Poesía

día mundial de la poesía, así que ahí va algo de eliot y de cummings…

T. S. Eliot publicó en 1922 The waste land (La tierra baldía), en mi opinión y la de muchos, el mejor poema del siglo pasado. Aquí tienes la primera parte: “The Burial of The Dead” (“El entierro de los muertos”).

Es abril el mes más cruel; hijas
Del erial las lilas engendra, pone
Juntos la memoria y el deseo; saca
Del letargo las raíces con lluvias de primavera.
El invierno fue abrigo, cubrió
La tierra de nieve y olvido, nutrió
De secos tubérculos un poco de vida.
Llegó el verano, por sorpresa, en el Starnbergersee
Con un chaparrón; quietos bajo las columnas
Aguardamos al sol y luego, ya en el Hofgarten,
Tomamos café y charlamos una hora.
I am not Russian at all; I come from Lithuania, a true German
Y de pequeños, en casa del archiduqe,
Mi primo, montábamos en trineo
Y yo temblaba: Mari, Mari, me gritaba
¡Agárrate fuerte! Y allá que íbamos.
Las montañas: allí sí que eres libre.
Leo casi toda la noche y bajo al sur en invierno.

Del escombro y de la piedra ¿qué raíces vivirán?
¿cuáles ramas crecerán? Sólo
Mil imágenes que el sol rompa, Hijo
Del Hombre, tú podrás saber o imaginar
Porque muerto no es el árbol ya refugio,
A nadie alivia el grillo cuando canta,
Y de la piedra seca no brota más el rumor de agua,
Sólo sombras hay en esta roca roja,
(Entra en la oscuridad de esta roca roja),
Y te mostraré algo bien distinto de tu sombra
En la mañana a zancadas persiguiéndote
Y de tu sombra que a la tarde vuela hasta encontrarte;
Te mostraré el miedo en un puñado de polvo.

Fresh blows the wind
to the homeland;
my Irish child,
where are you waiting?

“Me diste jacintos hace un año la primera vez;
Me llamaban la niña de los jacintos”.
– Pero al regresar, ya tarde, del jardín de los jacintos,
Tú con los brazos llenos y el pelo mojado llegaste
A turbar mis ojos y mi voz, como si viva o muerta,
Ajena, hundida en el corazón de la luz, en el silencio.
Waste and empty is the sea.

Madame Sosotris, famosa adivina,
Andaba muy acatarrada; no obstante
–Se sabe– es la mujer más sabia de Europa,
Gracias a su diabólica baraja. Aquí –decía–
Está su carta, el Marino Fenicio, el marino ahogado,
(Hoy son perlas lo que ayer sus ojos ¡Mire!)
Aquí está Belladonna, la Dama de las Rocas,
La dama de las situaciones.
Aquí hay un hombre con tres bastos, y aquí la Rueda,
Y más acá el mercader tuerto, y esta otra
Que no lleva número, lleva algo sobre sus espaldas,
Algo que me está prohibido ver. No está aquí
El Ahorcado. Cuidado: Acecha la muerte en el agua.
Veo gentes girar en torno a un anillo.
Gracias. Si ve a Mrs. Equitone,
Dígale que yo misma le llevaré su horóscopo:
Una ha de tener sumo cuidado en estos tiempos.

Ciudad Irreal,
Bajo la parda niebla de una madrugada
De invierno, un cauda de gentes vi pasar
Sobre el Puente de Londres; y siendo tantos,
Nunca pensé que la muerte llevara a tantos.
Exhalando, de vez en vez, un breve suspiro,
Iban colina arriba arrastrando la mirada
Y bajaban después por King William Street a donde
Bajo el retumbar fúnebre de su novena campanada.
Vi allí a un conocido y le grité al pasar: “¡Stetson!”
“Tú que estabas también en la flota de Mylae!
Ese cadáver que el año pasado plantaste
En tu jardín ¿comenzó a retoñar? ¿florecerá?
¿O fue la escarcha, rápida, a deshacer su lecho?
¡Ah! Fuera de aquí ese Perro, ese amigo del hombre,
¡O sus uñas verás que la tierra vuelve a escarbar!
Tú, hypocrite lecteur!—mon semblable,–mon frere!”

T. S. Eliot: La tierra baldía. Barón de Hakeldama (prol.), Versión métrica de Avantos Swan. Madrid: Avantos Swan, 1985.

En la que es probablemente la mejor película de Woody Allen, Hannah y sus hermanas (1986), Barbara Hershey recita un inolvidable poema amoroso de e. e. cummingssomewhere i have never traveled, gladly beyond que incluye el verso “nobody, not even the rain, has such small hands”.

somewhere i have never traveled, gladly beyond
any experience, your eyes have their silence:
in your most frail gesture are things which enclose me,
or which i cannot touch because they are too near

your slightest look easily will unclose me
though i have closed myself as fingers,
you open always petal by petal myself as Spring opens
(touching skilfully, mysteriously) her first rose

or if your wish be to close me, i and
my life will shut very beautifully, suddenly,
as when the heart of this flower imagines
the snow carefully everywhere descending;

nothing which we are to perceive in this world equals
the power of your intense fragility: whose texture
compels me with the colour of its countries,
rendering death and forever with each breathing

(i do not know what it is about you that closes
and opens;only something in me understands
the voice of your eyes is deeper than all roses)
nobody, not even the rain, has such small hands

[en algún lugar adonde nunca he ido, gozosamente más allá
de toda experiencia, tus ojos tienen su silencio:
en tu gesto más delicado hay cosas que me rodean,
o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

tu mirada más leve me abrirá sin esfuerzo
aunque me haya cerrado como unos dedos,
tú siempre me abres pétalo a pétalo como abre la Primavera
(tocando hábil, misteriosamente) su primera rosa

o si tu deseo fuera cerrarme, yo y mi vida
nos cerraremos muy delicadamente, de repente,
como cuando el corazón de esta flor imagina
la nieve cayendo cuidadosamente por todas partes;

nada de lo que podamos percibir en este mundo iguala
el poder de tu intensa fragilidad: su textura
me domina con el color de sus países,
produciendo muerte y eternidad a cada latido

(no sé qué hay en ti que se cierra
y se abre; pero algo en mí comprende
que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas)
nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas]

e. e. cummings: Buffalo Bill ha muerto (Antología poética 1910-1962). José Casas (tr.), Madrid: Hiperión, 1996, pp. 172-173.

Categorías:Poesía

Tagged as: , ,

8 replies »

  1. Ojalá hubiera tenido un buen día para hacer un digno comentario aquí sobre el DÍA DE LA POESÍA, pero no he tenido tiempo. Me he conformado esta mañana con recitar a los chicos poemas de árboles (a las siete y media en Radio Nacional saludaba la mañana Joaquín Araújo diciendo también que era el DÍA internacional DEL ÁRBOL, así que me acordé (¿cómo no?) del “Olmo Seco” de Machado y de la “Acacia” de Eloy Sánchez Rosillo y se los recité.

    Pregunté a los chicos si recordaban algún Poema de algún árbol en fin, y una alumna me dijo que la higuera que nombra Miguel Hernández en la Elegía a Ramón Sijé, entonces yo le dije: qué bien ahí no tenemos un árbol, sino dos: LA HIGUERA Y EL ALMENDRO, y ahí que recitamos también.

    Bueno esta ha sido mi contribución a la Poesía en su DÍA-

    Para decir hasta mañana, diré que hay días que no visita la Poesía,
    o mejor, días en que nos abandona la poesía,
    o mejor, días en que no es bueno que nos vea la Poesía,
    Ya la llamaremos con fuerza otro día
    contra el viento!

    Me gusta

  2. Pero olvidé anoche dar las gracias por esa atención tuya en el blog a TODO y por esa entrada con Eliot y Cummings, y ese entrañable Woody.

    Mi contribución a todos creo que será recomendaros, como en la peli, que os agenciéis LAS COSAS COMO FUERON de E. SÁNCHEZ ROSILLO (es un buen antídoto contra los Bukowski y los Panero). Buen día!!!

    Me gusta

  3. Hola. A veces pienso que el ciclo de las estaciones es un condicionante más para el eterno retorno. Las primaveras que te traen una y otra vez los olores del pasado. Los veranos, al terminar, siempre me recuerdan a los amigos de la escuela, de los que el estío me separaba. Sin duda le doy vueltas a la afirmación de T.S. Elliot: “Es abril el mes más cruel”.

    Me gusta

  4. Y dale con Schopenhauer. El mes de Abril es precioso, en el naci yo, nacio mi hijo, a punto estuvo -por tres dias- de hacerlo mi hija…
    Estoy en Alemania -no tengo ni acentos, ni ennes de Espanna- y me alegra ver vuestros comentarios. Estoy ahora mismo en el Instituto con el que haremos un intercambio el proximo curso.

    La compannera con la que haremos el Intercambio ha ido a hacer un examen a sus chicos y mientras he estado solventando correos y demas, y ahora echando un vistazo al blog que es siempre actualidad y emocion.

    Abrazos, Ana

    Me gusta

    • ¡Qué envidia! Esa es una experiencia que a los alumnos les queda para siempre.

      El próximo año citaré de Prufrock and Other Observations:

      … When the evening is spread out against the sky
      Like a patient etherised upon a table…

      Qué metáfora tan extraña y tan cercana al mismo tiempo.

      Nos vemos.

      Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s