Cine

II Ciclo de Filosofía y Cine. Alberto Iglesias Martín: El club de la lucha (1999).

clublucha

El viernes 22 de febrero de 2013 a las 17.00 el Departamento de Filosofía del IES Valle del Jerte proyectará en la biblioteca del centro la película El club de la lucha (Fincher, 1999)

Observaciones filosóficas de Alberto Iglesias Martín (2º Bachillerato A) sobre la película El club de la lucha (Fincher, 1999)

El club de la lucha cuenta la historia de un narrador anónimo que de repente toma conciencia del sinsentido de su vida. Esta visión nihilista le lleva a buscar la solución en el sufrimiento ajeno. El alivio dura un tiempo hasta que entra en escena una mujer, Marla. A partir de ese momento las circunstancias que lo rodean, la pérdida de su hogar y el hecho de conocer a Tyler Durden, cambian su vida por completo.

Tyler representa la antítesis de lo que el protagonista es. Juntos crean un club, el llamado “club de la lucha”, que se rige por una serie de reglas de las cuales la primera es no hablar jamás del club de la lucha. Esta asociación representa esa liberación que les hace sentirse vivos, apartarse del resto del mundo y conforme va pasando el tiempo, irse separando del sistema. El club es una válvula de escape y al mismo tiempo les llena de energía vital partiendo de la violencia.

Una vez que el protagonista lo pierde todo y toca fondo alcanza la libertad. Al no tener nada, toma conciencia de lo que es más importante y que hasta el momento le había sido ocultado: la propia vida.

Poco a poco va aprendiendo de Tyler a superar toda su frustración personal y a no tratar de controlarlo todo como hasta el momento había hecho. Aprende a vivir la vida con todo lo que esta conlleva, el dolor incluido. Deja atrás toda su debilidad anterior y comienza a regirse por sus propias reglas.

Sin embargo, hacia el final de la película el narrador abre los ojos, se arrepiente y decide enfrentarse con los planes de destrucción de Tyler.

Otra idea esencial de la película es la crítica al capitalismo y al consumismo. El club de la lucha se establece para combatir el capitalismo: un sistema económico que hipnotiza a la población para que consuma bienes y productos que le son totalmente innecesarios. De este modo se crea un grupo anticapitalista con una gran capacidad organizativa que lleva al planteamiento acerca de qué hace falta para crear un ejército de soldados absolutamente leales. El capitalismo y el sistema son agentes que alienan a las personas y les privan de su auténtica esencia vital. En relación con esto, se critica la civilización por todo aquello que resta a la naturaleza propia del ser humano, que lo aliena (al modo de la alienación de Marx) y lo lleva a ceder su esencia a los objetos, productos y bienes, al dinero y a todo lo espiritual e incluso cultural…

Es también fundamental el planteamiento que se hace acerca de Dios y la idea de que seamos “esos hijos que tuvo por error”.

Otro punto que creo que es destacable es la misoginia que se aprecia en la película. “El club de la lucha es sólo para hombres” y, como explica Tyler, la debilidad de los protagonistas se debe al hecho de haber sido criados por mujeres. Además, el único protagonista femenino, Marla, está asociada al infortunio y la destrucción.

En síntesis, todos estos planteamientos confluyen en una idea un tanto pesimista acerca de la condición humana, aunque se deja entrever la posibilidad de ruptura del sistema, autosuperación y consecución de otro modo de vida.

Muchas de estas ideas se relacionan claramente con la filosofía nietzscheana y con conceptos suyos tales como el nihilismo, el superhombreÜbermensch (el personaje de Tyler), la voluntad de poder o la transmutación de valores.

En cuanto a los aspectos técnicos de la película, hay que destacar los efectos visuales, el trabajo de fotografía (en que resaltan los ambientes suburbanos que transmiten la sensación de decadencia) y la música que acompaña el desarrollo de la historia. El lenguaje utilizado es provocativo e irreverente, sin eufemismos, directo y un tanto agresivo. El ritmo del desarrollo de la trama es rápido y mantiene un suspense continuo. Todo lo dicho logra que el espectador sienta atracción y repulsión simultáneamente pues forma y contenido se hallan en perfecta sintonía.

Ficha técnica de The Fight Club (El club de la lucha, Fincher, 1999)

Fight_Club_poster

  • Dirección: David Fincher
  • Producción: Art Linson, Ceán Chaffin, Ross Grayson Bell
  • Guión: Jim Uhls (adaptación de la  novela El club de la lucha de Chuck Palahniuk)
  • Narrador: Edward Norton
  • Interretación: Brad Pitt, Edward Norton, Helena Bonham Carter
  • Música: Dust Brothers
  • Fotografía: Jeff Cronenweth
  • Montaje: James Haygood
  • Fecha de estreno: 15 de octubre de 1999.
  • Duración: 139 minutos
  • País: Estados Unidos

9 replies »

  1. Eugenio, he vuelto a ver la película. Veo a Dostoievski, veo a Los hermanos Karamazov. Voy a intentar explicarme para no confundir a nadie: cuando en la novela del genial escritor ruso un hijo mata a su padre (un padre cruel), está, en realidad, asesinando a Dios, la consecuencia, y a la vez pudiera ser la causa, es que el amor ha muerto: sin amor se puede hacer cualquier cosa, todo está justificado. La novela de Dostoievski es muchísimo más cruel que El club de la lucha. En esta última, sólo pelean dos hombres y siempre uno de ellos acaba rindiéndose; sustituye la muerte por una lucha de egos. Ah, qué crueldad la de la novela de Fiódor, la crucifixión y el sufrimiento de un niño durante 4 horas antes de morir. Terrible. Los hombres de El club de la lucha odian a sus padres y se pelean entre ellos para contrarrestar este odio. Me quedo con Dostoievski. Leamos juntos este extracto, por favor:
    “- No puedo confiar en nadie más que en usted; usted es la única persona del mundo en quien puedo confiar. Le hablo con más sinceridad que a mí misma. No siento ninguna vergüenza ante usted, Aliocha, ninguna. ¿Por qué será? Aliocha, ¿es verdad que los judíos roban y estrangulan niños en las Pascuas?
    – No lo sé.
    – Yo tengo un libro donde se explica un proceso contra un judío que, después de cortar los dedos a un niño de cuatro años, lo clavó, lo crucificó en una pared. El culpable declaró ante el tribunal que el niño murió rápidamente, al cabo de cuatro horas. En verdad, es una muerte rápida. El niño no cesaba de gemir, mientras el asesino permanecía ante él, contemplándolo. ¡Esto está bien!
    – ¿Bien?
    – Sí. A veces me imagino que soy yo quien lo ha crucificado. El niño gime. Yo me siento ante él y me pongo a comer compota de piña. Es un dulce que me gusta mucho. ¿A usted no?

    Aliocha la miraba en silencio. De pronto, el rostro, de un amarillo pálido, de Lise se transfiguró y sus ojos llamearon.”

    Me gusta

  2. Hola ente. El asesinato del padre equivale a la muerte de Dios. También puede entenderse que el asesinato del padre es posible porque Dios ha muerto. En cualquier caso, la violencia en Los hermanos Karamazov tiene un motivo, todavía es inteligible. Sin embargo, en El club de la lucha, el motivo se ha diluido. Es Nietzsche el que ha andado el camino de Palahniuk. La violencia se usa para rescatar al verdadero hombre que llevamos dentro, para situarnos a la altura de Dios y recrear este mundo desde cero. A mí me parece que Palahniuk es mucho peor escritor pero corresponde a un estado más avanzado del nihilismo. Aunque tan lejos de la solución como Dostoievski.

    Sobre el segundo párrafo me suena más a la propaganda antisemita que tanto abundaba en la Rusia de la época que a algo real. En una biografía de Chagall leí cómo se comportaban las tropas rusas en los guetos judíos y me parece más creíbe que esa crucifixión simbólica.

    Creo que el momento culminante de la novela es la fábula del Gran Inquisidor. https://auladefilosofia.net/2008/10/29/dostoievski-los-hermanos-karamazov/

    Saludos.

    Me gusta

  3. Sí, estoy de acuerdo. Esta mañana pensaba sobre la imagen negativa que históricamente han tenido los judíos. Se les atribuía toda clase de males (como por naturaleza, de nacimiento).
    El tema es que creo que puedes leer hoy a Dostoievski y dentro de 10 años escribir algo como The fight club, es una influencia sin fin (la crueldad del ser humano que no nos permite terminar de quererle del todo, que afirma la tendencia a tenerle siempre miedo o rencor como especie).
    La humanidad entera está retratada en la familia de Los hermanos Karamasov. (Gracias por el enlace).
    Hay algo que pienso que es muy importante, corríjame si me equivoco, hablaba Platón de los dos caballos que llevaban nuestro carruaje, uno malo y otro bueno. Decía Aristóteles que tenemos que honrar a nuestros padres, que agradecerles su esfuerzo, una forma de conseguir la virtud es esa: ser justo. Creo que ese es el camino: dominar al caballo malo y ser justos. ¿Cuándo recurrir a la violencia? Ese continúa siendo el punto difícil de comprender. Me llega a la memoria los 20 años que Aristóteles estuvo en la Academia…, todo un ejemplo de aprendizaje.
    Gracias.

    Me gusta

  4. Recién descubro esta página, Eugenio. Felicidades. 🙂
    En tu entrada sobre “Los hermanos Karamázov” proponías la lectura de Dostoyevsky, que contraviene ese cultura de la instantaneidad que demanda, ya no sólo la adolescencia, sino el ser humano contemporáneo.
    ¿Crees que a esa cultura pertenece, en cierta medida, “Club de lucha”? Las máximas lapidarias, sucediéndose a un ritmo vertiginoso, sin descanso ni periodo de reflexión, aparecen como certezas absolutas. Quizá Fincher quería imprimir ese carácter distintivo, pero, a mi juicio, equívoco, de la novela de Palahniuk como una crítica mecanicista de nuestra época. (Al fin y al cabo, esos párrafos permiten una relectura; no así en el séptimo arte.) Y el transfondo marxista y nietzscheano (que primarían en un debate acerca de la película) se relegan a un segundo plano.
    La atracción/repulsión que mencionas dota a la película de un halo extraño, como si nuestra asistencia consciente como espectadores quedará superficialmente removida. Yo me debato entre el texto panfletario y ese zarandeo que nos desasosiega, entre el objeto de culto y el “becerro de oro”.
    Pero termino mis diletanstismos (y penosos) esfuerzos filosóficos, con el fin de cederte la palabra y ampliar, si dispones de tiempo para ello, tu análisis (que me encantaría conocer).
    ¡Un saludo!

    Me gusta

    • Hola Álvaro, casi no puedo añadir nada más. Creo que has expresado muy bien las posibilidades de interpretación que ofrece la novela de Palahniuk. Su problema es que no es capaz de mantener esa tensión narrativa en su ninguna de sus obras posteriores a pesar de prestar el género de la novela al gore, al porno, al serial killer… De todos modos, sigo leyéndolo. Una de mis próximas lecturas será Pigmeo. Ya contaré en el blog. Saludos. 🙂

      Me gusta

  5. hola, me llamo katerine solo quiero decir q esta bonita la pelicula y muy buena. yo ya me la vi en una clase de filosofia ayer y me gusto.
    ecepto en la parte donde comienzan las peleas son muy bruscas y violentas, el resto es muy interesante.

    Me gusta

  6. Mi relación con discursos sobre la violencia, siempre me han mostrado actitudes abiertas en defensa de su uso. Esta película argumenta un claro sentir literario. El cuerpo joven se muestra en su discursividad física. La violencia no debe ser comparable con la asertividad del golpe, la ausencia de hipocresía y la desnudez de lo humano. Siempre aproximé la metáfora a la propuesta de Palahniuk. Somos, en cierto modo una metáfora oculta de ese club de la lucha. Optamos por el discurso constructivo, pero sin profundizar demasiado, más allá de una quietud ascética, cabe una sabiduría del moretón y el ego por los suelos. Un saludo.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s