Ética

Jaime Peña Presumido y Juan Carlos Navarro del Río: Los videojuegos y la guerra

– Título: LOS VIDEOJUEGOS Y LA GUERRA.

– Trabajo de JAIME PEÑA PRESUMIDO y JUAN CARLOS NAVARRO DEL RÍO

 – Profesor: Eugenio Sánchez Bravo.

– I.E.S. Valle del Jerte, Plasencia, Cáceres. Clase: 4º ESO B, 2013-2014.

– Del post “Imágenes para trabajar la diseración en Ética.”

Los videojuegos y la guerra

Cualquier persona que haya tenido un mínimo contacto con una videoconsola y por tanto con el mundo de los videojuegos apuesto a que ha jugado al género bélico o “Shooter”, sea en solitario o acompañado, porque hay que reconocerlo, por muy reciclado y poco innovador que resulte es un género que sabe llegar a las masas. Resulta entretenido y divertido para la mayoría.

I. ¿Los videojuegos de guerra intentan representar la realidad?

El género bélico en los videojuegos se caracteriza obviamente por mostrarnos el conflicto de ideales e intenciones entre varios bandos. El método más común para mostrarnos este conflicto es mediante los “Shooters” de los que he hablado brevementente antes. Todo el mundo conoce la saga “Call of Duty” o la saga “Medal of Honor” pero ojo,  ¿quién conoce la saga “Metal Gear” como las anteriores? A lo que quiero llegar es a que los juegos de disparos venden por el simple hecho de reflejar algo que en la vida real no se puede llevar a cabo. En este caso, coger un arma y ponerte a matar a aquello que desees como si no hubiese mañana. Ese desahogo e insensibilidad no te la aportan otros géneros.  Cada persona ve este tipo de juegos de una manera. Puedes pensar que un juego de este tipo es simplemente un método para perder la sensibilidad hacia la muerte por parte de las grandes potencias y así lavarnos las mentes, que no hay necesidad de interrelacionar esto con la realidad o que sencillamente lo más normal al terminar de jugarlos sea contraer SIDA en los ojos de lo absurdo de las situaciones. Como todo género hay variedad de opiniones respecto a lo que puede representar un juego con estas características. Lo que queda claro es que ya están bastante asentados dentro de la sociedad.

Matanza de civiles en un aeropuerto por un comando de militares rusos.

Matanza de civiles en un aeropuerto por un comando de militares rusos.

Fácilmente cuando juegues sabrás contra que estás disparando al escuchar los audios de la inteligencia artificial, cuando veas a un enemigo con la tez más oscura, con menos protección o cuando te disparen un gran número de balas y tú puedas seguir jugando como si nada. Cuando veas alguno de estos rasgos ya te habrás dado cuenta de quién es el enemigo indirectamente. Respecto al número de disparos que puedes recibir… eres el protagonista y como tal has de ser invencible hasta límites absurdos. Son estos tópicos dentro de los videojuegos los que nos hacen ver a una persona como no es en realidad. Ni todos los árabes son terroristas ni todos los soldados estadounidenses son el típico héroe de guerra.

El típico árabe representado en los videojuegos

El típico árabe representado en los videojuegos

Estos juegos no suelen presentar argumentos demasiado sólidos por lo que la jugabilidad y el grado de deleite son demasiado simplistas. Claro está que se basan en hecho reales, pero es tan secundario que, al fin y al cabo, sólo sirve como pretexto para seguir matando.  Abundan los estereotipos en cada una de las entregas. Tratan de meternos en el papel del bando que hemos de considerar la víctima, bueno y ganador. La guerra es el conflicto de ideales y se produce porque ambos bandos creen llevar la razón o han de defenderse. Nosotros simplemente adoptamos un papel, no sabemos cuáles son los motivos que pueden impulsar a nuestros enemigos a atacarnos o a estar luchando en nuestra contra. Me parece demasiado ignorante y un modo de mediatizar enorme lo que defiende y representan estos juegos en sus campañas.

Si por ejemplo nos ataca “X” desde un comienzo aparece en una situación postapocalíptica en la que tenemos que salvar el culo a los demás de los malos. Nos han invadido, todo muy bien pero, ¿por qué nos han atacado? Eso da igual. Sólo importa el espectáculo y la épica que resulta de que nosotros seamos los salvadores. Estoy generalizando pero salvo casos especiales en los que se desarrollen nuevas IP’s es así.

Por lo general esto importa poco a los asiduos compradores de estas entregas ya que se tragan cualquiera de éstas y por tanto los desarrolladores se tocan los cojones al ganar dinero sin hacer prácticamente nada innovador. Es por culpa de los jugadores que la industria y este género estén tocando fondo. Cuando hables de guerra en este sentido la gente te señalara al juego que posea más balas/segundo y menos censura. No todo es malo en este sentido ya que hay juegos como “Homefront” que han sabido llegar gracias a un argumento algo más sólido o alejándose un poco las primeras entregas de “Assasin’s Creed” ya que, aunque mayoritariamente controlemos a uno de los bandos hay tantas situaciones de inflexión que te ves obligado a decidir qué bando consideras el que se asemeja a tu opinión respecto a la Guerra Santa.

Como conclusión de este apartado opino que ni de coña los videojuegos destacan en este apartado y que están a años luz de conseguir esta meta. Aun así, existen joyas como “Homefront”, “Metal Gear” o “Assasin’s Creed”.

II. ¿Los videojuegos son usados para convencer a las masas?

Las guerras suelen ser producidas por razones políticas, económicas, por ignorancia o por la intolerancia de un bando hacia otro. En muchos de estos conflictos siempre hay un atacante que busca cualquiera de estos beneficios y por ello se aprovecha dando un primer golpe e invadiendo el territorio en cuestión. Una vez todo termina y pasa por los libros de historia todo detalle es recopilado y posteriormente puesto en boca de todo el mundo. El resultado sencillamente es un retrato perfecto del abusón que ha ganado, mostrando lo que es y los motivos que lo han impulsado a jugar a la guerra y un perdedor, que aunque se haya defendido y haya repartido lo suyo, seguirá siendo el perdedor.

III. ¿Qué papel tienen entonces los videojuegos en este tema?

Es muy simple. Los videojuegos son un modo recreativo mundialmente conocido  que llega a bastante gente. Millones de personas después jugarán a estos juegos y, como los videojuegos pueden ser usados como medio de comunicación e información, las empresas y países pueden usarlos para convencer a estos jugadores mediante una historia en la que el país en cuestión aparece luchando contra otra potencia que por lógica hemos de considerar enemiga. Generalmente manejamos a EEUU contra Rusia o contra los países árabes. No es algo que me invente ya que suele ser así, no tenemos que irnos muy lejos para verlo. “Battlefield 3” es un juego de bastante prestigioy que en su trayectoria ha recortado al gigante COD. ¿Cuál es el argumento de éste?

Nos situamos en un conflicto bélico desarrollado principalmente en Turquía y Teherán en el cual hemos de desactivar una célula terrorista que pretende llevar a cabo una guerra civil y por el camino, así, por casualidad del destino, encontramos material nuclear en un sótano. Hasta aquí llega la historia principal de este juego. Verdaderamente dando palmadas con los cojones me hallo después de esto. Qué gran historia, ¡joder!, gracias por aportar frescura a los videojuegos… En fin, otros juegos con argumentos similares son los siguientes:

  • “Call of Duty 4: Modern Warfare.”
  • “Company and Heroes 2.”
  • “Tom Clancy’s Splinter Cell: Blacklist.”
  • “Spec Ops The Line.”

Son algunos de los muchos juegos que aportan estereotipos al mercado y hacen que el jugador al final dé por hecho que el enemigo común que aparece en todas estas entregas sea realmente el enemigo real que produce todos los conflictos. No es difícil ver que está a la orden del día lo que estoy diciendo. Si preguntas a cualquiera de las muchas personas sin criterio que ahora mismo habitan en nuestro país por lo general te dirán que los rusos o los árabes son los enemigos, porque estos juegos han influido tanto que ya hasta están arraigados a nuestra forma de pensar y nuestra lógica. Da igual que la historia nos haya dejado a EEUU como abusón, gracias a los videojuegos los países árabes han sido retratados con ese papel, exculpando así a EEUU de lo malo. Claro que estos países no son unos santitos. El caso es que no se han promocionado tanto como EEUU.

Estados Unidos, el protagonista bueno en todos los videojuegos.

Estados Unidos, el protagonista bueno en todos los videojuegos.

Aparte de esta exculpación ha pasado a ser el país que siempre ha de salvarnos el culo, sin el que no podemos hacer nada frente a los invasores. Se ha creado poco a poco indirectamente una dependencia mediante la propaganda. Como gran potencia que es no tiene problemas en ayudarnos a todos siempre que sea posible, da igual que sean aliens o cualquier otra nación que vaya a atentar contra nuestra seguridad, el caso es ser los machotes. ¡Coño!, es una potencia con gran poderío. Habrá que sacar el arsenal de vez en cuando.

IV. Conclusiones

La jugada de EEUU ha salido bastante bien. Por mucho PEGI y restricciones de edad que posean los videojuegos nadie cumple esa basura de regla. Los niños más que nadie están puestos al día y como tal son el público más vulnerable a esta propaganda estereotipada.  La mediatización que poseen los videojuegos es asombrosa y la forma en que han sabido usarla es más asombrosa aún.

Cada vez con más frecuencia se da el caso del robo de información mediante diversas plataformas usando las nuevas tecnologías. ¡Cómo no!, esto es causado por un conflicto de intereses entre diversas compañías, que suele desembocar en una guerra comercial por ver quien posee mayores ventas o unos dispositivos más potentes. Los gigantes no se cortan a la hora de espiar a través de las aplicaciones que usamos con frecuencia para comunicarnos y así obtener datos que puedan usar en su beneficio. Esto no se limita a las tecnologías. Dentro de los videojuegos podemos encontrar los casos de robo a través del popular juego “Angry Birds” o el hackeo de PS3 que dejó sin funcionamiento los servidores durante un par de semanas. Como ya habrás podido pensar, no son más que movimientos que han salido a la luz por su gravedad, pero continuamente se produce el robo y compraventa de información. La guerra está ahí también, menos ruidosa, pero está… Los videojuegos de este modo pueden ser usados por diferentes entidades anónimas para nutrirse y así seguir con sus guerras. Los videojuegos tienen mucho que mostrar, pueden ser usados como arma sin que muchos se den cuenta. Los videojuegos sencillamente son arte.

1 reply »

  1. Me declaro un absoluto desconocedor de los videojuegos. Considero que la creatividad humana alcanza logros de virtualidad prodigiosa. Las proyecciones de nuestra mente precisan espacios de realización verosimil. Crear estructuras virtuales convierte al jugador en un consumidor (inevitable) y en un ser lúdico.
    Son muchas las propuestas que determinan lo virtual como una forma de libertad abierta y sin límites. Lo que vemos no es real, pese a muchos talentos empeñados en hacernos digerir la “culpa del asesinato” o ” un uso desproporcionado de la violencia”. La realidad, en sus sutilezas aplica formas de terrorismo, de violencia coactiva, de segregación y señala, con claridad a los “buenos y a los “malos” con la zafiedad que le es propia. Creo que la apreciación final del artículo, catalogando, como “arte” a los videojuegos es adecuada: el arte de la estética creadora unido a una formulación de estructuras con una alto poder proyectivo. Un saludo. Francisco.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s