Cine

Daniel Knauf: Carnivàle (2003-2005)

Before the beginning, after the Great War between Heaven and Hell,
God created the Earth and gave dominion over it to the crafty ape he called Man;
and to each generation was born a creature of light and a creature of darkness;
and great armies clashed by night in the ancient war between Good and Evil.
There was magic then, nobility, and unimaginable cruelty;
and so it was until the day that a false sun exploded over Trinity,
and Man forever traded away wonder for reason.

Samson

Carnivàle es una serie de televisión de dos temporadas producida por la HBO. Su creador Daniel Knauf, inspirándose en los aspectos más esotéricos del gnosticismo, escenifica la lucha entre el Bien y el Mal utilizando como decorado unos Estados Unidos invadidos por la pobreza, la miseria, y el polvo del desierto tras la Gran Depresión de 1929.

Desde un punto de vista filosófico destacaría dos elementos. En primer lugar, la redefinición que lleva a cabo Knauf de lo que habitualmente entendemos por bueno y malo. Aplica una transmutación de los valores que hunde sus raíces en El matrimonio del cielo y el infierno de William Blake y La generalogía de la moral de Nietzsche. Las herramientas de las que el Mal se sirve para conjurar el Apocalipsis son los mismos demonios a los que se enfrentó el autor de Así habló Zaratustra: el progreso tecnológico, el cristianismo y la democracia, que deriva tan fácilmente hacia  la oligarquía o el fascismo. Así, las lacras del progreso tecnológico son, por ejemplo, la primera prueba nuclear realizada en 1945 en Alamogordo con el nombre en clave de Trinity, o la invención de la radio, utilizada para manipular a las multitudes y de la cual abundan aterradores primeros planos.

El cristianismo se interpreta como la ideología perfecta para muertos vivientes: hipocresía, sumisión y represión. Su venganza de la vida queda reflejada especialmente en el capítulo en el que una de las stripers del circo es linchada, ejecutada y esclavizada sexualmente para toda la eternidad por “honrados trabajadores”  zombies en Babylon. La Criatura de la Oscuridad es, para colmo, un hombre de Dios, el predicador Justin Crowe.

La democracia con toda su parafernalia de igualdad, elecciones y derechos humanos, es, en el fondo, la forma política más evolucionada y sutil para dominar a las masas. Gracias al perfeccionamiento de los medios de comunicación, la democracia ha abocado a la humanidad a esa nada despreciable que Nietzsche llamaba el “último hombre“.

Como puede verse, la visión de Knauf es tremendamente pesimista y no hay forma de esquivar una previsible victoria del Mal.

El Bien se halla, por el contrario, alejado del poder, marginal y perseguido. En este caso, un circo ambulante habitado por monstruos (freaks) y perdedores. Entre ellos, Ben Hawkins, la Criatura de la Luz. Frente al reverendo Justin, pulcro y ávido de poder, Ben, siempre sudoroso y cubierto de polvo, experimenta su don para sanar como una maldición. Nick Stahl, que luego interpretaría a un aceptable John Connor en Terminator 3, imprime al personaje la fragilidad, la tristeza y el olor a derrota que requiere.

El segundo aspecto filosófico que me gustaría destacar es la acertada visión que ofrece la serie de la plasticidad del ser humano. En su corazón están íntimamente mezclados el Bien y el Mal. El hombre es pura posibilidad entre los ángeles y las bestias. Esto es especialmente significativo en el caso del personaje clave, Sofie, el punto omega de la historia de Carnivàle.

Desgraciadamente, la brusca cancelación de la serie (un presupuesto excesivo, alegó la HBO) dejó algunos cabos sueltos que merman mucho la coherencia de la trama. Creo que el personaje de Sofie es el más afectado por este defecto: ¿quién es su padre?, ¿cómo puede engendrar el fin de la humanidad si ese papel corresponde al Usher que es el reverendo Justin?…

En cualquier caso, Carnivàle es una legítima heredera de Twin Peaks (Lynch, 1990-1991) y precursora de lo mejor de Lost (Abrams, 2004-2010), una serie muy recomendable y cuyas imágenes te darán mucho que pensar. Every prohet in his house.

Ficha técnica de Carnivàle

El logo de la serie, creado por Knaupf.

– Género: Teológico.
– Creada por: Daniel Knauf
– Intérpretes: Michael J. Anderson (Samson), Adrienne Barbeau (Ruthie), Patrick Bauchau (Lodz), Clancy Brown (Justin Crowe), Debra Christofferson (Lila), Tim DeKay (Jonesy), Clea DuVall (Sofie), Cynthia Ettinger (Rita Sue), John Fleck (Gecko), Carla Gallo (Libby), Toby Huss (Felix),  Amy Madigan (Iris), Diane Salinger (Apollonia), Nick Stahl (Ben Hawkins), Karyne Steben y Sarah Steben (Alexandria y Caladonia Potter), Brian Turk (Gabriel), Ralph Waite (Norman Balthus), Robert Knepper (Tommy Dolan)
– Banda sonora: Wendy Melvoin, Lisa Coleman, Jeff Beal.
– País: Estados Unidos
– Idioma: Inglés
– 2 temporadas y 24 capítulos.
– Producción: Howard Klein, Daniel Knauf, Ronald D. Moore
– Cadena de televisión: HBO
– Duración: Septiembre de 2003 – Marzo de 2005

Bibliografía

  1. José Luis Molinuevo: Guía de complejos. (Incluye un capítulo excelente dedicado a Carnivàle).
  2. Carnivàle en Wikipedia.

10 replies »

  1. Es extraño que no tenga un comentario un artículo tan subversivo.
    Vivimos tiempos en que miles de comentaristas se distraen con otros artículos trucados (de carácter manipulador la mayoría).
    Voy a conseguir la serie, a ver si me devuelve algo de la energía que me han robado otras series y películas.
    Gracias por su dedicación a esta página tan generosa.

  2. Hola de nuevo. Vi el primer capítulo, tiene una factura envidiable. Abunda en símbolos y esos llegan directos la psique.
    Me gustaría comentar la elección de los actores, de grandes y expresivos ojos, creo que el resultado es una mirada profunda a nuestra raza, un gran ojo que observa y es observado.
    Gracias. Es buen cine el de esta serie, olvidamos la cámara y el engaño cinematográfico; están muy bien la progresión del relato, la elección de las imágenes, las interpretaciones…
    Gracias Eugenio.

  3. Sí, desarrolla aquello que decía Hitchcock sobre la composición de los personajes, algo así como que los buenos no visten de blanco ni ayudan a las ancianitas a cruzar la calle, y tampoco los malos van dando patadas a los perros. Pero en Carnivale esto está en un plano más filosófico. También Hitchcock reconoció que sólo tuvo libertad creativa casi plena en Vértigo (1958). Todo es una acumulación de logros, hasta el cine. Y me repito, lo siento.

    Ánimo para este nuevo curso que empieza pronto.

  4. Estoy interesado en el surrealismo, estudio el tema. Me gustaría aclarar que no atiendo a los símbolos de Carnivale como si ellos fueran emblemas (illuminati y demás), no, su significado es el de otra de las acepciones de la palabra, el símbolo como: “figura retórica o forma artística, especialmente frecuentes a partir de la escuela simbolista, a fines del siglo XIX, y más usadas aún en las escuelas poéticas o artísticas posteriores, sobre todo en el superrealismo, y que consiste en utilizar la asociación o asociaciones subliminales de las palabras o signos para producir emociones conscientes.” En el cine, serían imágenes. Ejemplos en Carnivale: Un predicador iluminado consigue inconscientemente que una anciana pobre le vomite las monedas que ha robado en la iglesia (en la colecta), el dinero como símbolo de pecado. Ese predicador con visiones siente cómo se pasa frío en la calle, frente a un prostíbulo, arriba, en el neón, la cruz ilumina la religión del pecado, la verdadera según la naturaleza del hombre, fuera, la soledad de la carne hace que la temperatura baje demasiado.
    Esto en Carnivale es extraordinario.

    • Sí, sí, la sangre de Cristo, la sangre de Cristo es la que ayuda al predicador a despertar en la secuencia de su visión frente al prostíbulo. He caído ahora: sangre (sufrimiento) = redención. Ah, qué grande es el cine. Usa símbolos (a veces impuestos por la cultura) que te hacen sentir emociones antes de que sepas por qué.

  5. Genial artículo, la serie es un auténtico tesoro, podríamos llevarnos vidas analizando cada punto que ofrece. La acabo de revisionar y es espectacular, diferente a todo lo que he visto en una pantalla.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s