Ética

25 años desde las matanzas de Sabra y Shatila

Mapa del Líbano

Érase una vez un país milagroso que tenía por nombre Líbano (país de los cedros) en el que vivían en armonía cristianos (maronitas), judíos y musulmanes. Por ley, el Presidente de la República debía ser cristiano, el Primer Ministro suní y el Presidente del Senado chií. Pero un día el conflicto entre Israel y Palestina se les coló como un virus letal. De 1975 a 1980 cristianos y musulmanes se enzarzaron en una terrible guerra civil con la colaboraron de Siria, apoyando a los musulmanes, e Israel y Estados Unidos al otro bando. En 1982 Israel invadió el Libano para expulsar del sur del país al ejército de la OLP (Organización para la liberación de Palestina) dirigido por Yaser Arafat. Un atentado, atribuido a la OLP, acabó con la vida del presidente libanés Gemayel (cristiano) y decenas de personas más. La respuesta del ejército israelí y los paramilitares cristianos fue brutal. Esa misma noche el nefasto jefe de las tropas israelíes, Ariel Sharon, cercó con sus tanques los campamentos de refugiados palestinos de Sabra y Shatila al tiempo que se internaban en ellos escuadras de criminales sin escrúpulos pertenecientes al bando cristiano. Pasaron a cuchillo a más de dos mil personas, incluidas mujeres y niños. Fue una de esas noches en las que te avergüenzas de pertenecer a la especie humana. Todo ello con la más absoluta impunidad y el consentimiento tácito de Occidente.

Guayasamín: Sabra y Shatila, 1987. Casa Museo Guayasamín, Cáceres.
http://www.guayasamin.org

A partir de entonces la eterna guerra palestino-israelí ha tomado el Líbano como campo de batalla. En 1985 Israel retiró sus tropas quedándose con una franja de seguridad al sur del país para evitar atentados de Hezbolá (Partido de Dios, en realidad, fuerzas paramilitares prosirias). En 2000 Israel retiró todas sus tropas del sur del Líbano. En 2005 el primer ministro libanés, Rafik Hariri, que se había propuesto alcanzar la paz mediante acuerdos con israelíes y sirios, fue asesinado en un atentado instigado por Siria. El pueblo libanés inició una revolución pacífica exigiendo la retirada del ejercito sirio del país y la celebración de elecciones libres. Sin embargo, la presencia de Hezbolá en el sur del Líbano, el secuestro de ocho soldados judíos y los inevitables atentados con cohetes
Kazán sobre asentamientos israelíes fue la excusa perfecta para que el ejército de Israel bombardeara el Líbano hasta dejar reducidas a cenizas sus principales infraestructuras. 550.000 desplazados acogidos por familias, 130.000 en refugios improvisados, y cerca de 200.000 emigraron a Siria. Desde agosto de 2006 se han desplegado tropas de la ONU al sur del Líbano con la misión de impedir atentados de Hezbolá que provoquen otra nueva respuesta desproporcionada del ejército israelí. Entre las tropas de la ONU hay soldados españoles. El 24 de junio de 2007 murieron seis en un atentado con coche bomba: tres militares de origen colombiano, Jefferson Vargas Moya, de 21 años de edad; Jeyson Alejandro Castaño Abadía, de 20 años; y Yhon Edisson Posada, de 20 años; y tres militares españoles: Jonatthan Galea García, natural de Madrid y de 18 años de edad, Juan Carlos Villora Díaz, de 20 años y nacido en Ávila y Manuel David Portas Ruiz, natural de Sevilla y de 20 años.

Categorías:Ética, Política

Tagged as: ,

2 replies »

  1. La causa de la tensión en el mundo y el Oriente Medio y el motivo de las guerras en el mundo es
    La existencia del enemigo sionista en la nación árabe y la ocupación de Palestina.
    la existencia judía en el corazón del conflicto árabe-musulmán un gran error, porque esta entidad
    No tiene las características básicas de los componentes del mundo árabe-musulmán, como la religión
    Lengua, costumbres y tradición.
    La única solución para poner fin a la tensión y las guerras y los problemas económicos en el mundo es
    La expulsión de los Judios de Oriente Medio, de Palestina, toda Palestina. Esta solución
    Mejor para el mundo y el pueblo judío, al mismo tiempo. Saludos a todos

  2. No existe LA SOLUCIÓN.

    El único modo de evitar que el polvorín de Oriente Medio estalle y nos lleve a todos consigo es el diálogo y la negociación. Y este sólo es posible si hay buena voluntad por ambas partes.

    Un saludo.

Responder a ARRABbb MUSLIM Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s