Arte

Jacob Baal-Teshuva: Chagall

Autorretrato con siete dedos, 1914, Amsterdam.

Jacob Baal-Teshuva: Chagall. Italia: Taschen, 2003.

Jacob Baal-Teshuva, periodista hebreo que conoció personalmente a Chagall, desvela algunos de los significados ocultos de la obra de este “místico del color”. Chagall, judío ruso emigrado a París, no siguió nunca las consignas de las vanguardias y se mantuvo fiel a un estilo y una temática impregnados a un tiempo de religiosidad y sincera celebración del mundo. Su amor eterno por su esposa Bella, le inspira obras inolvidables como Cumpleaños.

Cumpleaños, 1915, Nueva York, MOMA.

Categorías:Arte

Tagged as:

2 replies »

  1. No tengo el libro pero me gusta Chagall y su inspiración en la mitología griega. En este sentido, “La caída de Icaro” es una pintura especialmente interesante. La metamorfósis en ser volador es muy frecuente en su obra.
    Mencionar también que la editorial Taschen, la mejor con diferencia en su ámbito, celebró el año pasado su 25 aniversario. Con este motivo editó bastantes títulos a precios realmente asequibles.
    Volviendo a las metamorfosis, me gustaría saber si ha leído “Cuerpo y tiempo” de José Jimenez (Destino, 1993) y si es así, cuál es su opinión sobre la obra.
    Saludos,

  2. Coincido contigo en que su versión de la caída de Ícaro es muy especial, aunque creo que en su obra abundan más los motivos del antiguo y nuevo testamento que de la mitología griega.

    De la edición del 25 aniversario de Taschen me hice con el volumen dedicado a Dalí. Muy económico y muy buena calidad de impresión. Pero encuentro que, en ocasiones, los textos que acompañan a las ilustraciones dejan mucho que desear. A veces son pura retórica y muy aburridos. En el caso de Dalí el texto era soportable aunque tenía un tinte excesivamente “hagiográfico”. En el caso del volumen dedicado a Hopper de Ivo Kranzfelder (ISBN 978-3-8228-2050-6) el texto es insoportablemente pedante.

    Respecto a “Cuerpo y tiempo” de José Jiménez no lo he leído. Leí hace años La estética como utopía antropológica : Bloch y Marcuse (Tecnos, 1983) e Imágenes del hombre (Tecnos, 1986).En ambos atribuía al arte la función de proponer modelos humanos, figuras humanas utópicas. Definía el arte como utopía antropológica, resaltaba su carga crítica y reclamaba su naturaleza práctica. No acabó de convencerme del todo pero creo recordar que algunos de sus análisis me parecieron optimistas e interesantes.

    Gracias por tu interés y hasta otra.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s