Diario de lecturas

Charles Bukowski: El amor es un perro del infierno

Charles Bukowski: El amor es un perro del infierno. Poemas 1974-1977. Ciro Arbós (tr.) Madrid: Visor, 2010.

Arder en el agua Ahogarse en el fuego, lo importante es saber atravesar el fuego y Poemas de la última noche de la tierra son los otros tres libros de poemas de Bukowski que hemos comentado en este blog. El amor es un perro del infierno, al igual que Poemas de la última noche de la tierra, presentan el inconveniente de no ser bilingües. Esta falta, cuando hablamos de poesía, es, en mi opinión, un grave defecto.

Aun siendo este un libro interesante, me parece más recomendable para iniciarse en la poesía de Bukowski otra antología publicada por la misma editorial : Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta (Eduardo Iriarte -tr.- Madrid: Visor, 2005).

En cualquier caso, los poemas de El amor es un perro del infierno giran en su mayoría alrededor de las aventuras del deseo, mujeres que van y vienen, otras que nunca vienen, otras que mejor no hubiesen venido nunca, otras demasiado jóvenes, otras demasiado viejas y otras locas, borrachas, poetisas, putas, estudiantes… Como es habitual, no faltan poemas en los que Bukowski reflexiona sobre la profesión de escritor. Ironía mezclada con la verdad a martillazos en este poema, por ejemplo:

cómo ser un gran escritor

tienes que follarte a un gran número de mujeres
mujeres hermosas
y escribir unos cuantos poemas de amor aceptables.

y no te preocupes por la edad
y/o los jóvenes talentos.

tú bebe más cerveza
más y más cerveza

y ve al hipódromo al menos una vez por semana

y gana
si es posible.

aprender a ganar es difícil —
cualquier vago puede ser un buen perdedor.

y no olvides a tu Brahms
ni a tu Bach ni tu
cerveza.

no hagas ejercicio de más.

duerme hasta el mediodía.

evita las tarjetas de crédito
y pagar nada a
tiempo.

(…)

un gusto precoz por la muerte no es necesariamente mala cosa.

(…)

cíñete a la cerveza.

la cerveza es sangre continua.

una amante continua.

consigue una máquina de escribir grande
y mientras las pisadas vienen y van
por delante de tu ventana

dale a la tecla
dale fuerte

lánzate con todo

como el toro que embiste por primera vez

y recuerda a los perros viejos
que tan bien lucharon:
Hemingway, Celine, Dostoievski, Hamsun.

si piensas que no enloquecieron
en cuartos minúsculos
como enloqueces tú ahora

sin mujeres
sin comida
sin esperanza

entonces no estás preparado.

bebe más cerveza,
hay tiempo.
y si no lo hay
tampoco pasa nada.

(pp. 115-117)

17 replies »

  1. Es lamentable ver vacía la sección de comentarios, en especial si se trata de Bukowski.
    A pesar de la acidez y todo el arquetipo desilucionador de sus personajes y ambientes, hay humor en él. El mismo lo dice, y recrimina a Hemingway el no saberse reir. Pero pienso que el mayor chiste de Bukowski, o Chinaski, es no haber sido un perdedor, o dejarse caer en el lodo y echar raíces ahí. Y no es un chiste explícito, sino que está subyacente en sus relatos y su biografía. El viejo supo soportar sin caer, sabía boxear, recibía golpe tras golpe y seguía en la batalla. Hay un elemento nietzscheano en él; la voluntad de poder, ganas de crear/se a toda costa. En una entrevista dijo que su padre, el abusador y golpeador, le había enseñado la mejor lección, aguantar los golpes sin sentido que recibimos. Si eso no es superación, no sé lo que será. El viejo supo re-crearse.

    • Sinceramente me encanto tu comentario, yo no le conocia mucho, hasta que una persona me empezo a enseñar sus obras y poemas y exacto me parece que su realismo sucio, tiene una forma particular de predecir el comportamiento del ser humano y los sucesos, me gustan sus poemas, aun siendo muy fuerte en su gramática, y bueno me gusto la forma en como lo describes, sinceramente este señor era alguien muy único e inigualable

  2. Hola dobbs, ese Bukowski con carácter de boxeador inagotable e irreductible a pesar de los golpes es fundamental.

    Pero me llama más la atención cómo fue capaz de no dejarse devorar por el éxito. De repente, llegó el dinero y la fama pero siguió en la misma pelea de siempre.

    Un saludo.

  3. Adoro el Lobo Estepario y leer a Bukowski complementa mi existencia es crudo como la vida, me encanta, sobre todo leyéndolo, a Bukowski, tomando cerveza y escuchando a Chet Baker.

  4. Desde que descubrí a este escritor, he comprado los libros suyos que he visto. Me gusta su realismo ácido, critico, negativo, pero todo lo que dice es cierto. Le admiro y me gustaría ser una persona bebedora como él, pero no puedo. Sé que moriría.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s