Cine

Alien (Scott-1979, Cameron-1986, Fincher-1992, Jeunet-1997)

Alien (Scott-1979)

Aliens (Cameron-1986)

Alien 3 (Fincher-1992)

Alien Resurrection (Jeunet-1997)

9 replies »

  1. En alguna ocasión he relacionado la lucha “mitológica” del ser frente a un poder superior, extraño e inteligente. He visto todas las películas. Me fascinan los dibujos. El sentido estético habitual se desmorona ante arquitecturas metálicas o metamorfosis fundiéndose a cuerpos humanos. Es el “rizoma”, lo que en la oscuridad se convierte en nutricio sin adoptar la forma del bípedo. Es, en sí mismo todo un cúmulo de sentimiento de poder arcaico y posmoderno. La actriz principal es un “!icono” de esa entereza sin emociones, que aborda la tarea de protegerse y aniquilar la máquina de poder que habita en los espacios del decorado. Un saludo y siempre gracias. Excelente la referencia fotográfica.

    • Hola Francisco, a pesar de que la influencia original de H. R. Giger se va devaluando a medida que avanzamos en la saga, hay muchos elementos míticos y simbólicos en la serie que creo importante recordar. Por ejemplo, el cristo que se sacrifica por la humanidad, la actividad científica como “violación” de la naturaleza, el científico como aprendiz de brujo, la fascinación del horror, la corrupción o mutación de la inteligencia artificial, la epifanía del superhombre de Nietzsche, una lectura superficial del Edipo freudiano… Son muchas las ideas que suscitan en mí estas imágenes.

      En mi opinión Alien Resurrection es una película ideal para trabajar el tema de la ciencia en clase.

      Saludos y gracias a ti por tus comenarios.

  2. Un desvarío: hace poco, el primer trasplante de corazón artificial resultó en la muerte del enfermo terminal a los setenta y pico días. Uno de las errores a corregir (que dicen aprendieron los “científicos-médicos-vaya usted a saber “) es que el próximo corazón artificial, para no ser rechazado por el cuerpo, debe ser mitad artificial mitad biológico. En Aliens muchas veces vi un regodeo en lo de juntar lo artificial y lo biológico, incluso a nivel sexual.
    Bueno, espero no haber hecho mucho daño con mi “desvarío”.
    Un saludo. 😉

    • Hola ente, los diseños de Alien vienen de H. R. Giger. Ahí lo humano no son más que vestigios, sombras que nada significan. Ha triunfado lo artificial y el resultado es siniestro.

      En Cronenberg hay otra fusión de lo humano y lo robótico: Videodrome, The Fly… El resultado tampoco es esperanzador.

      Sin embargo, vemos a todo el mundo usando sus smartphones y los riñones o los corazones artificiales son cuestión de años…

      El pesimismo respecto a la IA, heredado del Frankenstein de Mary Shelley, y que domina el final del s. XX en el cine (Matrix, Terminator, etc.) es un enfoque que se aleja mucho de la vida cotidiana. Es, en cierto modo, una reacción histérica ante lo desconocido.

      Sí es cierto que la sospecha frente al carácter intrínsecamente malvado de la ciencia (“violación” de la naturaleza, voluntad de poder sin escrúpulos) está presente en Alien de un modo interesante. Al principio de Alien Resurrection los científicos extraen a la reina de Ripley. Los rostros en primer plano de los científicos son de excitación sexual. Reucerdan a los de Un perro andaluz. Eso sí me aterra.

      Un abrazo.

  3. Hola. De pequeño vi un anuncio en la tele sobre el estreno de Alien (1979), por aquellas imágenes creí que se trataba de un insecto gigante que tenía sexo con la astronauta. Le tenía un miedo terrible a esa alucinación y se me apareció en pesadillas varias veces. Ella se desviste, el monstruo babea, juntan las caras… para un niño con imaginación y, sobre todo, en aquella época del destape en España, que ibas a comprar un chiste de Zipi y Zape y veías al lado, en otra estantería, las revistas con mujeres desnudas, y en la tele, igual, tetas y sexo a la hora de la cena… Que no me excuso, que en Alien hay algo sexual hasta cuando ella levanta su arma, que igual Ripley es hermafrodita…
    😦

    • En la versión de Cameron parece que a Ripley le quieren curar un Complejo de Edipo. Decía Freud que las mujeres para superar el complejo de castración tienen que tener un hijo varón que sería su pene sustituto. Pues Cameron le da un arma gigante (igual que a Sarah Connor) y además una hija adoptiva. Me parece una pérdida. Creo que la versión de Ridley Scott es la más interesante. También me gustan partes de la de Fincher aunque la deriva religiosa es un poco irritante. A Cameron parece que siempre le sale la misma película. Y Jeunet hace por momentos una autoparodia del género que le queda muy lograda pero que ya pone punto final definitivo a la serie. Quiero decir que ya el monstruo pierde toda la carga de horror y pasa a ser cómico.

      • Sí, es eso. Coincido en tus análisis de los puntos de vistas según los directores. La primera película es la más jugosa. Otra cosa, también leí sobre el complejo de castración del que hablaba Freud y lo he intuido hasta cuando Schwarzenegger hacía Comando (1985) y sus seguidores babeaban viéndole (¿pene diminuto – arma grande?).
        Lo de los monjes me aburrió.

  4. Y la fusión de organismo con mecanismo puede terminar convirtiéndonos en aquellos Borgs de Star Trek VIII – The fist contact (1998).
    Hay un episodio muy asqueroso de South Park en que juntan Ipods con humanos, ano-boca. De pesadilla. CentIpadhumano. Es una parodia escatológica de una peli que mejor ni nombro.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s