Cine

Cassavetes: Opening night (Noche de estreno, 1977)

Otra obra maestra de Cassavetes. En este caso sobre la identidad y el paso del tiempo. ¿Qué es el yo? ¿Qué permanece de nosotros a lo largo de los años? ¿Significa el deterioro del cuerpo la destrucción de la identidad? ¿Es peor, es trágico, en el caso de la mujer1? ¿Es el yo, el ser, una protección necesaria e inconsciente contra el movimiento perpetuo del mundo, contra la maldita inocencia del devenir?

Por su génesis el lenguaje pertenece a la época de la forma más rudimentaria de psicología: penetramos en un fetichismo grosero cuando adquirimos consciencia de los presupuestos básicos de la metafísica del lenguaje, dicho con claridad: de la razón. Ese fetichismo ve en todas partes agentes y acciones: cree que la voluntad es la causa en general; cree en el “yo”, cree que el yo es un ser, que el yo es una sustancia, y proyecta sobre todas las cosas la creencia en la sustancia-yo —así es como crea el concepto “cosa”… El ser es añadido con el pensamiento, es introducido subrepticiamente en todas partes como causa; del concepto “yo” es del que se sigue, como derivado, el concepto “ser”… Al comienzo está ese grande y funesto error de que la voluntad es algo que produce efectos,—de que la voluntad es una facultad… Hoy sabemos que no es más que una palabra…

F. Nietzsche: Crepúsculo de Ios Ídolos. La razón en la filosofía,§ 5.

En Noche de estreno Geena Rowlands interpreta a una actriz que ha de representar el papel de un mujer derrotada por el tiempo y la vejez, la segunda mujer. En el fondo, significa desnudarse en el escenario. Por eso, para la actriz, las preguntas de arriba no son mera teoría sino que en ellas le va la vida. Es un combate perdido de antemano. La noche del estreno Cassavetes muestra a Geena Rowlands  como un boxeador K.O. que lucha por levantarse de la lona. Las imágenes me traen a la memoria el relato de Jack London A Piece of Steak (Por un bistec).

Cuando parece que han triunfado el miedo al tiempo, al devenir, a la vejez y a la muerte , Geena Rowlands se supera a sí misma a través la risa, la improvisación y el juego. Esa es para mí la risa del superhombre de la que habla Nietzsche en Así habló Zaratustra, la risa de quien da un sí incondicional a la vida. Ese es el “juego del niño que construye castillos de arena junto al mar”. Eso es lo dionisiaco, transformar la propia vida en obra de arte.

Ficha técnica

Título: Opening night (Noche de estreno)2

Director: John Cassavetes

Productor: Al Ruban

Guión: John Cassavetes

Intérpretes: Gena Rowlands, Ben Gazzara, Joan Blondell, Paul Stewart, Zohra Lampert, John Cassavetes

Música: Bo Harwood

Distribuidora: Faces Distribution

Fecha de estreno: 1977

Duración: 144 minutos

País: Estados Unidos

———————————————————–
Una de las frases más afortunadas de Ray Loriga en Tokio ya no nos quiere es la siguiente: “Ella dice que probablemente sólo los hombres abandonan sus cuerpos al morir, mientras que las mujeres permanecen cosidas a los suyos como barcos hundidos en el fondo de un río.”

2 En Todo sobre mi madre Almodóvar homenajea el comienzo de Opening night. En la película de Cassavetes el desencadenante de la crisis espiritual de la protagonista es una adolescente que, enamorada del cine y el teatro, espera a la actriz principal al terminar la obra para pedirle un autógrafo. Tal es su devoción que termina atropellada por un coche.

Categorías:Cine, Cine y Filosofía

Tagged as: ,

16 replies »

  1. Me cuesta conseguir esta obra, pero sigo intentándolo.
    Me llama la atención cómo se pierde ese yo; una abuela, por ejemplo, que nos fríe un huevo, encorvada y achacosa, cuando hace tan sólo cuarenta años era pretendida por algunos mozos del pueblo. Hace unos días hablé con una mujer mayor que me contaba el sueño recurrente que tiene: se ve en las fiestas, de joven, y los chicos le piden bailar. Ella prefiere ese yo suyo de antes, claro está. Sin embargo, cuando le pregunto a los ancianos varones si darían vuelta atrás, para vivir el pasado de jóvenes, me dicen, como si tuvieran que llevar con ello una gran carga: “No, déjame estar. Bastantes trabajos pasé ya.” ¿Puede más el yo de la belleza femenina que el yo de la juventud en general? Una escritora contemporánea habla de la mujer invisible, esto es cuando llega a cierta edad, cuando los hombres no la miran.

    • Hola Ente, el título de la obra que debe interpretar Geena Rowlands en la película se titula La segunda mujer pero también valdría La mujer invisible. Si no tuviésemos los conceptos “yo” y “ser” tendríamos que enfrentarnos a cada instante con el paso del tiempo, la proximidad de la muerte… El “yo” y el “ser” como mecanismos de defensa. Renunciar a ellos, superarlos creo que es el fondo de la película.

      Un saludo.

  2. Ah, comprendo. Conceptos (yo y ser) que cambian para la mejor adaptación del todo. ¿Ocurrirá lo mismo con los demás animales?

  3. Muchísimas gracias. En principio, el leerlo me ha producido una honda tristeza, como cuando leía a Schopenhauer, pero al cabo de unas horas lo he asimilado gratamente.
    Entiendo, cada vez más, la importancia del profesor de filosofía.

  4. Hace dos días me quedé a oír los discursos del comandante Chávez, en Venezuela, que los retransmiten en un canal local de televisión por la noche. El tipo se adueñó de los pensamientos de Nietzsche y de Schopenhauer. Decía que el superhombre era el Che, y que “vivir viviendo” era lo que él les procuraba a los venezolanos, dándoles trabajo, una casa y ropa decente.
    Él pronunciaba “escopenjauer”, y parecía muy ducho en asuntos de filosofía, manipulada, por supuesto.
    Cosas que ve uno por la tele… Lo siento, pero me hicieron reír.

    • Hola Ente, se supone que Chávez es marxista.

      Nietzsche y Schopenhauer son lo opuesto al marxismo. Schopenhauer dio una pensión para las viudas de los soldados que habían muerto sofocando la revolución proletaria de 1848. Nietzsche odiaba el socialismo: entendía que era una prolongación de las ideas más perniciosas del cristianismo: la igualdad, la compasión, el amor al prójimo…

      Hay un párrafo muy bonito de Platón en el que se queja amargamente de ver a la filosofía convertida en mercancía en manos de mercaderes.

      Vendría al caso ahora.

  5. Eugenio, los discursos de Chávez son para troncharse de risa. Y más ahora, después de leer sus aclaraciones sobre los dos filósofos. Me he reído mucho con lo de Nietzsche y su odio al socialismo.

    Hoy me lo he pasado muy bien viendo el programa Nostromo de la 2 de TVE. La entrevista al mejicano Jorge Volpi, un escritor inteligente, que tiene un discurso muy interesante. Tiene, además, algunos gestos en su rostro muy parecidos a los de Eugenio, autor de esta página. Por ejemplo, cuando escucha con atención, y frunce el ceño. No se sabe si se siente molesto por lo que le dicen, porque lo considera equivocado, o porque está discerniendo la respuesta. No he leído nada de él. ¿Lo conocéis?

  6. Hola Eugenio. Siempre me resulta curioso oír hablar a los escritores, porque la mayoría tiene una oratoria muy distinta a su escritura habitual. Algunos, incluso, parecen tipos de lo más ordinarios, que no conjugan bien los verbos o que repiten siempre la misma cantinela, con latiguillos tontos. Bueno, que no se me tome por un pedante, pero hay escritores que hablando producen pena. Por eso Jorge Volpi me causó buena impresión, porque tiene un diálogo muy bueno.
    Ah, que me sale la vena Tristam Shandy. Lo siento. Cuando lea El desfile del amor nos contará.

  7. Hola, están dando en la Sexta3 la película La semilla del diablo (1968), de Polanski; (el título que le pusieron en España destripa el final, Rosemary’s baby era el original). Gracias a esta y a otras, el actor John Cassavetes reunió dinero para realizar luego sus propios proyectos como director.
    La alienación que sufre la chica es terrorífica.
    Hoy hay luna llena, por cierto.

    • Hola Ente, empecé a verla pero no puedo evitar asociarla al caso Charles Manson. Me da pánico. De todos modos, Polansky es un director siempre recomendable: me encantaron Cuchillo en el agua y Chinatown. Su última película, El escritor, no está mal. Un saludo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s