Arte

Salvador Dalí

Dali, El gran masturbador. 1929

Dali, El gran masturbador. 1929

La pintura de Salvador Dalí es un claro ejemplo de la influencia del psicoanálisis en el arte del s. XX. El deseo sexual y el lenguaje de los sueños, habitualmente relegados al sótano del inconsciente, pasan a ocupar un primer plano. Así ocurre en El gran masturabador, una máquina diseñada para practicar el sexo oral tanto a hombres como mujeres. Un detalle curioso: Dalí era bastante misógino y su representación del sexo femenino es ese insecto con el vientre cubierto de hormigas que puedes ver bajo el rostro de la máquina. Las hormigas representan el deseo y el vello púbico. También es evidente la simbología sexual en El sueño causado por el vuelo de una abeja en torno a una granada un segundo antes de despertar.

El sueño causado por el vuelo de una abeja en torno a una granada un segundo antes de despertar.

Dalí, El sueño causado por el vuelo de una abeja en torno a una granada un segundo antes de despertar.

Si quieres saber más consulta estos enlaces:

  1. Pintura española contemporánea
  2. El gran masturbador en Wikipedia
  3. Pintores para pensar

2 replies »

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s