al difunto para que pudiera realizar el viaje a la otra vida.

Excalibur

Excalibur

En cualquier caso, ni Homo sp, ni Homo Antecessor, ni Homo Heidelbergensis ni Hombre de Neandertal fueron nuestros antepasados. El Homo Sapiens surge en África hace unos 200.000 años y su antepasado es probablemente el Homo Ergaster. Tenía la mejor tecnología lítica así que no le resultó necesario emigrar como al resto de homínidos.

2. Sima del Elefante

¿Los primeros europeos?

¿Los primeros europeos?

Es el primer yacimiento que nos encontramos al empezar a caminar por la Trinchera. Es una cueva colmada de sedimentos, que quedó al descubierto. Su nombre se debe a la presencia de restos de elefantes entre sus fósiles. En marzo de 2008 se descubrió la mandíbula de un hombre joven de hace 1,2 millones de años y cuyo género está aún por precisar. Esta es la mandibula del Homo sp.

Mandíbula de la Sima del Elefante perteneciente a los primeros homínidos europeos.

Mandíbula de la Sima del Elefante perteneciente a los primeros homínidos europeos.

3. Trinchera Galería.

Reconstrucción Trinchera Galería o Galería

Reconstrucción Trinchera Galería o Galería

Los depósitos fósiles de la Trinchera Galería abarcan de 200.000 años a 450.000. Es una trampa natural: los animales caían por el hueco de arriba, ya fuera por despiste o provocados por un grupo cazador, y el homo heidelbergensis (antepasado del neandertal) entraba en la cueva, despiezaba al animal y se llevaba las mejores partes antes de que llegaran otros carroñeros más fuertes.

4. La Gran Dolina.

Una cueva con once estratos identificados y una cronología que va desde hace 1.200.000 años hasta los 250.000 años. En ella se han hecho dos descubrimientos fundamentales. El primero, fragmentos de un cráneo perteneciente a una nueva especie, el Homo Antecessor, que vivió hace 800.000 años y que fue, probablemente, el antepasado del Homo Heidelbergensis.

576px-Homo_antecessor

Cráneo fragmentado del Homo Antecessor

Y el segundo, hace 450.000 años la cueva fue usada como campamento para un grupo de Homo Heidelbergensis con una industria lítica bien desarrollada para el momento. Existen pruebas, huellas de incisivos en restos óseos humanos, que demuestran que estos homínidos practicaban el canibalismo infantil devorando a los niños de las tribus rivales para destruirlas.

Bibliografía

  1. Fundación Atapuerca
  2. Atapuerca en evoluciona.org
  3. Atapuerca en Wikipedia

9 replies »

  1. Tienen razón los negros del Bronx cuando, entre ellos, se llaman “brother”. Recuerdo las actuaciones de Richard Pryor en que hacía bromas con descender de los primeros hombres que hubo en la Tierra:
    http://bingenow.com/video?vidid=529

    Por otro lado, estos “humanos” defendían lo suyo, seguían rituales funerarios, usaban herramientas para lo que necesitaban… (Está muy bien recordarlo).
    Saludos.

    • Parece seguro que el Homo Sapiens surgió en África independientemente de todas las especies que hay en Atapuerca. Pero está claro que antes del Sapiens ya hacíamos arte y teníamos un sentimiento de lo sagrado. Me parece milagroso.

      Saludos.

  2. Pryor bromea con que los negros fueron los primeros en tener un pensamiento.
    Después de todo lo que muchos blancos les han denigrado y parece que todos venimos del mismo sitio.
    Espero que estas ideas cobren vida y no queden muertas como letras sobre blanco.
    Sé que el tema va por otro lado, pero le llevo a un sitio distinto porque siempre es bueno bailar con los mensajes que da un artículo.
    Gracias.

    • Es cierto, en Atapuerca insistían en el tema. Todos fuimos negros. Richard Pryor lo daba todo en el escenario y un poco más. Sus actuaciones en directo me parecen irrepetibles. A su lado, un Seinfeld parece una momia. Pero veo en Pryor también un cierto talante autodestructivo. Como en todos los buenos humoristas, quizás.

      Saludos.

  3. Sí, se quemó, literalmente, lo pasó muy mal por las quemaduras. Hacía bromas sobre un fósforo que prende y él corriendo en llamas.
    Da mucho de sí.
    Saludos.

    • Este DVD es magnífico: Richard Pryor: Live On The Sunset Strip. Es un poco triste que el público a lo mejor sólo le recuerde por su papel en la secuela de Superman y alguna comedia con Gene Wilder. En realidad, era un huracán en el escenario. Incomparable.

  4. Eugenio, hay una idea que ronda en mi cabeza desde hace tiempo: el hombre que se adaptó a la naturaleza sin estropearla (no demasiado) es el hombre de las tribus africanas, americanas, de Groenlandia, etc. ¡Durante cientos de años! Antes lo sentía como un atraso, hoy lo empiezo a ver como una forma más que digna de ser “humano”.
    He oído los discos de Richard Pryor y detrás de las risas encuentro muchas ideas sobre nuestra hipocresía, lo complicado de las relaciones sexuales, el estúpido racismo, el escape de la droga… Es verdad que era un huracán. Verlo en las actuaciones es un entretenimiento fantástico, me alegra mucho que también te guste porque es como compartir algo más.

    • Hola ente, por desgracia ese ideal rousseniano del hombre es una ficción. Desde el momento en que empezamos a pintar las cavernas el objetivo era convocar la caza a través del signo. Era magia. La ciencia es magia por otros medios. La belleza fue un efecto colateral. DE todos modos, esta forma de ver al hombre también es una ficción.

      Pude encontrar el vídeo de Pryor en youtube.

  5. Tengo que pensar más sobre eso que me explicas.

    😉 Yo hubiera ido a un espectáculo de Pryor aunque hiciera chistes conmigo por ser blanco. Le saca punta a todos, blancos y negros, tiene chispa y una gracia tremenda. Recuerdo que a Reagan le llamó “mother fucker” en alguno de sus discos… ¡Ja, ja, ja! En una ocasión, con un teatro que representaba a un negro que se enamoraba de una blanca, sacó el chiste de que se lo dejaban representar si al final mataban al negro, era tremendo.
    Y había visto cine, que cuando pone la vocecita de “help me”, dice: “el jodido parecía la mosca” (la primera versión, de 1958). En una ocasión, contó que al salir del cine después de ver una película de Sydney Poitier sintió algo muy especial; era aquella en que Poitier hacía de profesor, ¡un negro, profesor! Rebelión en las aulas (1967).
    En el vídeo, dice que te mueres en el hospital y nadie da un “fuck” por ti a no ser que seas John Wayne, es verdad.
    Su dependencia a la droga y su sentido de culpabilidad me hacen pensar mucho sobre lo que significa ser humano, culpable, siempre culpable. Es terrible. Pero ahí quedan las risas, qué bueno era, el jodido.
    Yo empecé a estudiar inglés para entender a gente como Richard Pryor. En serio. Más que para leer a Thackeray o a Sterne, que ya los leo en castellano con gran disfrute.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s