Cine

Ronald D. Moore: Battlestar Galactica (2004-2009)

El clímax final de la serie de televisión Battlestar Galactica puede servir para ilustrar algunas ideas filosóficas elementales.

En primer lugar, algunos conceptos esenciales de Nietzsche. Frente a la interpretación moralista del mundo propia de Platón y el cristianismo, Nietzsche defiende la inocencia del devenir, el universo entendido como voluntad de poder más allá del bien y del mal.



Así podemos leerlo ya en este párrafo temprano de Nietzsche en La filosofía en la época trágica de los griegos:

¿Existe culpa, injusticia, contradicción y dolor en este mundo? iSí!, exclama Heráclito, pero sólo para el hombre de inteligencia limitada que ve únicamente lo separado, y no la unidad; y no para el dios. Para éste, todas las cosas y sus contrastes, los contrarios, no conforman más que una totalidad armónica, invisible para el ojo del hombre común pero comprensible para quien, como Heráclito, es semejante al dios contemplativo. Ante su ardiente mirada no queda ni una sola gota de injusticia en el mundo que se expande a su alrededor; incluso Heráclito superará aquella dificultad cardinal -cómo es posible que el fuego puro pueda adoptar formas tan impuras- mediante una metáfora sublime. Un regenerarse y un perecer, un construir y destruir sin justificación moral alguna, sumidos en eterna e intacta inocencia, sólo caben en este mundo en el juego del artista y en el del niño. Y así, del mismo modo que juega el artista y juega el niño, lo hace el fuego, siempre vivo y eterno; también él construye y destruye inocentemente; y ese juego lo juega el eón “consigo mismo”. Metamorfoseándose en agua y en tierra, lo mismo que un niño construye castillos de arena junto al mar, el fuego eterno construye y destruye y de época en época el juego comienza de nuevo. Un instante de saciedad; luego, otra vez le acomete la necesidad tal y como al artista le oprime y le obliga el deseo de crear. No es el ánimo criminal suscitado por la saciedad, sino el ánimo incesante de jugar el que da vida nuevamente a los mundos. El niño se cansa de su juguete y lo arroja de su lado o de inmediato lo toma de nuevo y vuelve a jugar con él, según le dicta su libre capricho. Mas en cuanto construye, no lo hace a ciegas, sino que ensambla, adapta y edifica conforme a leyes, siguiendo un patrón, y conforme a un orden íntimo.

Friedrich Nietzsche: La filosofía en la época trágica de los griegos, p.67-68.

También está presente en este último capítulo la idea del eterno retorno en la interpretación que le da Kundera en La insoportable levedad del ser.

En segundo lugar, otro elemento filosófico determinante en el capítulo final es la mística pitagórica, la fusión de música y matemáticas, que permite a Kara Thrace intuir las coordenadas correctas para dar el salto a una nueva Tierra, donde todo vuelve a empezar.

Si quieres profundizar en las implicaciones filosóficas de la reciente ficción televisiva te recomiendo que descargues el e-book de José Luis Molinuevo: Guía de complejos. Estética de teleseries. Encontrarás un extenso e interesante capítulo dedicado a Battlestar Galactica.


Ficha técnica

  1. Título: Battlestar Galactica
  2. Género: Ciencia Ficción
  3. Creado por: Ronald D. Moore
  4. Reparto: Edward James Olmos, Mary McDonnell, Katee Sackhoff, Jamie Bamber, James Callis, Tricia Helfer, y Grace Park.
  5. País de origen:  Estados Unidos
  6. Duración: 42 min aprox
  7. Temporadas: 4, 13 (1ª temporada), 20 (2ª temporada), 20 (3ª temporada), 20 (4ª temporada)
  8. Producción: Universal Studios
  9. Emisión: Sky One (Reino Unido), Sci Fi Channel (EE. UU.)
  10. Fechas de emisión: 8 de diciembre de 2003 a 20 de marzo de 2009

12 replies »

  1. Hola Eugenio. Sabía que tarde o temprano hablaría de Galáctica. Es un artículo revelador. Por otra parte, me gustaría que hubieran más guionistas que uniesen aventura épica con filosofía.

      • Hola Eugenio. La crítica del séptimo arte da un paso adelante, me gusta. Arte y filosofía juntos, qué bien.
        Parece que los productores se han dado cuenta que las películas de culto tienen también un amplio mercado, y qué es más rápido que la televisión, nacen pues las series de culto. Puede que sea un negocio, pero bienvenido sea.
        Una pregunta: si tuviera la suerte de tener un lector electrónico de esos, ¿se pueden leer libros como el de Molinuevo sin que le duela a uno la cabeza por fijar la vista en esa pantallita? ¿Tiene alguna experiencia en lectores electrónicos?

        Cierto es que las imágenes nos dicen cosas que pueden desvirtuar las palabras, pero, recordemos las ilustraciones de portadas de libros con las que sus propios autores (escritores) están en desacuerdo.

        Ahora pienso que lo importante es aprender a leer en las imágenes, para esto hay que hacerse preguntas: ¿por qué? ¿es natural? ¿lo he visto antes? ¿qué sentí?… y así cientos…

        • Hola Ente, la pantalla de un libro electrónico no refleja la luz y, por tanto, no cansa la vista. Es como el papel. Un libro electrónico estándar con una pantalla de seis pulgadas está muy bien para leer novelas. Tengo uno pero la verdad es que no lo uso mucho. Me gusta el papel. Además es insuficiente para leer algo en profundidad: marcar párrafos, hacer anotaciones,

          Un saludo.

  2. Hola, Eugenio. ¡Qué oportuna esta entrada! Precisamente acabo de terminar de ver esta fascinante serie y pensaba escribir esta semana algo sobre ella. De hecho, me ha quedado cierta sensación de vacío que me ha llevado a volver a revisar la cuarta temporada. También he leído el ensayo de José Luis Molinuevo: lo esperaba con impaciencia, ya que estoy “enganchado” desde hace tiempo a estas series americanas “de culto”. Coincido en que Nietzsche está más que presente en esta dura epopeya galáctica, pero también lo está Kant. Asistimos a un verdadero “regreso al hogar”, como dice Molinuevo, plagado de situaciones extremas que ponen en jaque al propio concepto de ‘humanidad’. ¿Se debe reconocer a los Cylons como personas, depositarios, por tanto, de cierta dignidad al mostrar la misma libertad de decisión que sus creadores, los humanos? Por otro lado, los personajes de la serie, fuera de estereotipos y maniqueísmos, son extraordinarios; al igual que su guión, repleto de conflictos religiosos, éticos, políticos y sociales, que hacen de “Battlestar Galactica” un auténtico tratado de la naturaleza humana. Desde luego, hacía tiempo que no veía una serie que me gustase tanto.

    Un saludo y gracias por este post.

    PD. Estupenda también esta última referencia a Kundera.

    • Hola José Ángel,

      me alegra mucho que coincidamos en la valoración de esta serie.

      En mi opinión, lo esencial de Nietzsche está en ese último capítulo.

      Pero si atendemos a todos los demás hay muchos otros temas que pueden propiciar el debate con los alumnos. Sobre todo, temas políticos: por ejemplo, la complejidad de las críticas de Platón a la democracia. Creo que en este sentido es muy innovadora.

      Un saludo.

  3. Buena entrada, buenos comentarios, gran enlace.

    Ah y un susto: a primera vista leí Ballestar, y un remoto rincón de mi cerebro se iluminó un instante después de tanto…

    A la espera de buenas noticias, Saludos.

    • Hola Manolo,

      Es natural, es que Ballestar siempre fue un galáctico…

      Me alegra que te haya gustado la entrada. Siempre me ha podido el tema de la ciencia-ficción. Hace poco incluso volví a ver Star Trek The Original Series. Los decorados, las minifaldas y los peinados, los primeros planos de Kirk…

      Ojalá salga todo bien.

      Un abrazo.

  4. Ahora están dando Esplendor en la hierba (1961) en la Sexta3. Por favor, no se la pierdan.

    • Son dos géneros muy distintos.

      Vista ya con una cierta perspectiva y la producción posterior de Roald D. Moore (Caprica, Helix) soy menos entusiasta que hace unos años aunque reconozco que está muy por encima de lo que suele verse dentro del género scifi.

      Sillicon Valley es una comedia interesante pero, en mi opinión, no pasa de un mero entretenimiento.

      Saludos.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s