Anaximandro de Mileto

El fragmento más conocido de Anaximandro es también epígrafe del primero de los libros de poemas de Jaime Gil de Biedma, Según sentencia del tiempo (1953). Así lo traduce el poeta: «Donde tuvo su origen, allí es preciso que retorne en su caída, de acuerdo con las determinaciones del destino. Las cosas deben pagar unas a otras castigo y pena según sentencia del tiempo» (Jaime Gil de Biedma: Las personas del verbo, p. 10). Una versión más literal sería la siguiente: … alguna otra naturaleza ápeiron de la cual nacen todos los cielos y los mundos que hay dentro de … Continúa leyendo Anaximandro de Mileto