Ética

Documentales sobre los atentados del 11/S

attacks_nyr125

Atentado contra las Torres Gemelas

No soy aficionado a las teorías de la conspiración. Mucho menos después del espectáculo bochornoso que montó el periódico El Mundo intentando culpar a ETA de los atentados del 11-M en Madrid. Recuérdese la tarjeta de la orquesta Mondragón o la cuestión del ácido bórico. Las teorías de la conspiración, habitualmente objeto de sarcasmo o afectadas de paranoia, suelen parecerme un ejercicio inútil del pensamiento: ¿estuvimos realmente en la Luna? ¿quién o quiénes ejecutaron a J.F.K. y por qué? ¿existió un complot para asesinar a Lady Di? ¿fue el virus del S.I.D.A. creado específicamente en laboratorio para atacar a determinado sector de la población? ¿son las estelas (chemtrails) que dejan los aviones en el cielo veneno cancerígeno?  Ante este tipo de cuestiones es recomendable tomar las siguientes precauciones intelectuales: la navaja de Ockham y el criterio de falsabilidad de Popper. Si escuchamos a Ockham evitaremos multiplicar innecesariamente los entes. Esto es de mucha utilidad cuando las respuestas a esas preguntas implican extraterrestres, dimensiones paralelas o seres sobrenaturales. Si atendemos a Popper tendremos muy en cuenta que la hipótesis propuesta pueda ser falsada, es decir, que haya algún modo humanamente viable de contrastarla y, en caso de que la evidencia resulte contraria, sea abandonada para siempre. También es recomendable preguntarse si existe algún modo de aclarar definitivamente estas cuestiones o si, por el contrario, cualquier cosa que se diga no hará sino enredar aún más la madeja de la confusión.

Otro aspecto importante acerca de las hipótesis conspirativas es el uso perverso que tuvieron por parte de regímenes totalitarios como el nazi. Hitler fue un maestro utilizando supuestas conspiraciones judías o comunistas para enardecer a las masas. Por tanto, insisto, desconfío de las “consparanoias”.

Es más, un modo más efectivo que la censura para ocultar la verdad es inundar el mercado de falsa información, de teorías conspirativas. El exceso de (mala) información se convierte en desinformación. Llega un momento en que ya es imposible discernir donde está la verdad y dónde la mentira pues terminan mezclándose y actuando como un veneno paralizante. Así, un buen ejemplo es Internet: el lugar ideal para confundirlo todo. Cuando  las búsquedas de Google muestran al mismo nivel lo razonable y lo delirante  la respuesta natural es desconfiar de todo.

También hay que tener en cuenta que algunas de las dudas en torno al 11/S tienen su origen en ideologías políticas para las que no es problema sustituir la información con propaganda si eso sirve a sus fines. Este fenómeno se da tanto a la derecha como a la izquierda. El sector más extremista del Partido Republicano, enemistado desde siempre con el gobierno federal, utiliza los atentados para alertar a la población sobre el recorte de derechos civiles que tuvo lugar tras ellos, la conocida Patriot Act. En principio, no parece mala idea pero si echas un vistazo a algún vídeo de Alex Jones verás que enseguida salta a conclusiones más arriesgadas como que los atentados son el paso previo del gobierno estadounidense a implantar un chip en la cabeza de todos los ciudadanos. Las críticas a la versión oficial de los atentados que se hacen desde la izquierda culpan de los mismos a la CIA. Esta habría diseñado el ataque a las Torres Gemelas como la excusa perfecta para que la primera potencia mundial pudiera hacerse mediante la guerra con las reservas de petróleo en Iraq y Afganistán. Este tipo de operaciones, conocidas como false flags, parece que son corrientes en la política exterior  estadounidense (el hundimiento del Maine, Pearl Harbour…) y también lo fueron en el régimen nazi (el incendio del Reichstag). En cualquier caso, dado que estas versiones pudieran estar ideológicamente sesgadas es preferible ponerlas, por el momento, entre paréntesis.

El Pentágono, tras el ataque del 11/S. ¿Dónde está el avion?

A pesar de todo lo anterior, no puedo dejar de pensar que las imágenes y los testimonios del 11/S plantean dudas razonables acerca de la versión oficial del gobierno estadounidense. No es mi intención aventurar hipótesis sobre los verdaderos autores de los atentados ni engordar el negocio montado en torno al 11/S sino llamar la atención sobre hechos no suficientemente aclarados  por la versión oficial. El primero y más claro es el que ya denunció Thierry Meyssan en La gran impostura: ¿dónde está el avión que impactó contra el Pentágono?

El segundo se refiere al modo en que las Torres se derrumban. Todos recordamos el incendio del rascacielos Windsor en Madrid en 2005: estuvo ardiendo durante 14 horas y aún así la estructura permaneció firme. Sin embargo, a pesar de que las Torres estaban diseñadas para resistir el impacto de un avión de gran tamaño y de que el fuego fue de mucha menor intensidad, tardaron poco más de una hora en colapsar y, prácticamente, convertirse en polvo.

A pesar de estas evidencias, la política internacional se desarrolla al margen de las mismas y ningún filósofo reconocido, que yo sepa, se ha atrevido a meter la nariz en el tema, ni siquiera Chomsky o Zizek. Las ideas alternativas sobre el 11/S han caído definitivamente en el cajón de sastre de las paranoias conspirativas y creo que, por desgracia, nunca más van a salir de ahí.

Para terminar, algunos documentales que pueden servirte de punto de partida para hacer tu propio análisis crítico (el primero es, con diferencia, el más serio):


Bibliografía:

11 replies »

  1. Lo qué es capaz de hacer del hombre para obtener unos determinados objetivos, como se puede jugar de esta menera con tus gentes y con el resto del mundo, con sus vidas, para obtener algo, ¿en qué mundo de mentiras vivimos?, había escuchado algunas leves teorías sobre el 11/S pero no tenía ni idea de todo ésto… Y a ésto ¿cómo se le puede llamar?, ¿qué tipo de “idiología” es ésta?, me quedé en blanco tras ver esos vídeos.

    Más allá de lo que pueda pensar cada uno del vídeo, lo duro es qué solo se reflejen o muestren un tipo de hipótesis en torno al WTC, curiosamente la qué a los que controlan más les favorece.

  2. Esto de las teorias conspirativas tiene mucho que ver con la oralidad y las tradiciones de contar “noticias” o “hechos del pasado” de generación en generación. En África, funciona algo así como “radio macuto” que advierte de unas cosas y anima a otras, alejándose de la versión oficial en la mayoría de las ocasiones.

    Evidentemente no creo que haya que hacer caso a estas teorías, pero sí hay hechos que no se corresponden con la versión oficial que, si nos informamos por “radio macuto”, quizás podamos comprender. ¿Cómo identificar aquellos rumores con algo de verdad y otros con todo de mentira? Pues igual que distinguimos entre “erotismo” y “pornografía”, sin definiciones y con conocimiento adquirido.

    Respecto a las teorías del 11S. El mismo día 12 de Setiembre, un tío mío – expiloto de caza del ejército y que entonces llevaba aparatos parecidos a los secuestrados para Ibera- me comentó que lo del Pentágono le parecía casi imposible de realizar. Más por un novato, como parecía.

    No creo con ello que la CIA, el FBI o cualquiera de las X agencias que tiene EEUU lo fomentaran, lo planificaran o lo ejecutaran. Creo más bien que, como ocurrió en Pearl Harbour por ejemplo, se consintió de alguna manera que los planes terroristas tuvieran lugar. Es decir, que se asumió el ataque para así lograr la legitimidad necesaria para realizar ciertos planes. Y con esto último señalo directamente a un artículo público de C. Rice en un foro norteamericano de comienzos de 2000 en el que indicaba que EEUU, para evitar una recesion galopante, debía empezar a producir más material de guerra.

    Un saludo Eugenio.

  3. Saludos situacionista, gracias por tu comentario tan interesante.

    Respecto a los atentados del 11/S el mundo occidental está aferrándose a ese mecanismo de defensa tan socorrido que es la negación. Nos tragamos la versión oficial y prohibido hacer preguntas. Y si las haces esas preguntas comparten “espacio discursivo” con la amenaza de las chemtrails. El problema de la negación es que tarde o temprano el material reprimido se manifiesta en forma de síntomas patológicos. Toda la historia de este siglo tiene su origen y fundamento es ese acontecimiento. Y puede ser que ese acontecimiento sea una mascarada.

    En el documental Engaño global se toman a risa lo del supuesto terrorista que pilotó el Boeing a ras de suelo durante casi un kilómetro para impactar contra el Pentágono. Según su instructor de vuelo ni siquiera sabía pilotar una avioneta.

    Durante las primarias o las elecciones, no recuerdo, escuché en televisión que los adversarios de Obama lo acusaban de asistir a misa en la Trinity United Church of Christ donde el pastor Jeremiah Wright había acusado al gobierno estadounidense de planear los atentados para legitimar su política exterior. (http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=413847)

  4. El 11/S es y sera una obra de la psicología aplicada al igual que en la idea que tenían los nazis en la segunda guerra mundial por lo cual pudieron desenvolverse psicopáticamente.De un modo diferente o igual a analizar , el 11/S ha sido una obra de la psicología aplicando sus métodos desde su relación con la mente psicopática .La psicología de hoy tiene un una alta valoración en la patología como elemento esencial en el desarrollo de nuevas formas psicológicas que tienen que ver y han tenido también con lo religioso e ideológico .El modelo de la globalizan es y ha sido un modelo puramente psicológico en la que la psicología ha sido promotora de esta situación valiéndose de adicionar una estructura psicológica con un elemento económico motivador al común de la gente y sus acciones sociales totales .En la vida de la gente es común hoy la violencia , la ilicitud confundidas a transgraciones o situaciones desde nuevos momentos modernos sociales .El psicópata en la sociedad ha tendido a ser aceptado y rechazado por igual dentro de este sistema estructural psicológico donde la misma psicología ha confundido adrede patología con psicopatía esculpandose de esta actitud o intentando hacerlo desde su relación con la psicopatía , por lo tanto el psicópata es valorativo para la psicología , este es una persona-objeto y puede tener en cuenta a los demás como personas-objetos que estos a su vez pueden tener a través de esta situación acciones psicopaticas que desde la traduccion a la comprension psicologia se tranforma en psicopatologia , este desenvolvimiento por lo tanto es necesario y maravilloso para la comprención psicológica desde el desempeño del psicologo-psiquiatra y muy valorativo para estos.Desde este punto de vista ellos nunca son responsables de la psicopatía por la que ellos mismos usan e incentivan para desarrollar su quehacer social de poder desenvolverse desde una valoración psicopatológica que nunca debe confundirse con con psicopatía desde su propia comprensión , sin embargo una y otra concepción son fundamentales para su teoría.Lo controvencial es que método usa la psicología para llamarse ciencia y es desde luego su experimentación con la realidad , con la mente de la gente y sus acciones del cual esta debe estar objetivada en su comprensión como si ellos fuera un ente fuera de la situación en si y esta es su impunidad porque nunca logra hacerlo y esta influenciada por su propio ambiente de estudio ; en consecuencia la psicología nunca puede ser una ciencia sino una disciplina y su desenvolvimiento tiene tanto situaciones negativas como positivas del cual nunca son al 100% sino que dependen de la propia comprensión psicológica . La psicología hace y ha hecho estragos tratando de ser algo que sabe nunca puede y se muestra como algo que nunca es.

  5. No se si ha leído o visto Watchmen, el cómic es bastante superior a la película pero el final (escrito en 1986) parece haber sido copiado por los que perpetraron esa masacre.
    Muy buen blog, un saludo.

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s