Cine

Bukowski y Nietzsche

Forgive me, you have my soul and I have your money 
(Born into this, 2003)

Charles Bukowski

Charles Bukowski fue uno de los grandes poetas de la segunda mitad del s. XX.  Existen dos documentales muy interesantes para entender mejor su vida y su obra:

1) The Charles Bukowski Tapes, dirigido por Barbet Schroeder en 1987. Son 52 entrevistas cortas de un realismo que deja perplejo al espectador. Schroeder rodó 64 horas de conversaciones con Bukowski mientras preparaba la versión cinematográfica de su autobiografía, Barfly (1987).  Es muy conocida y poco ejemplarizante la número 6 en la que Bukowski agrede a su futura esposa Linda Lee. La entrevista número 16 es muy apropiada para comprender la transmutación de los valores en Nietzsche. Es tan políticamente incorrecta como pueden serlo algunos textos del filósofo alemán. Por mucho menos, a Lars von Trier lo expulsaron de Cannes en 2011.

2) En segundo lugar, un documental más elaborado, pero también muy interesante, Born Into This (Dullaghan, 2003). En la personalidad de Bukowski podrás ver reflejadas algunas de las cualidades que Nietzsche atribuía al Übermensch, al artista trágico, al hombre dionisiaco.

 

Bibliografía

Charles Bukowski:

  1.  lo importante es saber atravesar el fuego, Barcelona: señor hidalgo, 2003.
  2. Arder en el agua Ahogarse en el fuego, Barcelona: señor hidalgo, 2004.
  3. Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta, Madrid: Visor, 2005. (Este es el más apropiado para iniciarse en la lectura de la poesía de Bukowski)
  4. Poemas de la última noche de la tierra, Barcelona: dvdediciones, 2008.
  5. El amor es un perro del infierno. Madrid: Visor, 2010.

27 replies »

  1. Yo hace años leí a Bukowski, le recordaba apenas, me gustó volver a encontrarle pero en estos días me pregunto, ¿cuál es la condición humana? no tengo respuesta pero supongo que todos los valores, y todas las éticas se contienen en el ser humano y…entonces…atrás quedan con él la moral judeo-cristiana y la culpa, ¿es este el hombre?

    Un saludo….

    Me gusta

  2. A veces pienso que esa agresividad no puede contenerse y que durante la entrevista parece estar reprimiéndola hasta que finalmente estalla. Son muchas cosas, es como una herida a su narcisismo. “Puta, puta”, un término que excita sólo pronunciarlo; “Puta, Puta”, cuánto daño hace si es verdad. Es parte de nuestro cerebro masculino, poseer, no soportar el engaño sentimental. Pero pretendemos una sociedad que evoluciona.

    Ah, me gustaría recomendarle un episodio de Érase una vez el hombre, el 6, titulado El siglo de Pericles. Hace un resumen muy ilustrativo de ese fabuloso siglo. Me gustó mucho.

    Me gusta

    • Hola Tristam, en cualquier caso, muy poco ejemplarizante. Tiene mérito que Schroeder no la descartara en el montaje. Sin justificar nada, sólo pretendo contextualizar: Bukowski está completamente borracho, bueno, como siempre, pero un poco más. Recibió de su padre palizas brutales e incontables.

      Creo que la sociedad sí evoluciona. Estas imágenes no las vemos hoy igual que hace veinte años. En el tema de la igualdad de género estamos progresando. Me gusta creer que sí. A pesar de todo.

      Ese capítulo de Érase una vez… suelo ponérselo a mis hijos.

      Saludos.

      Me gusta

  3. Sí, es así. El alcohol y lo que aprendió de niño, una violencia que se desata. Esto ocurre. Es el problema que tenemos hoy, heredar agresividad. No sé de soluciones, pero es bueno que se trate el tema. Pero este hombre es un sabio en otras muchas cosas, él sabe que de haber tenido éxito antes quizá no estaría así, completamente destruido. Hay que leer su obra. Que con sólo una poesía cause tanto impacto en un lector tiene un merito enorme. Es un ejemplo de la fuerza de las palabras.

    Me gusta

  4. Dice Jacques Van Rillaer en su libro: “La agresividad humana” (1975):

    “El concepto freudiano del hombre es, pues, un concepto austero, trágico. El ser humano balancea entre unos movimientos que le llevan hacia el prójimo y unos repliegues sobre sí mismo, sin encontrar una solución armoniosa a este dilema. El amor a los demás le expone a desilusiones crueles, mientras que la carencia de amor y el narcisismo desembocan en la enfermedad, el desespero y la muerte. No se puede dar rienda suelta a los impulsos agresivos; pero el temor o el rechazo puro y simple de la violencia conducen a la autodestrucción. Por consiguiente, la neurosis o el sufrimiento psíquico no son un accidente, sino un estado antropológico”.

    Creo que esto coincide con la figura de Bukowski.

    Me gusta

    • Hola Tristam, la cita es realmente pesimista pero creo que es apropiada.
      En la entrada presto atención solo a la poesía de Bukowski porque considero que es lo mejor de su producción junto a algunas de sus novelas como La senda del perdedor. Cuando no escribía bajo la presión de agradar a un determinado público o editor, era cuando su genio fluía. Lo considero fundamentalmente un poeta. Es curioso, porque es la parte de su obra menos popular, menos conocida. Por lo menos, aquí en España.
      Saludos y gracias por comentar. Este blog no sería lo mismo sin tus aportaciones.

      Me gusta

  5. Sí, Eugenio; este tema tiene que tratarse en los institutos. No podemos esconderlo ni cortar ninguna secuencia que lo recoja.
    Decía Pascal, en Pensamientos:
    “Es peligroso hacer ver demasiado al hombre su semejanza con las bestias, sin mostrarle su grandeza. Es también peligroso hacerle ver demasiado su grandeza y no su bajeza. Y es todavía más peligroso dejar que ignore ambos extremos. Pero es muy ventajoso lo uno y lo otro”.

    Yo conocía su parecer sobre la poesía de Bukowski. Leí algo de su obra bien guiado por usted. Tengo mucho que aprender.

    Me gusta

  6. El otro día me comentaba Manuel que queréis poner en el ciclo de cine del Instituto algo sobre violencia, yo le preguntaba qué y él no quería soltar prenda. Le comenté que no quería desvelar ninguno de vuestros secretos, si no ver cómo habíais elegido la presentación de la violencia; no solo el qué (violencia), si no el cómo (presentarla) es importante; aunque hablamos largo rato, en resumen vine a decirle, que a mí me ha dado más resultado (he tardado tiempo en admitirlo, pero ahora estoy convencida de que sí) corregir con la norma (con lo correcto) que con el error (mostrar el equívoco).

    Es decir, el error, si al que se le muestra es torpe, va a reincidir en él, no va a deducir que eso no se hace, si no que interioriza el modelo. En cambio con el acierto, el que sea inteligente deducirá el error, y el que sea torpe aunque no sea capaz de extraerlo, al menos sus sentidos no tendrán la oportunidad de asimilar -sea queriendo o inconscientemente- el error.

    Bueno, yo le acabé recomendando “Mi pie izquierdo”.

    Bukowsky es su malditismo, la explotación de la tragedia, la búsqueda del lado oscuro, el estar cercenado para la luz y poseer la verdad de las sombras, ¡lástima su alcoholemia que le destroza hasta la piel.

    Me gusta

    • Hola Ana, sobre las películas para los alumnos sólo habíamos pensado en que alguna próxima a la estética de Tarantino o el cómic quizás les resultara más atrayente. Naturalmente que son violentas pero es que los vídeojuegos a los que están acostumbrados desde los 12 o 13 años tienen este aspecto (Fallout 3, 2008)

      De todos modos, lo que dices sobre su capacidad para procesar la información también es cierto. “Mi pie izquierdo” es una gran película sobre la superación personal de la que podrían aprender mucho, un arquetipo positivo.

      Más que a Bukowski, me interesa presentar a Nietzsche sin “caparlo”. No es justo mostrar a un Nietzsche que encaja a la perfección en un relato académico de la Historia de la Filosofía. Nada es “políticamente correcto” en Nietzsche. Me niego a reducirlo a cuatro consignas a memorizar para la PAU. Ahí es donde entra Bukowski. No hay que leer. Son imágenes para darle algo de vida a Nietzsche. Tampoco es obligatorio verlas. Están aquí en el blog para quien tenga curiosidad que serán los menos, los pocos, los “nadie”.

      Hay mucha sabiduría y belleza en la poesía de Bukowski. Fue casi por azar que puso las palabras en el sitio adecuado. Como decía Rafael Reig el otro día sobre Marsé que siempre había escrito la misma novela pero cada vez mejor, Bukowski siempre escribió el mismo poema pero cada vez mejor y mejor. Es asombroso ver cómo busca la perfección incondicionalmente a pesar de la miseria, el alcohol, la fama, el dinero… Prueba con “Escrutaba la locura en busca de la palabra, el verso, la ruta” Visor, 2005.

      Buen finde.

      Me gusta

      • He leído a Bukowski, no me atrevo con Nietzsche, aún no lo tengo suficientemente leído. Mi hijo siempre está leyéndome de él; él tiene su opinión formada sobre Nietzsche ya, yo no; A él le encanta, siempre me lee sus escritos, sus diarios, su música, para decirme ¿cómo podrá decir la gente que Nietzsche es pesimista?, ese es su batallar.

        Respecto a las imágines de Bukowski que pones aquí, las he visto, ya hay un “alguien”, dura 3/4 de hora por lo menos o más. Mientras las veía tenía puesto un disco de VANGELIS (1990 REPRISE1999), la música angélica por un lado y Bukowski dando patadas a la vida, un buen contraste. Un empeño que le consume y le agota; le tocó hacer ese papel sucio por nosotros. No sé de qué hubiera sido yo capaz en su situación. No obstante es curiososo, el otro día estuve hablando en 4º de la ESO (los de ayer) sobre Winni Houston: todos la condenaron a la hoguera, sólo yo la defendí; nadie les ha enseñado a ver todavía. Les dije que su música ha heche ser mejor a mucha gente.

        Es la eterna disociación entre persona y artista, entre vida y obra que hablábamos ayer.

        Ay la vida! esa traicionera, es mejor echarle la culpa a ella. Me niego.

        Me gusta

        • Negarse a echarle la culpa a la vida es puro Nietzsche. Él decía que la vida no es objeto de valoración sino sujeto. Es decir, que depende del tipo de voluntad de vivir que uno sea así valorará la vida mejor o peor. Si tu voluntad de vivir es decadente, enferma, entonces, por resentimiento, condenarás la vida. Si, por el contrario, tu voluntad de vivir es heroica amará la existencia por encima de todas las cosas.

          Personalmente caigo más del lado de los gnósticos. Alguien es responsable de que la creación haya sido un fracaso: un dios menor, algo inútil. La degradación del proceso de la creación al estilo de Plotino. El maniqueísmo también me cae simpático. Lo que tengo claro es que algo no salió bien y ni dios recuerda qué pasó. A este respecto hay una novela de Philip K. Dick que me gustó mucho en su día V.A.L.I.S.

          Me gusta

  7. Bueno, pues Nietzzschiana seré (me temo que sí), no he leído suficientemente a Nietzsche porque intento leerlo en alemán (sehr swierig) para captar su verdadero decir y eso me retrasa. pero en fin, sé lo que opina sobre la tragedia de Eurípides, o sobre la tragedia de Eurípides por hacer caso a Sócrates.

    Él habla sobre el Wille zur Macht, estoy completamente de acuerdo con él y con lo que te decía el otro día; fuera de nosotros no existe nada, puede estar ahí fuera la creación entera, sin un pensamiento que la piense no hay nada.

    Dios (acaso un dios menor) dio libertad y pensamiento al ser pensante. Libertad absoluta, otra cosa son las circunstancias, ¿qué le pedimos ahora que intervenga y que nos salve?. Piensa en Eurípides, mejor, en Shakespeare, él era libre para concebir tragedias, dramas o comedias, nadie le obligó a escribir esas horrendas tragedias que tanto nos han enseñado, pero las escribió.

    ¡cuánto tenemos que agradecerle que así lo hiciera! y encima vamos por ahí diciendo que algo salió mal, ¿tal vez que no nos esforzamos por ser más inteligentes, tal vez que no nos esforzamos por ser más amantes de la vida?.

    Además seguramente escribió más tragedias, por que las comedias son mucho más difíciles. La felicidad siempre es mucho más difícil, del Drama y de la Tragedia se saca mucho más jugo, mucha más ventaja, mucha más tajada, con una tragedia se han hecho las mayores conquistas amorosas en este mundo, ja, ja, já

    Bueno que me voy pa la manifestación a Cáceres, Tal vez vas a ir?
    Chaíto

    Me gusta

      • Estamos ya de vuelta de Cáceres, del centro hemos estado, que yo haya visto vamos, solo Javier y yo. Mucha tragedia al uso como te decía antes, mucha explotación de la miseria (¿y de la misericordia?) y en fin, poco de mi gusto.

        Al final hemos ido en mi coche, Javier, Jose Luis e Isabel (padres de Rodrigo), lo hemos pasado bien. Había muy poca gente, ¿2000?

        Bueno pues tendremos Reforma (yo no estoy en total desacuerdo con ella, y me la he leído, cosa que no creo que hayan hecho el 20% de los que había allí, pero así nos va…).
        Saludos para este domingo tan maravillossssso y gracias por las contestaciones

        Me gusta

  8. La violencia y el ejémplo. A partir de este blog podéis explicar también a Sartre, ¿no os parece? La realidad la construimos con nuestros propios hechos, con el contacto con nuestra propia vida. Si en el Insti nos enseñan la mierda tal vez nos inviten a considerar propedéuticos los programas de telebasura, desde lágrimas en la lluvia a gran hermano. No es que el silencio baste, es necesaria la inteligencia y la desesperación de la lucidez no es, por serlo, un ejémplo de ésta. Creo que se puede enseñar de otra manera. No queremos electroshok para nuestros hijos, sino filo de acero pulido con esmeril de fieltro, no abrasivo. Sobre todo cuando el compromiso se agota en sí mismo y en un ego intelectualoide sin práctica social ajena al sarcasmo. Más ilustración, menos estética sin lucidez. Parecéis beatas de la decrepituz, ursulinas de la protesta. Gracita Morales de la caspa postmoderna como decrepitud de una esperanza emancipadora que no sabési ni encontrar ni sustituir. No os preocupéis, yo estoy como vosotros de inutilmente afectado por el mismo mal, esto no es un ataque, o no pretende serlo. Tan solo una crítica de alquien afectado por el mismo mal y que cree que esta no es la solución. Javier

    Me gusta

    • Hola Javier, me parece una intervención muy interesante y provocadora. Evidentemente Bukowski carece de compromiso social, como tampoco lo tenía Nietzsche. Ahora mismo todo lo que no es compromiso social cae bajo la etiqueta despectiva de postmoderno e incluso de estética. Creo que es ese el punto en el que no estoy de acuerdo contigo. Dicho en pocas palabras, antes de cambiar la sociedad hay que cambiar a los individuos. Nietzsche o Hermann Hesse son lecturas que siguen teniendo una función dentro de la enseñanza de la Filosofía.

      ¿Podrías aclarar más lo de ” filo de acero pulido con esmeril de fieltro, no abrasivo”? ¿A qué autores te refieres?

      Un saludo.

      Me gusta

  9. “…Cree que no es esta la solución”, la solución a qué y a qué solución te refieres.

    Y si no es esta, ¿cuál es entonces?, propón una Javier

    Me gusta

  10. Hola Eugenio.
    ¿Has visto la serie británica Fresh Meat (2011-)?
    Sobre todo me atrae el personaje de la chica que interpreta Zawe Ashton? En la ficción es una chica que está bastante perdida y me despierta una gran curiosidad. Es una actriz muy buena, me ha sorprendido. Hay capítulos casi anodinos, pero la serie tiene su gracia, todos los personajes son raros (el chico que seca pollos con un secador de pelos es de estudio), pero a pesar de ello me identifico con muchas cosas.
    En un episodio se pasan todo el rato bebiendo alcohol, creo que es una forma de soportar toda la tención acumulada, tiene muchas interpretaciones.
    Saludos.

    Me gusta

  11. Una serie con la que me río mucho es la británica: Bad Education (2012-2013). Trata de un profesor muy inmaduro y los “gamberrazos” de sus alumnos.
    Saludos. Espero que todo vaya bien.

    Me gusta

  12. Las críticas son muy variadas; creo que a los que la encuentran aburrida y sin gracia puede ocurrirles que están literalmente sordos para ciertos mensajes: rebélate un poco, intenta mejorar tus condiciones laborales, reacciona ante muestras de fascismo a tu alrededor (aunque sea un fascismo “light”)… La cinta me entretuvo, me hizo reír varias veces, Jay Baruchel lo hace bien, se puede usar el humor para sembrar ciertas semillas…
    Para muchos estadounidenses sólo oír que Oswald era fan de Trotsky ya les procurará un rechazo a la película; un cabeza de turco del que su inmaculado sistema no registró ni una grabación en los interrogatorios tras el asesinato de Kennedy, qué cosas.

    Justicia social, que continúe teniendo sentido esa expresión.

    Gracias.

    Me gusta

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s