Historia de la Filosofía (Extremadura)

Ilustraciones de apoyo a los apuntes de Platón

La transmigración de las almas

El mito de la caverna

Teoría de las Ideas

9 replies »

  1. He dedicado 23 años a la enseñanza de la Filosofía: Ética y Filosofía. Mi tarea durante este tiempo ha sido reconocer y demostrar a mis alumnos que no están solos y que los grandes o pequeños pensadores no les van a dar respuesta a todas sus preguntas, pero les van a mostrar cómo pueden ver las cosas de una manera diferente. Los humanos no hemos nacido para que nos adoctrinen, sino para intentar vivir la vida que necesitamos, no la que otros quieren que tengamos. La cuestión fundamental es qué va a ocurrir y qué está ocurriendo con una sociedad y una educación en las que el pensamiento y los valores parecen no interesar porque no tienen rentabilidad o no convienen.

    • A veces los cambios sociales vienen impulsados por eso tan intangible que son las Ideas. A quienes detentan el poder nunca les ha gustado que esas Ideas impregnen el tejido social. Supongo que convertir la filosofía en una mercancía elitista es un modo de desactivar su potencial. De todos modos, tengo la sensación de que hay más en juego. Sócrates tampoco gustaba pero la nuestra es una época diferente: por el armamento nuclear, el cambio climático, el vértigo de la historia. Incluso teniendo a mano todo el arsenal del pensamiento de los últimos dos mil quinientos años no sé si el ser humano como especie tiene largo recorrido.

      Saludos.

  2. Hola.
    Ana, soy un alumno de Aula de Filosofía. En esas tardes vacías que todos tenemos, recuerdo aquel bachillerato (el de mi pasado) y la Filosofía, no tenía tiempo para las 8 asignaturas que nos daban, y siguen dando, no pude aprovechar la filosofía como me hubiera gustado, pero tengo la vida por delante, la pena se me quita con este Aula y con los libros de aquí y allá. Ahora sé lo que cuesta ser profesor, el enfrentamiento a la incredulidad de muchos alumnos, a su reticencia a querer aprender a pensar; además, a ciertos poderes les conviene, como bien dices.
    A Santiago Auserón siempre le he admirado, desde los tiempos de La Bola de Cristal, su irreverencia y la seriedad con la que lleva su forma de ser, sin engaños, tal cual, un enfrentamiento directo con la conveniencia (en cualquier acto) y con el poder establecido. Pueden reírse al leer esto, pero aquello que cantaba de “soy un electroduende y nadie me comprende” o esto en otra: “llegaré tarde a trabajar sin afeitar”, ya me hacían pensar de niño cosas sobre la importancia de ser “diferente” y sobre lo jodido de ser una persona “modelo” que hace siempre lo conveniente (afeitarse, ir a trabajar…)
    Bueno, espero no haber aburrido demasiado.
    ¡Arriba el pensamiento! ¡Arriba la Filosofía!

    • Hola ente, hace poco discutía con los alumnos sobre el poco interés que ponen en las huelgas. Deberían movilizarse contra una ley que va a poner patas arriba la sociedad. Y sin embargo… Yo les decía que falta amor, amor a la educación, al pensamiento, a las ideas, a la filosofía. El amor lleva el potencial humano a cotas desconocidas. Pero no existe ese amor en los centros educativos: se han convertido en jaulas donde la mayoría trata el saber como mera mercancía y así nos va.

      Un abrazo.

      Ánimo con el inglés. Me parece una idea excelente.

  3. Así lo veo también yo, el ser humano es muy manipulable y se le puede robar con facilidad esa capacidad de poder amar esta ciencia de filosofar. El comentario filosófico de textos está encaminado casi únicamente como si fuera la orden de descubrir ciertas claves en un texto determinado, claro, la academia se rige por unas normas que cada vez huyen más de la libertad. El que va un poco a contracorriente se “mosquea” de que para el profesor no valga lo que él ve en ese texto o en esa pintura, al final todos aprendemos, aunque nos lleve años. En serio, Sócrates era el único que sabía lo que se tenía entre manos: una bomba que puede revolucionarlo todo.
    Lo que hace el que enseña esta ciencia es útil hasta cuando lo hace mal, cuando no usa la técnica adecuada. Esto me fascina.
    Un abrazo.

  4. Ah, se me olvidaba: sobre los jóvenes del instituto que no se movilizan, se me ocurre que se sienten protegidos por la “burbuja de los padres”, corrígeme si me equivoco. Es lo primero que me pasa por la cabeza, aunque creo que habrá casos de todas las clases.
    Gracias.

    • Hay de todo. Falta esa habilidad de Ulises que antes de enfrentarse a las sirenas se ata al mástil. Falta pensar en el futuro y pensar en consecuencia. Es un defecto de la razón humana en general. La mayoría pensamos: eso no nos tocará. Freud decía que nadie cree en su propia muerte.

      La burbuja de los padres cada vez protege menos. El paro, las familias desestructuradas…

      Hasta otra.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s