Presocráticos y sofistas

Anaximandro de Mileto

Jaime Gil de Biedma. Sigue el enlace para escucharlo recitar "No volveré a ser joven". (http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100917/jaime-gil-biedma-recita-no-volvere-a-ser-joven/879074.shtml)

El fragmento más conocido de Anaximandro es también epígrafe del primero de los libros de poemas de Jaime Gil de Biedma, Según sentencia del tiempo (1953). Así lo traduce el poeta: “Donde tuvo su origen, allí es preciso que retorne en su caída, de acuerdo con las determinaciones del destino. Las cosas deben pagar unas a otras castigo y pena según sentencia del tiempo” (Jaime Gil de Biedma: Las personas del verbo, p. 10). Una versión más literal sería la siguiente:

… alguna otra naturaleza ápeiron de la cual nacen todos los cielos y los mundos que hay dentro de ellos. El nacimiento a los seres existentes les viene de aquello en lo que convierten al perecer, “según la necesidad, pues pagan mutua pena y retribución por su injusticia según la disposición del tiempo”, como Anaximandro dice en términos un tanto poéticos.

Simplicio, Física, 24, 17, citado en Kirk G. S., Raven, J. E.: Los filósofos presocráticos, Jesús García Hernández (tr.), Madrid: Gredos, 1981, p. 169.

Cornelius Castoriadis

La experiencia fundamental griega es el desvelamiento, no del ser y del sentido, sino del sinsentido irremisible. Anaximandro lo dice y es vano comentar sabiamente su frase para oscurecer la significación: el simple existir es adikía, “injusticia”, desmesura, violencia. Por el simple hecho de que usted es, usted ultraja el orden del ser -que es, por lo tanto, de la misma manera, esencialmente orden del no-ser-. Y ante esto no hay ningún recurso, y ningún consuelo posible. La rueda de la Diké impersonal aplasta, incansablemente, todo lo que viene a ser.

Cornelius Castoriadis: Lo que hace a Grecia, Sandra Garzonio (tr.) Argentina: FCE, 2006, pp. 325-328.

4 replies »

  1. Buen día. Felicitaciones por el invaluable esfuerzo de contribuir alintento de nevegar con claridad ene le turbulento mar de la construcción permente del conocimiento y del sentido de la existencia.
    Me permito sugerir respetuosamente que el señor Cornelius Castoriadis cambie su foto por una en lacual no esté manifestando su adicción al cigariilo.
    Gracias

Responder a Jesús Alvaro Reina Gaviria Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s